Print Friendly
  • La implementación del Plan El Salvador Seguro y de las medidas extraordinarias han arrojado resultados positivos en la estrategia de seguridad, permitiendo la reducción de los homicidios, de las extorsiones y un mayor control de los centros penitenciarios.

La reducción de más del 53% de los homicidios y del 49% en las extorsiones destacan como principales logros en la estrategia de seguridad implementada por el gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén.

 

Así lo expresó hoy el mandatario al rendir ante la Asamblea Legislativa, por mandato constitucional, el informe de su tercer año de gestión, acto en el que ratificó “que el 2017 será el año de la lucha contra las extorsiones”.

 

Manifestó que durante su administración se han dado fuertes golpes a las estructuras delincuenciales como la “Operación Jaque”, que desmanteló una poderosa fuente de financiamiento criminal y permitió el decomiso de armas, inmuebles, vehículos y mercadería de contrabando.

 

Destacó que en la lucha contra el narcotráfico se incautaron sustancias ilícitas valoradas en más de $220 millones.

Otro importante logro en la estrategia de seguridad planteado por el gobernante a las diputadas y diputados del Congreso, es el incremento de policías en los territorios, así como su constante formación para que brinden un servicio más eficaz y eficiente a la ciudadanía.

 

“Capacitamos a 5.322 miembros de la Policía Nacional Civil en diversos cursos de actualización y especialización. Mejoramos el equipamiento y las condiciones de los policías, militares y los custodios de centros penales, y además entregamos un bono trimestral que aumentamos de $150 a $300 dólares”, dijo.

 

Para el mandatario la represión no es el único camino para combatir la inseguridad, por lo que su gobierno ha dado una especial prioridad a la prevención, desarrollando planes en 26 municipios, donde distintas instituciones públicas trabajan con las comunidades junto a los alcaldes y concejos municipales.

 

 

Asimismo, aseguró que se está transformando y ejerciendo un mayor control en el sistema penitenciario, bloqueando las telecomunicaciones, trasladando privados de libertad de alta peligrosidad, y fortaleciendo la infraestructura con más de 4 mil nuevos espacios en obras como el complejo Penitenciario de Izalco.

 

“Seguiremos trabajando por la tranquilidad del pueblo salvadoreño y fortaleceremos la presencia y control del Estado en todo el país a través del trabajo institucional y la organización comunitaria”, dijo el gobernante.

 

En este sentido, expresó que su gobierno consolidará el Plan El Salvador Seguro en los 24 municipios priorizados y lo ampliará en 26 municipios adicionales.

 

En su mensaje, reiteró el compromiso que su administración mantiene con las víctimas de la violencia, para lo cual se crearán 5 nuevas Unidades Especializadas de Atención a la Mujer y 10 nuevas Oficinas Locales de Atención a Víctimas.

 

“Vamos por el camino correcto.  El año pasado realizamos cambios en la política de seguridad. Ahora podemos ver los buenos resultados y decir con certeza que la población ha recuperado la esperanza de poder vivir en paz y tranquilidad”, dijo el estadista.

 

San Salvador 1 de junio, de 2017