Print Friendly, PDF & Email
  • El Presidente Sánchez Cerén participó en el evento de conmemoración del llamado “Protocolo de San Salvador”, el cual ha sido ratificado por 16 Estados desde su aprobación en 1988. El Salvador registra avances en las garantías de los derechos a los que se refiere el documento.

 

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, participó este martes en los actos conmemorativos de los 30 años del Protocolo adicional a la Convención Americana sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (“Protocolo de San Salvador”), aprobado el 17 de noviembre de 1988 en la ciudad de San Salvador, el cual establece compromisos para los Estados partes orientados a brindar garantías al cumplimiento de los derechos a los que hace referencia.

Al evento, realizado en  la capital salvadoreña y organizado por el gobierno salvadoreño junto a la Organización de Estados Americanos (OEA), fueron convocados los Estados partes del protocolo, organismos especializados en Derechos Humanos, organizaciones de la sociedad civil y académicos, y distintos actores interesados en los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC).

Asimismo, se contó con la presencia de expertos y expertas del Comité Europeo de Derechos Sociales de modo de poner exponer las experiencias en ambos sistemas regionales de Derechos Humanos.

“Durante las últimas tres décadas adquirimos experiencias y capacidades que nos han permitido enfrentar grandes desafíos en materia económica y social, y avanzar en el cumplimiento de los objetivos que dieron vida al Protocolo de San Salvador, ratificado por 16 de los 35 países miembros de la OEA”, aseguró el Presidente durante su alocución.

El Salvador ratificó este protocolo en 1995 con el compromiso de garantizar los derechos al trabajo, derechos sindicales, derecho a la alimentación adecuada, derecho al medio ambiente sano y el derecho a los beneficios de la cultura con sus consiguientes derechos transversales.

El jefe de Estado salvadoreño destacó que el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 que implementa su gobierno fue concebido para propiciar el cumplimiento de estos acuerdos.

Señaló que, como parte de las revisiones que se realizan para evaluar la implementación del protocolo, El Salvador ha presentado dos informes: el primero referido a las medidas adoptadas para asegurar derechos como la seguridad social, la educación y la salud; y el segundo en el que se exponen los avances relacionados con los derechos laborales y sindicales y a un empleo digno, así como el disfrute de un medio ambiente sano, la alimentación y el acceso a la cultura.

“Hemos avanzado en la calidad y cobertura del sistema educativo, gracias a iniciativas y programas nacionales como la Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, la capacitación de los docentes, la entrega gratuita en la enseñanza pública de los útiles escolares, uniformes y zapatos, la alimentación de los estudiantes, entre otros”, aseguró el Presidente.

“Mediante el Programa Nacional de Alfabetización, desde el 2009 hemos declarado libres de analfabetismo a más de 90 municipios”, añadió, destacando que por estos esfuerzos El Salvador obtuvo un reconocimiento a nivel internacional otorgado por la Fundación Mundial para la Alfabetización.

“En materia de salud, logramos la ampliación progresiva de la cobertura y la prestación integral de los servicios médicos de forma oportuna y gratuita a partir de una reforma integral del sistema”, destacó.

El gobernante también enfatizó otros avances en el cumplimiento de derechos medioambientales, a través de iniciativas como la conformación de Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONASAN), y culturales, con la creación del Ministerio de Cultura.

“Tengo la certeza de que los resultados de este encuentro nos permitirán implementar estrategias para la sostenibilidad de los esfuerzos regionales, en aras de garantizar el cumplimiento de los derechos económicos, sociales y culturales de nuestros pueblos”, dijo el Presidente.

 

 

San Salvador, 14 de agosto de 2018.

Conmemoración de los 30 años de Protocolo de San Salvador y aplicando los Derechos sociales en la Región.