Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aseguró esta mañana que su gobierno trabaja comprometidamente en la integración y el desarrollo social y económico de Centroamérica y resaltó la voluntad del resto de gobiernos de avanzar en proyectos comunes bajo un espíritu de hermandad.

“El propósito nuestro es apostarle al futuro de Centroamérica, a la integración de Centroamérica y al desarrollo social y económico”, aseguró el mandatario a la prensa tras un acto en el que entregó escrituras de propiedad a campesinos de la zona central y occidental del país.

Consultado sobre las relaciones entre El Salvador y Honduras por el tema limítrofe, específicamente el ligado a la soberanía sobre la isla Conejo, en el Golfo de Fonseca, el mandatario aseguró que “entre el presidente Juan Orlando Hernández de Honduras y mi presidencia hay una voluntad enorme de convertir esa región en una zona de tranquilidad y en una zona de paz”.

“Creemos que en este momento no hay que crear focos de conflictos porque Centroamérica también tiene los mismos problemas, tiene el mismo problema del cambio climático y sus impactos, tiene el problema de la baja productividad, tiene el problema de enfrentar la pobreza”, añadió el gobernante.

Según dijo, el compromiso sobre el desarrollo de la zona del Golfo de Fonseca, que ha firmado junto con el mandatario hondureño y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, también incluye y “es una respuesta al tema de los diferendos (limítrofes) que pueden haber”.

Para esos diferendos “hay instancias técnicas donde se van a seguir abordando”, expresó.

El lunes pasado, en Managua, los tres mandatarios acordaron una serie de proyectos conjuntos de desarrollo, como la puesta en marcha de un ferri y la constitución de una zona especial económica en el Golfo de Fonseca, donde también se realizarán de forma unida acciones para desarrollar el turismo sostenible.

San Salvador, 27 de agosto de 2014.