Print Friendly
  • El Cardenal recibió un cálido recibimiento del pueblo salvadoreño a su arribo desde la Ciudad del Vaticano. El Presidente Sánchez Cerén ha sido invitado para participar en las actividades organizadas por la Iglesia católica para celebrar a Su Eminencia Gregorio Rosa Chávez.

 

La llegada del Cardenal Gregorio Rosa Chávez, primer purpurado en la historia de El Salvador, ha sido celebrada por todo lo alto por el pueblo cristiano salvadoreño, representado en buen número en las instalaciones del Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, donde Su Eminencia arribó esta mañana.

 

El Cardenal fue recibido por el Presidente Salvador Sánchez Cerén, quien le expresó su júbilo por la envestidura, señalando que es un motivo de alegría para todo El Salvador.

 

Tras su arribo a tierra salvadoreña, el Cardenal Rosa Chávez hizo una estación en el municipio de Olocuilta, en donde se dirigió a la multitud que le acompañó. Allí recordó a Monseñor Roberto Joaquín Ramos, asesinado el 25 de junio de 1993, cuando regresaba del aeropuerto, señalando que su muerte, aún sin aclarar, no debe quedar impune.

 

Aprovechó también para expresar el sentir del Papa Francisco sobre El Salvador. “El Papa cree que nosotros podemos seguir adelante con Romero”, aseguró el Cardenal en referencia al beato mártir de El Salvador, Óscar Arnulfo Romero.

 

Posteriormente, en su trayecto hacia San Salvador hizo otra estación en el monumento al Cristo de la Paz, en la entrada sur de la capital, para luego dirigirse a la cripta de Catedral Metropolitana, donde yacen los restos del beato.

 

Las celebraciones por el nombramiento del Cardenal Gregorio Rosa Chávez se extenderán hasta el próximo sábado 8 de julio, día en que tendrá lugar una misa de acción de gracias, en la cual participará el Presidente Sánchez Cerén y su gabinete de gobierno, atendiendo una invitación de la Iglesia católica.

 

San Salvador, 4 de julio de 2017.