Print Friendly
  • En su disertación en la XLIX Cumbre del SICA el mandatario reconoció el trabajo impulsado por este organismo para consolidar a Centroamérica como una región de paz, libertad, democracia y desarrollo.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén anunció, en la XLIX Cumbre del SICA, que El Salvador desempeñará un rol de liderazgo compartiendo su experiencia y logros en materia de seguridad al resto de países de la región, al tiempo que señaló que acciones conjuntas en salud y la facilitación del comercio son desafíos importantes en el proceso de integración.

 

“En el ámbito de la seguridad hay importantes avances regionales, sin embargo, continúan existiendo grandes retos. Es en ese marco que El Salvador jugará un activo liderazgo aportando sus mejores experiencias para fortalecer el componente de seguridad en la agenda del SICA”, expresó el estadista.

 

Destacó que la región tiene grandes retos que exigen un trabajo más determinante en las acciones que forma parte de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, con el fin de llevar tranquilidad y paz a las naciones.

 

Sobre el comercio señaló la importancia de la integración económica, ya que la región constituye “nuestro propio mercado natural”.

 

Según datos del Sistema Económico Centroamericano, en 2016 el comercio intrarregional en lo referente a importaciones alcanzó más de $9 mil millones, mientras que las exportaciones ascendieron a más de $8 mil millones.

 

“Estas cifras son muy alentadoras y muestran el potencial para el intercambio comercial entre nuestras naciones. Es por ello que es de gran importancia que desarrollemos mayores esfuerzos para seguir dinamizando la integración económica y que se traduzca en bienestar y tranquilidad para nuestros países”, dijo.

 

En ese marco, aseguró que con miras a facilitar el comercio intrarregional y reforzar las vías de comunicación centroamericanas es fundamental destinar recursos al mejoramiento de la infraestructura logística y la agilización de los mecanismos aduaneros en la región.

 

En su mensaje, el estadista salvadoreño precisó que también se enfrentan retos en materia de salud, que requieren la unificación de esfuerzos, para que, a partir de acciones concretas, se pueda combatir oportuna y eficazmente las nuevas enfermedades estacionales como el Chickungunya, el Zika y las nuevas variantes de la influenza.

 

En este mismo contexto, añadió que es imperativo seguir sumando esfuerzos para disminuir el calentamiento global y lograr mayor resiliencia en los países frente al fenómeno del cambio climático.

 

Durante el inicio del cónclave se anunció que el expresidente de Guatemala, Vinicio Cerezo fungirá como el nuevo secretario general del SICA, cargo que ejerció desde 2014 la diplomática salvadoreña Victoria Marina de Avilés.

 

En este encuentro regional se realiza el traspaso de la presidencia pro témpore del SICA para los próximos seis meses, que le corresponde a Panamá, cargo recibido por el gobernante de ese país, Juan Carlos Varela, de manos del presidente costarricense, Luis Guillermo Solís.

 

El SICA fue constituido el 13 de diciembre de 1991 y tiene por objetivo fundamental la realización de la integración de Centroamérica, para constituirla como región de paz, libertad, democracia y desarrollo.

 

Está integrado por Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, como Estados miembros; mientras que México, Chile, Brasil, Argentina, Perú, Estados Unidos, Ecuador, Uruguay y Colombia, son observadores regionales.

 

El sistema también cuenta con China (Taiwán), España, Alemania, Italia, Japón, Australia, Corea, Francia, Santa Sede, Reino Unido, Unión Europea, Marruecos, Nueva Zelandia, Qatar, Turquía, Orden de Malta y Serbia como observadores extraregionales.

 

 

San Salvador, 29 de junio de 2017.