Print Friendly
  • Sumado al despegue sostenido de la economía, el país muestra crecimiento en la industria manufacturera, el turismo y se consolida como nación atractiva para captar más inversión extranjera.

El presidente Salvador Sánchez Cerén destacó las condiciones que se han generado en el país para continuar en la ruta del crecimiento económico, el cual es uno de los tres objetivos fundamentales que se ha trazado el gobierno.

 

Al rendir un informe a la nación junto a las funcionarias y funcionarios del Gabinete Económico con motivo del segundo año de gobierno, el presidente mencionó que el trabajo se enfoca en generar crecimiento y empleo, que se traduzcan en mejoras a la calidad de vida de la población.

 

El jefe de Estado recordó que el país en 2015 creció un 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que para el 2016 se plantea  un crecimiento entre el 2.3% y el 2.6%.

 

“Vemos un entorno favorable para la economía salvadoreña y (..) por eso creemos que vamos a seguir creciendo entre ese promedio”, enfatizó el presidente.

 

Destacó que el sector más dinámico de la economía en este año ha sido la industria de manufactura, aunque la mayoría de los sectores económicos han tenido crecimiento que se ha expresado en una mayor exportación de productos y dinamismo.

 

“La población ha podido tener mayor poder adquisitivo y ha generado un mayor consumo y si hay más consumo en la sociedad, pues hay dinamismo”, dijo el estadista.

 

Añadió que El Salvador también tiene “la característica de ser un país atractivo a la inversión extranjera”, y en materia de turismo se ha consolidado como un destino atractivo. Este año se alcanzó un ingreso a través del turismo de 1,255 millones, un 4% del PIB.

 

A pesar de la sequía, se ha logrado fortalecer la soberanía alimentaria, con precios estables y productos alimenticios suficientes y accesibles a la población.

 

 

 

Por su parte, la relación con Estados Unidos ha permitido la puesta en marcha del FOMILENIO II, y la Alianza para la Prosperidad cuenta con un financiamiento de $750 millones, a lo que se sumarán mil millones que ha solicitado el presidente estadounidense, Barack Obama.

 

Al introducir el informe brindado por el secretario técnico y de planificación, Roberto Lorenzana, el presidente destacó que su gobierno es dialogante, promueve la participación, la unidad de los sectores y el trabajo en equipo.

 

San Salvador,  24 de mayo de 2016.