Print Friendly

La política económica del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén llena a El Salvador de historias de éxito de empresarios nacionales en las industrias más competitivas y en otras antes condenadas a la ruina y el fracaso y ahora triunfadoras en el mercado internacional.

Esa realidad, interesadamente invisibilizada por la gran prensa, fue expuesta por sus protagonistas este sábado 21 de mayo en el programa Casa Abierta, un espacio de encuentro y promoción cultural abierto por el estadista y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, en la ex residencia presidencial de la colonia Escalón.

Es el nuevo país que crece de manera alentadora con sueños realizados y esperanzas, generando empleos, prosperidad y mejor calidad de vida, con nuevas oportunidades donde años atrás reinaba la frustración del fracaso casi obligado por políticas públicas contrarias al interés nacional.

Para sustentar esa afirmación solo basta citar la industria del calzado, rescatada de la ruina por los gobiernos del Cambio con un noble programa social, el paquete escolar, que asegura educación pública gratuita a toda la niñez del país, que hoy no abandona las aulas a causa de la pobreza.

En su mensaje durante el programa, el presidente Sánchez Cerén reiteró su política de estímulo y apoyo al empresariado, confirmada también en su reciente reunión con la nueva directiva de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

“Cuando hay una relación entre el gobierno y el sector emprendedor, los empresarios, y se les generan oportunidades, quien sale favorecido es el país, son sus habitantes, porque tienen mejores productos de calidad, tienen más empleos”, dijo.

“Nuestro gobierno busca una relación amigable, una relación de compromiso con el sector empresarial, porque para sacar adelante al país el sector empresarial es fundamental y para ello hay que también construir condiciones para el sector empresarial”, afirmó el presidente Sánchez Cerén.

Varios empresarios relataron que con el apoyo del Fondo de Desarrollo Productivo (Fondepro) del Ministerio de Economía han sacado adelante sus negocios y triunfado en los mercados nacional y de otros países.

Son, entre muchas, historias de éxito como las de Reina Barrera, de una cooperativa de autoconsumo en Cabañas que se prepara para incursionar en el mercado formal, y la de Alessandro Biollo, director de la empresa creadora del videojuego “Battle of the spells”, orientado a enseñar inglés por medio del entretenimiento.

También la experiencia de Herberth Edgardo Zelada, del grupo GW, quien testimonió como la industria del calzado fue salvada de la ruina y ahora abastece los zapatos del paquete escolar y ya exporta sus productos a países como Costa Rica, Honduras y Nicaragua.

El ministro de Economía, Tharsis Salomón López, ex vicepresidente de la Asociación de Industriales Salvadoreños (ASI), expresó que da satisfacción resultados como esos, logrados con el apoyo del gobierno.

Era más fácil decir: Traigamos un millón de pares de zapatos de China y en dos meses estarían aquí, expresó.

Ahora es una satisfacción que estos pequeños sectores del calzado están exportando, agregó Salomón López, quien informó que fue necesaria una renegociación del tratado de libre comercio con Colombia para ampliar la importación de cuero, pues la producción nacional ya no alcanza.

San Salvador, 22 de mayo de 2016