Print Friendly

Decir que El Salvador es el país más atrasado en América Latina en materia de telecomunicaciones por no contar aún con una plataforma 4G para navegar desde celulares y tabletas es una aseveración irresponsable, según el secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana.

Para el funcionario, estas declaraciones -expuestas por un alto ejecutivo de una empresa de telefonía que opera en el país- carecen de objetividad, ya que la región latinoamericana cuenta con un reducido porcentaje en las aplicaciones correspondientes a esta plataforma.

“Según un documento de las Naciones Unidas en septiembre de 2014 solo un poco más del uno por ciento de las conexiones en América Latina eran 4G (…) a mí me parece que (esas declaraciones) no tienen suficiente objetividad, que tienen más bien una intención perversa de incidir en la situación para asegurar privilegios a la empresa”, dijo el funcionario en la entrevista El Salvador Ahora, que transmite Canal 10 y Radio Nacional.

Manifestó que El Salvador ocupa, en este momento, uno de los primeros lugares en América Latina en el crecimiento del acceso a la telefonía, pues los niveles de consumo per cápita son equivalentes a los países desarrollados.

“Más del 50% prácticamente de los teléfonos tienen acceso a Internet, a parte de otro tipo de Internet. Claro, nuestros desafíos deben de ser justamente pasar del Internet de consumo al Internet de la producción, al Internet que incida en el desarrollo económico del país, en el desarrollo científico del país”, dijo.

Agregó que El Salvador es además una de las pocas naciones de América Latina que tiene el servicio de portabilidad numérica, que permite al usuario llevarse su número de teléfono a la empresa que le ofrezca mejores condiciones.

El secretario manifestó que el propósito de algunas empresas de telefonía es incidir para que no se apruebe la propuesta de Contribución Especial a los servicios de telefonía, presentada por el gobierno, así como acelerar el proceso de asignación de frecuencias del espectro radioeléctrico.

“Ahora ellos dicen que estamos atrasados porque El Salvador no ha licitado esa banda ancha. Y no lo hemos hecho, como no lo hicieron los anteriores gobiernos, no porque no tengamos voluntad de hacerlo, sino porque hay una sentencia, una medida cautelar de la Sala de lo Constitucional que ha impedido hacer cualquier tipo de movimiento en el espectro radioeléctrico”, aseveró.

“Hay que tomar en cuenta que en el 2017 vencen prácticamente todas las concesiones de televisión, radio y telefonía. Entonces esta es la preocupación de las empresas, pero eso no se resuelve hablando en mal del Gobierno, hablando en mal del país, que somos los más atrasados, esto no se resuelve de esa manera”, reiteró.

Detalló que en el tema de asignación de frecuencias la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) iniciará un proceso de licitación conforme a lo que establece la normativa legal.

“La ley establece que un año antes de vencer las frecuencias, el espectro de telefonía, tiene que iniciarse el proceso de una licitación, y la SIGET que es el ente regulador es la que debe hacer esa operación, debe establecerse un valúo lo suficientemente objetivo, no lo que dicen las empresas que eso vale, sino que debe hacerse un valúo con un rigor técnico, profesional y esa será el piso de la licitación”, manifestó.

“Esa es la preocupación y por eso es que hay una presión que se les entregue ya ese espectro, esa banda adicional. Por supuesto, que esas bandas también se van a licitar, esas frecuencias se van a licitar y serán aquellas empresas nacionales o internacionales que tenga la mayor capacidad económica como dice la ley las que van a tener el resultado de ganar esa licitación”, precisó

San Salvador, 19 de octubre de 2015