Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, elogió durante el programa Casa Abierta el trabajo de miles de voluntarios y las autoridades del Ministerio de Educación que trabajan para declarar al país libre de analfabetismo, una aspiración del gobierno que es fundamental para mejorar la vida y dar la luz del conocimiento a miles y miles de salvadoreñas y salvadoreños.

 

En Casa Abierta el gobernante compartió, en el marco del Día Internacional de la Alfabetización, que se celebra cada 8 de septiembre, historias de éxito de personas que han sido alfabetizadas, voluntarios que trabajan con ahínco en esta tarea humanitaria, empresarios y medios de comunicación que también están comprometidos con la enseñanza básica a personas que no pudieron aprender en su niñez.

“Podemos alcanzar esa meta y declararnos un país libre de analfabetismo”, expresó el jefe de Estado en la Residencia Presidencial, recinto en el que ahora el gobernante se reúne cada 15 días con distintos sectores sociales.

Enfatizó que desde 2009 El Salvador redujo la tasa de analfabetismo en 6.1 puntos porcentuales, situándose este año en 11.8% de la población.

Se han declarado 29 municipios libres de analfabetismo y este año la meta es sumar otros 23 municipios con esta condición, para lo cual se cuenta con el apoyo de más de 14 mil voluntarios y unas 44 mil personas inscritas en los círculos de alfabetización.

El presidente dijo que hay personas que quieren hacer ver a El Salvador como un país que no tiene futuro, pero nuestra nación “está construyéndose, y está construyendo soluciones, está construyendo alternativas”.

“La educación es un elemento fundamental para el desarrollo de los países” y actualmente distintos sectores están trabajando en el Consejo Nacional de Educación, donde se construyen más propuestas para mejorar la calidad del sistema educativo.

“En El Salvador nos hemos propuesto mejorar las condiciones de vida de los salvadoreños y no puede ignorarse que para mejorar las condiciones de vida se deben tener conocimientos, habilidades, destrezas y estas se adquiere en el conocimiento y en la educación”, expresó el estadista salvadoreño.

El ministro de Educación, Carlos Canjura, informó que el gobierno está haciendo un gran esfuerzo para “lograr que en el 2019 nos declaremos libres de analfabetismo”.

“Ese es un enorme reto, nosotros estamos logrando metas que van más allá de lo que nosotros estamos proponiendo, las metas, por ejemplo, que nos habíamos propuesto para este año era tener aproximadamente 35.000 asociados en este programa, pues ya tenemos más de 44.000, los voluntarios trabajando en este tema que se calculaba que debían ser por lo menos unos 6.500, pues ahora estamos con 14.000”, destacó el funcionario.

Miriam Zepeda, una alfabetizada de 60 años, agradeció al presidente por la decisión de apoyar la alfabetización de adultos. Comentó que ahora puede leer la Biblia y en su trabajo en un kinder le ha ayudado a entregar las bolsas con el nombre de las niñas y niños, actividad que antes no podía realizar.

“Me siento muy contenta porque yo nunca fui a la escuela en mi niñez, pero ahora yo tengo 60 años y hoy ahora deletreo las letras, yo ya sé que dice y eso me hace muy feliz”, expresó

 

Antonio Mónico, voluntario alfabetizador de Ciudad Arce, dijo que acumula tres años de estar participando en el Programa Nacional de Alfabetización, tiempo en que ha logrado certificar a dos círculos que estaban a su cargo, en los que se alfabetizaron personas con discapacidad visual.

 

“Estamos tratando de hacer lo mejor posible  para  que estas personas aprendan a leer y a escribir y que se sientan muy seguras porque en nuestro país, por muchos años, el sector con discapacidad había sido muy, pero muy abandonado, pero con este programa impulsado a partir de 2009 nosotros nos sentimos muy orgullosos y estamos dispuestos a ayudar en todo lo que sea posible”, dijo el voluntario.

 

Por su parte, Leonel Herrera, director de la Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS), reiteró el apoyo de las radios comunitarias a nivel nacional para seguir transmitiendo las radio clases.

 

Expresó que esta tarea es importante para el desarrollo del país y destacó la responsabilidad que deben tener los medios de comunicación para formar y educar a la población.

 

San Salvador, 5 de septiembre de 2015.