Print Friendly

Las enérgicas medidas para combatir la criminalidad anunciadas por el presidente Salvador Sánchez Cerén, que concitan un vasto apoyo nacional, junto al crecimiento de la economía en 2015, el mayor de los últimos cinco años, fortalecen la confianza y esperanzas en la ruta trazada por el gobierno para el progreso de El Salvador

.

Como otra buena señal de este tiempo alentador que vive el país, el estadista puso en marcha el jueves 31 de marzo uno de los programas insignias de la política social de su administración y que marca otro cambio profundo a favor de las nuevas generaciones: El Programa de Empleo y Empleabilidad Jóvenes con Todo.

La noche del miércoles anterior el Presidente tocó todas las fibras del corazón de las salvadoreñas y salvadoreños con un mensaje a la nación en el cual anunció las primeras medidas extraordinarias para derrotar a las bandas de asesinos que llenan de muerte y sufrimientos a la población, sobre todo a la gente humilde.

“Tanta crueldad contra nuestro pueblo no puede continuar, le pondremos fin con la fuerza de la justicia, con absoluta determinación”, subrayó el líder de la nación, quien enfatizó que “Es tiempo de unirnos y actuar juntos”.

El respaldo a las medidas extraordinarias contra las bandas de criminales de inmediato se hizo viral en las redes sociales e incluso los más mezquinos adversarios del gobierno tuvieron la prudencia de guardar silencio y otros se resguardaron en el beneficio de la duda.

“Dele con todo, mi Presidente”, escribió una mujer en una de las redes sociales, sacudidas por un alud de expresiones de apoyo al gobernante.

El consenso nacional logrado por el presidente Sánchez Cerén en la lucha contra la delincuencia se reflejó con nitidez el primer día de abril en la Asamblea Legislativa, cuando los diputados aprobaron por unanimidad un decreto propuesto por el gobierno con acciones extraordinarias contra la delincuencia.

“Unánimemente estamos diciendo un ¡Basta ya!, y es un mensaje para los delincuentes. Decirle a los salvadoreños y salvadoreñas, pedirles que tengan fe, que confíen en lo que se está haciendo”, afirmó el diputado Guillermo Gallegos.

El presidente Sánchez Cerén suscribió poco después el decreto y el primer día de abril entró en vigencia con la publicación en El Diario Oficial.

Esa misma tarde, el estadista se reunió con la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Erthain Cousin, para abordar la estrategia de apoyo a Centroamérica del organismo ante las sequías que afectan la región.

La cruzada nacional contra los grupos criminales y para la tranquilidad de las familias es palabra cumplida por el Presidente, quien la adelantó el día cuando tomó posesión por la voluntad del pueblo en las urnas.

“A partir de hoy me pongo al frente del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana”, proclamó ese histórico 1 de junio de 2014.

Las medidas extraordinarias contra la violencia coinciden con otras buenas noticias que confirman el rumbo correcto dado a El Salvador por el Presidente: la economía creció 2.5 ´por ciento en 2015, el mayor registrado en los últimos cinco años.

El presidente del Banco Central de Reserva, Óscar Cabrera, explicó que el aumento fue impulsado por el consumo interno, el repunte de la inversión privada y las exportaciones y significa una salida gradual de la trampa de bajo crecimiento que caracterizó a la economía salvadoreña durante las últimas décadas.

A lo anterior se suma la puesta en marcha de la primera sede del programa Jóvenes con Todo, en el populoso municipio de Soyapango, una iniciativa que abrirá un nuevo de oportunidades a 100 mil jóvenes en este quinquenio.

“Los jóvenes son la fuerza vital de esta nación, y no se doblegan ante nada, y están dispuestos a seguir”, expresó el Presidente para confirmar este tiempo de confianza y esperanzas de El Salvador.

San Salvador, 3 de abril de 2016