Print Friendly, PDF & Email
  • El gobierno impulsa el cultivo de este producto y el desarrollo de su cadena productiva, a través del apoyo realizado desde distintas instituciones que está contribuyendo a generar empleos y bienestar a las familias salvadoreñas.

 La cooperativa Cacao-Chocolate sabe cómo aprovechar todo el valor de ese fruto ancestral. “Comenzamos sacando primero sus tres principales productos: materia para el licor, la cocoa y la manteca, incluso utilizamos la cáscara para alimentar a los animales o lo compostamos para regresárselo de nuevo al suelo como abono”, explica Nelson Márquez, representante de la cooperativa.

 

“Del mucílago de la mazorca pues se está obteniendo vino para degustar; de la cascarilla incluso se hace té”, añade el productor.

 

La cooperativa a la que pertenece es uno de los 32 proyectos de emprendimiento que han sido apoyados directamente por el gobierno a través del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), con transferencia tecnológica que ha ido acompañada de asesoría empresarial por parte de otras instituciones gubernamentales.

 

El apoyo forma parte de la apuesta que el gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén ha hecho para impulsar la producción de cacao como un producto representativo del El Salvador a nivel mundial, esfuerzos cuyos frutos fueron expuestos este sábado durante el programa Casa Abierta, donde productores como Nelson Márquez brindaron sus testimonios.

 

“El legado de todo esto es que podamos transformar las mazorcas de cacao en un delicioso chocolate. Esto es fruto de todo el esfuerzo que se hace en conjunto, de todo el apoyo que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la unidad de cacao en el CENTA, especialmente, están dándonos, están de la mano con nosotros, ayudándonos”, aseguró Márquez.

 

Para su cooperativa no solo ha significado la posibilidad de vender productos de cacao en el mercado nacional e internacional: también conllevado la generación de empleo para numerosas familias.

 

Actualmente, la cooperativa cuenta con 93 asociados e implementa además la iniciativa Mi primer Empleo, en el marco del proyecto de cacaocultura impulsado desde el CENTA, brindándole oportunidades laborales a varios jóvenes.

 

El apoyo gubernamental para el desarrollo de este cultivo se ha cubierto desde distintos flancos, con la participación de varias instituciones. La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), por ejemplo, ha hecho su parte a través del Proyecto Vida, proporcionando arbolitos de cacao a los productores.

 

“Mediante este proyecto se han producido 4.5 millones, de las cuales, el 1.5 son de cacao (…) A la fecha se han plantado 3,000 manzanas de cacao”, aseguró Agustín Mendoza, miembro del Proyecto Vida.

 

Estos esfuerzos han hecho posible un verdadero resurgimiento de este cultivo ancestral,  que incluso fue utilizado en su época como moneda de cambio en las culturas de los pueblos originarios: en 2014 el MAG reportaba 989 manzanas de cacao sembradas en todo el territorio nacional con 365 productores; actualmente están registradas 9,147 manzanas sembradas con este cultivo y se reportan 7,277 productores.

 

“[El cacao] es, uno de los productos de mayor transformación que se está realizando en el país y es uno de los productos exportables, es uno de los productos con los cuales podemos generar empleo y podemos generar riqueza”, aseguró el Presidente Sánchez Cerén al referirse a la apuesta de su gobierno con el cacao.

 

Nelson Márquez, de la cooperativa Cacao-Chocolate, lo tiene claro: el cacao regresó para quedarse y para ayudar al desarrollo de El Salvador.

 

“Le agradecemos, Presidente, porque esto es parte de su trabajo, de los beneficios que usted nos proporciona y estamos pues con estos emprendimientos llevando más bienestar a nuestras familias”, aseguró.

 

 

San Salvador, 25 de agosto de 2018.