Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén destacó hoy en su discurso frente al pleno de la Asamblea General de las Naciones Unidas la importancia de crear una agenda de desarrollo mundial posterior al 2015 bajo una visión inclusiva, que garantice la atención a los sectores vulnerables y se proponga el bienestar de la humanidad.

“Estamos a un año de la Cumbre Mundial más importante de nuestra historia, en la que evaluaremos las metas y objetivos del milenio alcanzados, y  definiremos la nueva Agenda de Desarrollo post 2015, a partir de un nuevo paradigma de desarrollo integral, transformador e inclusivo”, aseguró el mandatario a los líderes y lideresas mundiales.

“Una visión que responda a las necesidades de nuestros pueblos, en la que todos los seres humanos tengamos una vida digna y plena, en democracia y gocemos del derecho a la soberanía y determinación a elegir nuestro camino hacia la paz y el desarrollo”, añadió.

El gobernante señaló la necesidad de incluir algunos temas de carácter universal dentro de esta agenda de desarrollo post 2015: La migración, el cambio climático, la seguridad alimentaria, la educación, la salud, la seguridad ciudadana y la paz mundial.

“Los objetivos y metas deben estar tan cerca de la realización personal y del derecho a la felicidad como el objetivo del crecimiento económico de los países”, dijo el mandatario.

“En virtud de los desafíos globales, nuestro gobierno ratifica su vocación por una agenda de desarrollo integral e inclusiva, por la paz social, el desarrollo de capacidades y la generación de consensos entre los diferentes sectores”, agregó.

Subrayó que, bajo esta visión, en los últimos años en El Salvador se “ha impulsado un proceso de trasformaciones enfocado en el desarrollo sostenible, la lucha contra la pobreza, la reducción de la desigualdad, la exclusión e injusticia social”.

Destacó que gracias a estos esfuerzos se ha conseguido reducir al 13.6% la extrema pobreza en el área rural del país, se ha destinado el 14.8% del Producto Interno Bruto para el gasto social, se ha aumentado al 93.7% la cobertura de educación primaria y se ha reducido en un poco más de cinco puntos porcentuales el analfabetismo.

Aseguró además que la Ley del Sistema de Protección Social Universal vigente en el país “constituye un instrumento invaluable que integra por primera vez una red de políticas sociales y estrategias que proporcionan servicios básicos a las personas”, focalizándose en aquellos sectores más vulnerables.

Nueva York (EE.UU.), 26 de septiembre de 2014.