Print Friendly

El Gobierno de El Salvador, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, condena enérgicamente la prueba nuclear realizada por Corea del Norte, hecho llevado a cabo el pasado 3 de septiembre y al que nuestro país ha dado seguimiento con mucha preocupación.

Esta prueba nuclear nuevamente constituye una clara amenaza a la paz y la seguridad internacional. Por ello, El Salvador expresa que es urgente la búsqueda de soluciones en los espacios multilarerales competentes que permitan frenar este tipo de acciones.

El Salvador reitera su compromiso con los propósitos y los principios de la Carta de la ONU, por lo que aboga por un mundo libre de armas de nucleares y rechaza cualquier tipo de acto que vaya encaminado a propiciar su proliferación.