Print Friendly

La Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) 2013, que cada año realiza la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC), reveló que El Salvador avanza en el combate a la pobreza y el desempleo, y que se registra un aumento en el nivel de ingresos de los hogares gracias al impacto positivo que están teniendo las políticas públicas en materia social y económica.

La EHPM señala un incremento de alrededor de $50 en el ingreso medio mensual de los hogares y, a nivel nacional, la proporción de familias en situación de pobreza refleja una reducción de cinco puntos porcentuales entre 2012 y 2013.

En 2012 la proporción de hogares pobres era de 34.5% mientras que al final del año pasado la tasa se redujo al 29.6%. Esta reducción en la proporción de hogares pobres es mayor en el área rural que en el área urbana, pues, en el primer caso, la reducción fue de 7.3 puntos porcentuales, pasando de 43.3% en 2012 a 36% en 2013; y en el segundo caso, se redujo en 3.7 puntos, pasando de 29.9% en 2012 a 26.2% en 2013.

También a nivel nacional, la proporción de hogares caracterizados como pobres extremos se redujo en aproximadamente dos puntos porcentuales, con lo que llegó a 7.1 por ciento en 2013.

Este estudio, promovido por el Ministerio de Economía (MINEC) a través de la DIGESTYC, considera a los hogares en situación de pobreza a aquellos cuyo  ingreso no es suficiente para cubrir el costo de canasta básica alimentaria, más gastos de vivienda, transporte, salud, educación y vestido.

En cuanto al desempleo la encuesta refleja que a nivel de país se registró una tasa de 5.9%, disminuyendo en 0.2 puntos porcentuales en  comparación con el año 2012.

De acuerdo con la Viceministra de Comercio e Industria, Merlin Barrera, la implementación de políticas públicas en el área social, han incidido en la reducción de la pobreza, pues contribuyeron a complementar el ingreso de los hogares.

Agregó que el mejoramiento de las condiciones de vida de las familias salvadoreñas se ha incrementado por la intervención en la cobertura de los servicios básicos, una de las apuestas del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén en este quinquenio, que busca continuar en la ruta para lograr una sociedad menos desigual y más equitativa.

Desde el inicio de su gestión, el jefe de Estado ha reiterado que la primera apuesta en su gobierno es el desarrollo social y económico, haciendo énfasis  en la transformación productiva y en la puesta en marcha de un modelo de desarrollo más justo e inclusivo.

En este sentido, se ha trabajado por el impulso de una logística comercial que responda a la demanda de crecimiento y de generación de empleos, y a  través de las distintas carteras de Estado se ha continuado con las acciones en beneficio de la población más excluida del país, como la entrega y legalización de  escrituras, la entrega de paquetes agrícolas, los Festivales para el Buen Vivir e inauguración de importantes obras de infraestructura que son claves para alcanzar el desarrollo.

Vamos a garantizar una gobernabilidad fundamentada en el crecimiento, en la distribución social del ingreso, en el respeto y la promoción de la institucionalidad democrática y de la seguridad jurídica y ciudadana. En síntesis, en la búsqueda permanente del desarrollo y el compromiso irrenunciable con la justicia social”, fue el mensaje del mandatario en la ceremonia de traspaso de mando, celebrada el pasado 1 de junio.

San Salvador, 26 de agosto de 2014.