Print Friendly, PDF & Email
  •  El gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén activó este día el Sistema Nacional de Protección Civil ante los riesgos que representa el ingreso de la tormenta tropical Selma a territorio salvadoreño, decretando la alerta naranja (previa a la máxima) en ocho departamentos y el nivel amarillo en los seis restantes.

 

En los últimos años, El Salvador ha fortalecido el Sistema Nacional de Protección Civil, el cual está organizado de manera territorial para brindar distintos tipos de respuesta ante eventos provocados por fenómenos naturales o siniestros de otro tipo, así como elevado el nivel técnico y del recurso humano del observatorio ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, catalogado como el mejor de Centroamérica.

 

Debido a las lluvias que provocará Selma la población debe estar expectante, no atender rumores, y seguir la información oficial que, a través de los medios de comunicación, emita el Sistema Nacional de Protección Civil.

 

Entre otras muchas medidas, se han suspendido las clases a nivel nacional el lunes 30 de octubre de manera preventiva, pero los docentes deberán presentarse ese día para constatar que las escuelas estén en perfecto estado y así continuar con el desarrollo de las actividades.

 

Las instituciones de educación superior deberán evaluar medidas que faciliten la protección de sus estudiantes entre ellas la suspensión de clases mañana sábado 28 de octubre, según lo decretado por Protección Civil en coordinación con el Ministerio de Educación.

 

La población debe tener en cuenta que, de acuerdo con la ley, existen cuatro niveles de alerta: verde, amarillo, naranja y rojo, los cuales se aplican según la gravedad del evento.

 

El verde supone un nivel de afectación probable, el amarillo se decreta ante la inminencia de las afectaciones, el naranja implica un nivel de preparación superior, en especial sobre el uso de recursos, pues las primeras respuestas ante las afectaciones son ejecutadas por las alcaldías, las cuales deben identificar fondos que puedan reorientarse con el fin de resguardar la vida de las personas; el nivel rojo implica que el Estado salvadoreño pone a disposición toda su capacidad logística y financiera  para hacer frente a la gravedad de las afectaciones que se susciten.

 

El pronóstico meteorológico indica que Selma se desplaza hacia el suroccidente de El Salvador, lo que provocará mañana abundante humedad, nubosidad y lluvias de fuertes e intensas. El viento del sur y suroeste se incrementará con velocidades de 40 a 60 kilómetros por hora sin descartar ráfagas ocasionalmente más fuertes.

 

Debido a la velocidad de los vientos también habrá mar picado a lo largo de la costa.

 

De acuerdo al desplazamiento previsto se espera que las lluvias se intensifiquen el día sábado y para el domingo es probable que un frente frío en el mar Caribe provoque que Selma se disipe.

 

Se han activado desde ya las comisiones Técnico Científica y la de Infraestructura y Servicios Básicos, mientras que el resto de comisiones del Sistema Nacional de Protección Civil deben reunirse y establecer el estado de apresto.

 

También, deben activarse las comisiones departamentales, municipales y comunales a lo largo y ancho del país.

 

Las comisiones trabajan para garantizar la habilitación de albergues temporales, y deben ponerlos a disposición para que se realicen evacuaciones preventivas de familias o comunidades que estén en riesgo inminente o alto, debido a las lluvias.

 

A los gobiernos municipales de los departamentos en alerta naranja, Protección Civil les ha instruido a disponer de los mecanismos para contar con los recursos necesarios y hacer frente de mejor manera a cualquier eventualidad.

 

San Salvador, 27 de octubre de 2017.