Print Friendly

 

Erradicar el fenómeno de la violencia y la inseguridad y promover una cultura de paz y convivencia a nivel mundial para garantizar el respeto a los derechos humanos son prioridades del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.

 

Así lo manifestó el líder de la nación durante su participación en el 37° foro anual de Parlamentarios para la Acción Global, inaugurado hoy en el país, reiterando  que El Salvador mantendrá su incondicional apoyo a la promoción del desarme, la seguridad internacional y la cultura de paz a nivel mundial.

 

De acuerdo con la Encuesta de Armas Pequeñas (Small Arms Survey) de 2014, se estima que al menos 526 mil personas mueren violentamente cada año en el mundo y que más de tres cuartas partes de estos crímenes suceden en zonas fuera de conflictos armados.

 

“Estos datos permiten que nos demos cuenta de una realidad, y es que son las armas pequeñas y ligeras las verdaderas armas de destrucción masiva, ya que son las que están cobrando la vida de cientos de miles de personas al año en el mundo”, dijo el jefe de Estado en su discurso ante los parlamentarios internacionales.

 

Agregó que “a esas cifras debemos ponerle rostros y darle una especial preponderancia al desarme, la regulación y control de armas convencionales que causan tanto sufrimiento a la población en general”, y de esta manera garantizar la estabilidad de la región y el respeto irrestricto de los derechos humanos.

 

Para el mandatario salvadoreño es necesario reflexionar en que el impacto del flagelo de la violencia  “se cuenta no solo en el número de muertos y heridos, sino además se ve reflejado en el debilitamiento del tejido social, el clima de inseguridad, y el alto costo asociado que impacta la capacidad de desarrollo de  las sociedades”.

 

El foro anual de Parlamentarios para la Acción Global “El rol de los parlamentarios en el apoyo a la Paz y la Seguridad” busca promover la universalidad y la aplicación efectiva del Tratado de Comercio de Armas y la Convención de Armas Biológicas y Toxinas, para ayudar a alcanzar un mundo pacífico.

 

San Salvador, 30 de noviembre de 2015.