Print Friendly

La reforma de salud impulsada por el gobierno desde el 2009, así como la priorización de inversión en materia social, permitieron notables avances en el cumplimiento de las metas y los compromisos internacionales de El Salvador en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Así lo manifestó hoy el viceministro de Políticas de Salud, Eduardo Espinoza, quien explicó que el país “se encuentra internacionalmente solvente” en lo que respecta al cumplimiento de los ODM relacionados a  reducción de la mortalidad infantil, reducción de la mortalidad materna y el combate al VIH-SIDA, malaria y tuberculosis.
“En El Salvador se había llegado a un nivel de estancamiento en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio en los años anteriores, fue hasta 2009 que el país inicia un proceso acelerado para el cumplimiento de esos objetivos, que son resultado sobre todo de los programas sociales y en el caso particular de salud, del proceso de Reforma de Salud”, dijo el funcionario en la entrevista Gobierno Informa.

Espinoza  reiteró que el país ha alcanzado y superado las metas establecidas para reducir la mortalidad infantil, la mortalidad materna, así como las metas que se plantearon en relación con el VIH, tuberculosis y malaria, ubicándonos “en una situación de salud muchísimo mejor que la que encontramos en 2009”.

El viceministro explicó que en lo que respecta a mortalidad materna, la meta se logró cumplir en el 2011 y se mantiene un trabajo constante para continuar con esta tendencia.
“La meta era de 52 muertes por 100 mil nacidos vivos y el año pasado cerramos con 38 muertes por 100 mil nacidos vivos”, dijo.
Agregó que para cumplir dicho objetivo incidieron varios factores, uno de ellos fue la ruptura de las barreras económicas para acceder a los servicios de salud.

“Cuando nosotros llegamos había un sistema perverso de cuotas voluntarias, que no eran voluntarias porque el que no pagaba cuota no recibía el servicio (…) La primera mediada que tomó el proceso de Reforma de Salud, actualmente en marcha, fue suprimir los cobros en forma absoluta en todo el sistema público”, precisó.

Otros factores que influyeron para reducir la tasa de mortalidad materna fue la creación de los hogares de espera materna, la amplia difusión del control prenatal que se incrementó del 60 al 97%, con cinco controles prenatales en cada embarazada.

El viceministro informó que para lograr reducir la tasa de mortalidad infantil, no solo influyeron las prontas intervenciones de salud, sino también los programas sociales implementados por el gobierno desde 2009.
De igual forma explicó que el cumplimiento de este ODM ha sido posible gracias a que El Salvador cuenta con uno de los mejores esquemas de vacunación, coberturas eficientes, políticas públicas de protección y promoción de la lactancia materna, así como mayor cobertura en atención preventiva a la población infantil.

“Aquí ha contribuido mucho el (programa) Vaso de Leche, el programa de Alimentación Escolar, así como nuestro programa de inmunizaciones que es ya uno de los mejores de toda la región de Centroamérica y del Caribe, solamente detrás del de Cuba”, explicó.
Agregó que “hemos tenido las coberturas de vacunación mayores de toda la región Centroamericana y del Caribe, la inmensa mayoría se encuentra  por encima del 90%, son 17 vacunas que protegen contra 15 enfermedades prevenibles por inmunización, por la cual están protegidos el 90% o más de nuestros niños”.

San Salvador, 26 de septiembre de 2015