Print Friendly
  • El canciller salvadoreño amplió sobre los anuncios hechos el sábado por el presidente Salvador Sánchez Cerén: la apertura de una embajada en Bolivia y el fin de las negociaciones del acuerdo de alcance parcial con Ecuador.

 

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén ha dado un paso más en el fortalecimiento de las relaciones Sur Sur con la próxima apertura de una embajada salvadoreña en Bolivia y la conclusión de las negociaciones del acuerdo de alcance parcial con Ecuador.

 

“Esta semana hemos concluido un acuerdo comercial con Ecuador (…) lo que buscamos es incrementar la cooperación, mejorar la inversión de Ecuador aquí en el país y además tener más artículos de comercialización”, informó el  mandatario el pasado sábado (3 de septiembre) en el programa Gobernando con la Gente, realizado en el  municipio de San Martín.

 

El canciller de la república, Hugo Martínez, confirmó este lunes el final de las negociaciones del acuerdo, el cual incluye un componente comercial y uno de cooperación.

 

“Ya tenemos una lista de productos significativos que son parte de ese acuerdo y esperamos que eso va fortalecer la relación comercial con Ecuador también”, aseguró el canciller Martínez.

 

Respecto a la apertura de la embajada en suelo boliviano –que el presidente anunció para el próximo miércoles 7 de septiembre–, el ministro de exteriores dijo que este suceso culmina el impulso que han dado a la relación entre ambos países los presidentes Sánchez Cerén y Evo Morales, de Bolivia, quienes acordaron la instalación de la sede diplomática tras un encuentro que protagonizaron el 5 de marzo en Venezuela.

 

El próximo miércoles “estaremos sosteniendo una comisión binacional con el canciller (David) Choquehuanca para ver cómo mejoramos los temas de inversión, de cooperación, de comercio”, dijo el canciller salvadoreño.

 

El presidente Sánchez Cerén aseguró el pasado sábado que su gobierno cree que “Bolivia es ahora una economía muy dinámica y que podemos buscar mejores acuerdos de cooperación a través de la [nueva] embajada y podemos trabajar en un mejor intercambio comercial”.

 

Este acercamiento permitirá que “los productos de aquí, que producen el sector privado, puedan venderse y nosotros podamos comprar también productos de Bolivia, y también que el capital boliviano pueda invertir aquí en el país”, señaló el mandatario.

 

“Nosotros tenemos una política internacional abierta al mundo, nosotros buscamos relacionarnos con todo el mundo; nosotros no ponemos las relaciones condicionadas al pensamiento ideológico, sino que las relaciones las ponemos en función del bienestar del pueblo salvadoreño”, añadió el estadista.

 

San Salvador, 5 de septiembre de 2016.