Print Friendly

El Gobierno de El Salvador, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en El Salvador, mediante el Fondo Mundial del Ambiente (GEF por sus siglas en inglés) invertirán $7, 959, 370 para implementar el proyecto sobre adaptación al cambio climático en municipios de Candelaria de la Frontera y Texistepeque, en Santa Ana.

El proyecto adaptación al cambio climático para reducir la degradación de la tierra en micro-cuencas frágiles en dichos municipios, busca mejorar la adaptación para reducir los riesgos y responder a la variabilidad climática de alrededor de 1,500 hectáreas; así como incrementar un 10% la producción de alimentos y mejorar los hábitos alimentarios de las familias productoras participantes.
“Con este proyecto, a los agricultores se les va a enseñar técnicas para retener humedad del suelo, además van a recibir acompañamiento técnico y la provisión de algunos insumos como plantas, además se les enseñará a construir viveros”, detalló el titular del MAG, Lic. Orestes Ortez.
El funcionario, solicitó un mayor compromiso a los municipios, tanto a las comunidades de Candelaria de la Frontera como a las comunidades de Texistepeque, para que asuman una mayor cooperación e involucramiento, “pensemos qué clima le vamos a dejar a los hijos y a los nietos”, manifestó el funcionario de esta cartera de Estado.
Si bien la intervención inicia en estos dos municipios de Santa Ana, el proyecto se va ampliar a otros municipios del corredor seco de este departamento. El Ministerio de Agricultura y Ganadería, entre sus competencias dará dos tipos de acompañamientos fundamentales a los productores agropecuarios, entre ellos, recuperación de suelos, cuencas y bosques.
En el acto de inauguración realizado en Candelaria de la Frontera, el ministro del MAG, afirmó que con esta inversión se apoyará directamente a más de 1,200 familias de pequeños productores agropecuarios”
“El objetivo de desarrollo del proyecto es incrementar y mejorar la provisión de bienes y servicios de la agricultura y la silvicultura de una manera sostenible, a través de la promoción de prácticas de gestión y uso sostenible de la tierra y del agua en áreas con recursos naturales altamente erosionados y vulnerables a la desertificación en el departamento de Santa Ana” explicó el representante de la FAO, Alan González.

Los territorios específicos donde se implementarán el proyecto son las sub-cuencas de Atescatempa, Cusmapa, Guajoyo y Pampe del Municipio de Candelaria de la Frontera; y Barranca Honda, El Palmo, Ipayo y San Jacinto del Municipio de Texistepeque; zonas ubicadas dentro del “corredor seco” y constantemente afectadas por sequías debido a la variabilidad provocada por el Cambio Climático.
El representante de la FAO explicó que la estrategia del proyecto consistirá en promover un cambio desde el contexto actual de los sistemas locales de agricultura y ganaderías no sostenibles, la débil capacidad institucional y la alta vulnerabilidad a los eventos climáticos extremos. “Para lograrlo se promoverá el Manejo Integrado de los Recursos Naturales (MIRN) y la introducción de sistemas de producción más resilientes a nivel local” informó.