Print Friendly

El Salvador continúa avanzando en la erradicación del analfabetismo y en garantizar el acceso a servicios básicos para la población, según lo reveló la encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) 2013, publicada por la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC) y el Ministerio de Economía.

De acuerdo con el estudio, durante el año pasado se redujo la tasa de analfabetismo en la población de 10 años y más, bajando de 12.4%, registrado en 2012, a 11.8% en 2013. El impacto fue mayor en la zona rural ya que los resultados muestran una baja de un punto porcentual (19.9% a 18.9%), mientras que en el área urbana la reducción fue de 8.2% a 7.6%.

Asimismo, la encuesta refleja una mejor cobertura en cuanto al acceso a servicios  como el agua potable por cañería, acceso a energía eléctrica y a servicios sanitarios en los hogares salvadoreños, principalmente en la zona rural del país.

La tendencia a nivel nacional muestra que la cobertura de agua por cañería fue de 86.6% en 2013, 1.2% más que en 2012, mientras que al acceso a energía eléctrica llegó a 95%, sumando 1.4 puntos porcentuales más en un año.

En cuanto a los hogares con acceso a servicio sanitario, el año 2013 presentó una cobertura de 97.0%, registrándose un aumento de 0.5 puntos porcentuales a nivel nacional respecto a 2012. En el área rural, la proporción de hogares con acceso a servicio sanitario fue de 92.3%, 1.5% más con relación al acceso en 2012.

En sus mensajes a la nación, el presidente Salvador Sánchez Cerén ha reiterado que el acceso a la educación y a los servicios principales de la población son prioridades en su gestión, por ello se ha comprometido a darle continuidad a los planes ejecutados desde el pasado quinquenio para continuar registrando una tendencia positiva en estos importantes indicadores sociales.

Una de estas apuestas es el Programa Nacional de Alfabetización “Educando para la Vida”, promovido por el ministerio de Educación (MINED) desde 2009, y el cual impulsa iniciativas que han contribuido a disminuir el analfabetismo y promueven la continuidad educativa de las personas jóvenes y adultas que no recibieron o no han complementado sus estudios de educación básica.

Por medio de este programa, el gobierno ha logrado alfabetizar a más de 175 mil personas y declarado a 21 municipios libres de analfabetismo, así como a la zona protegida El Trifinio.

“La educación es también un pilar de la sociedad. Como maestro y ex Ministro de Educación, conozco de primera mano los retos. Vamos a trabajar para que todos los salvadoreños tengan acceso a la formación para la vida y la competencia laboral. Por ello, vamos a continuar con la reforma educativa”, dijo el mandatario durante su discurso en la ceremonia de  traspaso de mando presidencial el 1 de junio pasado.

Asimismo, reiteró el compromiso de su gobierno de “dignificar los distintos servicios que presta el Estado”, ya que considera “que un pueblo sano es productivo, lleno de esperanza y dispuesto a luchar por su felicidad”.

San Salvador, 26 de agosto de 2014.