Print Friendly
  • Pese a los avances registrados en materia económica, el gobierno considera necesario una ley de responsabilidad fiscal que permita enfrentar los desafíos financieros y  garantizar la permanencia de los programas sociales.

 

La iniciativas económicas y sociales impulsadas por el gobierno conducen al país por el rumbo correcto, así lo consideró hoy el presidente Salvador Sánchez Cerén al manifestar que se está ejecutando un decidido trabajo para generar mayores oportunidades de desarrollo a la población y para garantizar la permanencia de los subsidios, que constituyen un respiro para la economía de las familias.

 

“Queremos aportarle a un país que salga de una situación y pase a tener un nivel de vida mejor”, dijo el  mandatario durante el programa Gobernando con la gente que tuvo lugar en el parque central de Usulután.

 

Indicó que el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 le apuesta al fortalecimiento de tres grandes áreas como lo la salud, la educación y la seguridad, por lo cual el mayor porcentaje del Presupuesto General de la Nación se ha distribuido en programas diseñados para estos sectores.

 

Explicó además que el país experimenta un crecimiento económico, que aunque modesto, evidencia que el trabajo impulsado desde el gobierno sigue la ruta adecuada.

 

En su mensaje el jefe de Estado instó a todos los sectores a prestar atención a las “señales rojas”, que indican los desafíos que aún enfrenta el país como el nivel de endeudamiento, los cuales solo se podrán vencer con la unidad y trabajo coordinado entre todas las fuerzas políticas, económicas y sociales del país.

 

En este sentido, enfatizó en la necesidad de una ley de responsabilidad fiscal que pueda paliar los problemas económicos que enfrenta el país, sin tener que sacrificar los programas sociales que benefician a numerosas familias salvadoreñas.

 

“La deuda del país ronda el 63%, esto es una amenaza que tenemos que resolver, llamo a todos los sectores a que trabajemos por un acuerdo que nos permita un ajuste fiscal, eso va a implicar ajustar nuestro presupuesto, disminuir gastos, no pensamos en despidos, pero sí comenzar a apretarnos el cincho para que el país siga siendo un país de oportunidades, donde sigamos creciendo económicamente”, manifestó.

 

Usulután, 09 de julio de 2016.