Print Friendly
  • Gerson Martínez, único ministro de Obras Públicas en exponer Buenas Prácticas

 

El ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, participa en representación del Gobierno de El Salvador, en el Foro de Finanzas de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático denominado: Movilización de Financiamiento para el Desarrollo de Infraestructura con Resiliencia Climáticas, que se realiza en Marruecos, África, los días 6 y  7 de septiembre.

 

El evento tiene la finalidad de identificar las brechas en la movilización y el acceso al financiamiento para infraestructuras resilientes al clima, y proporcionar aportaciones y recomendaciones de alto nivel sobre cómo incrementar la inversión en infraestructura resistente.

 

En el foro reúne a expertos en finanzas y resiliencia, representantes de gobiernos nacionales, instituciones financieras, entidades del sector público y privado, academia-instituciones de investigación, entre otros.

 

El Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, fue invitado para exponer el caso de El Salvador, como ejemplo de Buenas Practicas, tras implementar la única Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Preventiva del Riesgo, (DACGER) en El Salvador y América Latina y El Caribe.

 

El Salvador fue considerado en el 2009, como el país más vulnerable del mundo, por eventos como: sequias extremas, deslizamiento por sismo, erupciones volcánicas, inundaciones por lluvias extremas, suelos inestables.

 

La cultura de prevención adoptada ha permitido un progreso acelerado y hoy El Salvador ocupa la posición 11, según el ranking mundial de vulnerabilidad de la ONU y el 14 en relación a riesgo climático, dentro de la clasificación mundial de Germanwatch. Avance reflejado en la eliminación de 780 puntos vulnerables de un total de 978 inspeccionados a escala nacional.

 

Durante la ponencia en Marruecos, Martínez asegura que el mundo debe ir hacia una estrategia global para la seguridad ambiental, y en ese contexto, la adaptación al cambio climático y la gestión del riesgo.

 

“El cambio climático no es una hipótesis, es una magnitud en movimiento que no distingue fronteras ni aduanas y hoy habla al mundo desde El Caribe”, puntualizó.

 

El ministro Martínez, propone una estrategia multiescalar: global, regional, nacional, local y micro zonificada frente al cambio climático, donde las personas especialmente sectores vulnerables como la niñez, personas con discapacidad y adultos mayores sean el centro de la movilización para prevenir tragedias.

 

 

 

En el marco de la convención se discutirán los instrumentos para comprender la exposición de la infraestructura, y medidas para mejorar la comprensión de las interdependencias encargadas de los activos de infraestructura.

 

La reunión también prioriza en la evaluación del financiamiento de infraestructura del sector público para garantizar la inclusión de la variable de riesgo climático en proyectos de infraestructura como:

 

  1. Mejorar la información de riesgo y evaluación para apoyar la toma de decisiones, a través de diferentes sectores y comunicar dicha información a las partes interesadas (actores claves) sobre:  Evaluación multiamenaza y riesgo, herramientas para atender la exposición de infraestructura, interdependencias de bienes e infraestructura
  2. Selección del financiamiento de infraestructura.

 

.

 

El impacto económico por fenómenos naturales durante los últimos 30 años para de $400 a más de $1,600 millones en pérdidas por lluvias, terremotos, sequia, siendo los terremotos del 2009 los más impactantes provocando $1,603 millones en pérdidas.

 

Las depresiones tropicales provocaron, durante el 2009 al 2017, más de 150 puentes resultaran dañados en una extensión de 20,742 km, siendo restituidos a la fecha 106.

 

San Salvador, 7 de septiembre de 2017