Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén y su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández, coincidieron hoy en dar un impulso a temas de interés para ambas naciones, entre ellos el proceso de unión aduanera en Centroamérica, el desarrollo del Golfo de Fonseca y la seguridad regional.

Dichos temas fueron abordados durante una reunión sostenida entre los gobernantes en Casa Presidencial, como parte de la agenda que el mandatario hondureño desarrolla este martes en su visita oficial a El Salvador.

Los mandatarios también participaron en una reunión ampliada en la que asistieron funcionarios de ambos gobiernos.

“Su visita es una visita de hermanos comprometidos con el desarrollo de la región centroamericana”, dijo el presidente salvadoreño a su homólogo de Honduras, en una declaración a la prensa brindada tras el encuentro.

Los gobernantes acordaron instruir a sus ministros de Relaciones Exteriores, Economía, Hacienda o Finanzas, Agricultura y Migración, intensificar la realización de acciones concretas en materia de facilitación del paso de personas y mercancías por los puestos fronterizos entre ambos países, así como iniciar en el corto plazo el diálogo de alto nivel y los trabajos técnicos necesarios.

En el año 2014, El Salvador exportó productos a Honduras por un equivalente a 747 millones de dólares. En ese mismo período, el país importó un total de 560 millones de dólares.

“Este intercambio comercial nos obliga a trabajar por llevar adelante la unión aduanera como un esfuerzo en el cual poco a poco vayan desapareciendo las frontera, y las mercancías y las personas puedan transitar con mayor libertad en la región”, afirmó el mandatario salvadoreño.

El Presidente Sánchez Cerén reiteró que designará a un Comisionado Presidencial para los asuntos fronterizos y aduaneros, quien tendrá la responsabilidad de garantizar la fluidez en los puestos limítrofes con Honduras y Guatemala. El mandatario hondureño, por su parte, también se comprometió en la designación de un delegado de su gobierno quien desempeñará estas mismas funciones.

Además, ambos dignatarios destacaron la importancia de avanzar en el cumplimiento del Plan Maestro sobre los proyectos de inversión y desarrollo económico que las dos naciones han acordado junto a Nicaragua, en el marco de lo establecido en la Declaración de Managua del 4 de octubre de 2007 y la Declaración Trinacional de agosto de 2014 sobre el Golfo de Fonseca.

“La zona del Golfo representa una oportunidad para fortalecer la paz en Centroamérica, pero además también desarrollar los tres países, Honduras Nicaragua y El Salvador”, indicó el presidente Sánchez Cerén.

Aseguró que entre los proyectos contenidos en este Plan Maestro figuran la creación de un ferry de contenedores que una los puertos de los tres países, una zona económica especial y un circuito eco turístico.

Los mandatarios también se comprometieron en el establecimiento de un grupo de alto nivel que coordine todos los esfuerzos relacionados con la seguridad en la región y destacaron el aporte que sobre esta materia brindará el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

“Esta Alianza para la Prosperidad significa potenciar al aparato productivo de Centroamérica, particularmente en el Triángulo Norte (…) significa potenciar las capacidades en materia de seguridad de nuestra población”, aseguró el presidente Hernández.

“Pero también nosotros ya estamos avanzando con el grupo de alto nivel que hoy hemos decidido con el presidente Sánchez Cerén establecer (…) Eso va a facilitar mucho las operaciones que se puedan hacer no solamente en la frontera sino alertar al hermano país de qué es lo que pueda ocurrir y facilitar la tarea de los operadores de justicia”, recalcó.

San Salvador, 10 de febrero de 2015.