Print Friendly

“El Salvador se complace al contar con la presencia de la hermana República de Cuba en esta Cumbre, logrando así que por primera vez todos en el hemisferio estemos reunidos para alcanzar un objetivo común y trabajar conjuntamente por el bienestar de nuestros pueblos”, aseguró hoy el presidente Sánchez Cerén en su intervención en la sesión plenaria de la VII Cumbre de las Américas, en Panamá.

“Nos satisface conocer de los progresos alcanzados por los Gobiernos de Cuba y de los Estados Unidos en pro de la normalización de las relaciones bilaterales, por lo que felicito también a los presidentes Barack Obama y Raúl Castro por el empeño que ha puesto en este propósito”, añadió.

El mandatario salvadoreño expresó su respaldo a ambos países y manifestó el deseo de su gobierno para que las relaciones entre las dos naciones sean restablecidas.

“Hacemos votos también porque las conversaciones bilaterales permitan poner fin al bloqueo impuesto a Cuba desde hace más de 50 años”, señaló el presidente.

También se refirió en su intervención a las medidas tomadas recientemente por Estados Unidos respecto a Venezuela.

“Es importante recordar que en toda nuestra historia ninguna medida unilateral de un Estado contra otro ha dado muestras de resolver problemas, muy por el contrario, los ha agudizado”, dijo el jefe de Estado.

“Bajo esa premisa y apelando al principio de autodeterminación de los pueblos consideramos que la reciente orden ejecutiva sobre Venezuela debería dejarse sin efecto”, indicó.

“Fue un espíritu de solidaridad, diálogo y negociación el que nos ayudó a superar el Conflicto interno en El Salvador. Por eso animamos a Estados Unidos y a la República Bolivariana de Venezuela a resolver cualquier diferencia por la vía privilegiada del diálogo”, sostuvo.

Ciudad de Panamá (Panamá), 11 de abril de 2015.