Print Friendly
  • Durante el segundo año de gobierno del presidente Sánchez Cerén el crecimiento económico se consolidó en un 2.5%, cifra que ha superado el potencial histórico de la economía salvadoreña.

 

En dos años de gestión el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén ha dado un impulso a la economía a través de las políticas públicas que ha permitido consolidar el crecimiento en un 2.5%, alcanzado en 2015, el  mayor porcentaje registrado en los últimos siete años.

 

“En 2015 crecimos al 2.5%, teníamos un crecimiento del 2%, subimos al 2.5% en el 2015, y en el 2016 tenemos planteado tener un crecimiento entre el 2.3% y el 2.6% dado que nosotros vemos un entorno favorable para la economía salvadoreña”, aseguró el jefe de Gobierno durante la presentación del informe del Gabinete Económico.

Este crecimiento ha sido impulsado por el dinamismo mostrado en los sectores en los cuales se ha concentrado la acción gubernamental, siendo el sector industrial, en específico el rubro de la manufactura, el que más aportó al crecimiento.

 

Dicho rubro creció un 3.4%; el sector transporte y almacenamiento, por su parte, creció un 3.3%; el comercio, restaurantes y hoteles un 2.8%, mientras que el sector construcción incrementó un 1.5%, que viene de un decrecimiento de -0.9%.

 

Destacan también los resultados obtenidos en turismo, sector que en 2015 registró ingresos por $1.255 millones, equivalente al 4.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Sobresale dentro de este impulso al crecimiento económico la disminución en las tarifas de la energía, gracias a una reducción a nivel internacional de los precios del petróleo y la diversificación de la matriz energética incrementando el uso de fuentes renovables, objetivo en el cual el gobierno del presidente Sánchez Cerén ha puesto énfasis.

 

En total, los precios de la tarifa de energía eléctrica han acumulado reducciones que suman un 49.2%; en tanto, la factura petrolera en 2015 se redujo en $753 millones con respecto a 2014, beneficiando de esta manera a las familias salvadoreñas y a los empresarios con la reducción de costos.

 

Además, la participación de fuentes limpias y renovables dentro de la matriz energética aumentó en un 2%.

 

El secretario técnico y de planificación y coordinador de este gabinete, Roberto Lorenzana, destacó además que el aumento del consumo interno ha contribuido a dinamizar la economía durante estos dos años.

 

“Ha habido en el año 2015 un incremento del salario nominal y real de 6.8% y un crecimiento de las remesas, lo cual también dinamiza la demanda interna”, apuntó.

 

El funcionario también hizo énfasis en el aumento del empleo registrado en estos dos años, período en el cual aseguró que se han creado 35.248 nuevas fuentes de trabajo.

 

“El Salvador es el  segundo  país en América Latina en 2015 en crecimiento de las exportaciones y en ese mismo año fuimos el líder en Centroamérica en crecimiento de exportaciones”, detalló el secretario.

 

Destacó además que en 2015 la inversión privada ascendió a $1.229 millones, mientras que la inversión extranjera directa totalizó $1.060 millones, datos que aseguró muestran que El Salvador es atractivo para los inversionistas.

 

“El Salvador mejoró 11 posiciones de acuerdo al indicador del Doing Business, un indicador del Banco Mundial que mide el clima de inversiones: pasamos de la posición 97 a la 86”, indicó.

 

El vicepresidente de la república y comisionado presidencial para la inversión, Oscar Ortiz, aseguró, por su parte, que la tendencia de incremento de la inversión privada mejorará a la luz de los esfuerzos que se están realizando para garantizar un clima de seguridad en el país.

 

“Creemos que así como vamos en materia de seguridad, esto va a tener un impacto muy bueno en el crecimiento económico en el transcurso de este año y del próximo año”, dijo.

San Salvador, 24 de mayo de 2016.