Print Friendly, PDF & Email
  • En el mes de septiembre, proclamado como mes de la alfabetización por el Presidente, El Salvador conquistó su municipio número 100 «libre de analfabetismo», y los esfuerzos por erradicar este flagelo en todo el país, continúan con fuerza.

 

«Yo soy uno de esos que no conocía ni una letra (…) ahora estamos aprendiendo algo, para no quedarse a que alguien lo discrimine a uno, porque eso pasa cuando uno no sabe nada, lo hacen a un lado».

 

Estas fueron las palabras de don Ricardo Méndez, uno de los beneficiados con el Programa Nacional de Alfabetización que participó hoy, junto a otros asociados, voluntarios y promotores del programa, en el programa Casa Abierta.

 

A sus 71 años de edad, don Ricardo no estimó que era demasiado tarde para aprender; más bien, con esfuerzo y dedicación emprendió el camino del saber, de la mano de voluntarios y promotores del programa que trabajan juntos por el sueño de sacar al país del analfabetismo.

 

Yanira del Carmen Ramos es una de las promotoras del programa en el municipio de Nejapa, y asegura que los obstáculos son muchos, sin embargo, continúan esta noble tarea.

 

«Realizamos la labor que se nos ha encomendado; como equipo estamos al 100 por ciento para lograr que el país sea declarado libre de analfabetismo, y acompañar a todos nuestros asociados que son el motor para lograr todo lo que nos hemos propuesto», detalló la promotora.

 

Este año ha sido declarado por el Presidente Sánchez Cerén como «Año de la Alfabetización», y los esfuerzos se han redoblado con la ayuda de instituciones que se han sumado en pro de la alfabetización, particularmente en este mes de septiembre en el marco de las fiestas patrias.

 

El Ministerio de Educación (MINED) lidera este esfuerzo, que se ha fortalecido con el aporte de instituciones como el Registro Nacional de las Personas Naturales. «La información que nos ha brindado ha sido de mucho apoyo, porque hemos pasado de buscar a las personas sin saber quiénes eran, casa por casa, y ahora ya sabemos dónde las podemos ubicar», destacó la directora nacional de educación de jóvenes y adultos del MINED, Angélica Paniagua.

 

Asimismo, se cuenta con el apoyo de la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC), Correos de El Salvador, quienes dedicaron un sello postal a la alfabetización, el cual llega a 200 países; el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) donó 1,000 cartillas para el programa, y 500 fueron donadas por la Corporación Salvadoreñas de Inversiones (CORSAIN).

 

La directora Paniagua dijo que la conformación, por mandato presidencial, de la Comisión Nacional de Alfabetización (CNA), y el nombramiento de embajadores de la alfabetización, a nivel nacional e internacional, quienes «acompañan el programa, algunos donando recursos».

 

Además, se cuenta con el fondo de la alfabetización, por medio del cual se logró recaudar $40 mil en distintas actividades, como carreras, destinados a la compra de materiales para alfabetizar.

 

Otro de los actores clave para llevar a cabo este esfuerzo es la municipalidad. El apoyo de los gobiernos locales constituye un gran beneficio para las comunidades, acompañando y facilitando el trabajo de los equipos de alfabetización.

 

Desde 2009 que inició este esfuerzo, acompañado por la brigada cubana en El Salvador, con la aplicación del método Yo sí puedo, se ha pasado de contar con 200 promotores nacionales, a una cifra de 600, quiénes, junto a aquellos salvadoreños que deciden salir de la oscuridad del analfabetismo, protagonizan esta gran obra social.

 

«Ustedes son los que han hecho posible avanzar en ese enorme reto que tenemos de convertir al país en un país libre de analfabetismo (…) Es una enorme aspiración (…) Quiero llamar a toda la sociedad salvadoreña, que este es un reto de país que todos podemos contribuir», expresó el Presidente, Salvador Sánchez Cerén.

 

 

San Salvador, 22 de septiembre de 2018.

 
Casa Abierta- La Alfabetización , Sigamos Creando Futuro (10)