Print Friendly
  • El jefe de Estado, en su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, recalcó los resultados históricos que ha tenido el diálogo para resolver conflictos en El Salvador. También se pronunció en favor del desarme, el combate al crimen organizado y la acción frente al cambio climático.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén exhortó a la comunidad internacional, durante su intervención en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), promover el diálogo para solucionar las controversias acaecidas entre países y al interior de sus sociedades en todo el mundo.

 

“Para procurar la cultura de paz a nivel mundial es indispensable reconocer y privilegiar el diálogo y la solución pacífica de las controversias”, manifestó el jefe de Gobierno frente a los representantes de las naciones que acuden al septuagésimo segundo período de sesiones del principal organismo de deliberación de la comunidad internacional, el cual se celebra en la ciudad de Nueva York.

 

“Como país que vivió un conflicto armado interno por más de una década, que pudo encontrar soluciones duraderas solo por la vía del diálogo y la negociación, sabemos muy bien de la importancia de los medios pacíficos para resolver las diferencias”, añadió.

 

En ese sentido, el gobernante saludó los nuevos esfuerzos de diálogo que se han iniciado entre la oposición y el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, al tiempo que felicitó la iniciativa en esta tarea del Presidente de la República Dominicana, Danilo Medina.

 

El jefe de Estado salvadoreño también hizo votos por instaurar una cultura de paz a nivel mundial, labor que la que destacó la importancia de evitar una carrera armamentista.

 

“Mi país mantiene su firme apoyo a todas las iniciativas para promover y fortalecer el régimen de desarme, el control de armamentos, la lucha contra el crimen organizado y el terrorismo, para lograr así la seguridad internacional y la paz en el mundo”, dijo.

 

“Reitero nuestra preocupación ante la amenaza que representa para la humanidad la existencia de armas de destrucción masiva, cuyo uso, o amenaza de uso, son una clara violación a la Carta de las Naciones Unidas, al derecho internacional y al derecho internacional humanitario”, enfatizó.

 

Asimismo, expresó que es necesario adoptar medidas urgentes para combatir los efectos negativos del cambio climático.

 

Estos efectos “comprometen el desarrollo económico, los recursos naturales y el bienestar de países como El Salvador, con pocas emisiones de gases de efecto invernadero”, manifestó.

 

“Nos llena de mucha preocupación los posibles retrocesos en materia de consensos internacionales sobre la lucha a nivel multilateral contra los efectos negativos del cambio climático”, añadió el estadista salvadoreño.

 

 

Nueva York (Estados Unidos), 21 de septiembre de 2017.