Print Friendly

Más de cinco kilómetros de una calle de tierra empinada y en mal estado llevan a la escondida comunidad de Cacahuanance. Se necesita un vehículo de doble tracción para llegar a esta zona ubicada en el municipio de Sociedad, en Morazán, un lugar donde las familias viven en su mayoría bajo condiciones de pobreza extrema moderada.

CH6La comunidad es una de las zonas en las que desde el pasado quinquenio, a través del Programa de Acción Social de la Vicepresidencia de la República, se empezaron a ejecutar una serie de acciones en beneficio de los habitantes como entrega de medicamentos, jornadas médicas y actividades de recreación para los niños y jóvenes, con apoyo de la cooperación taiwanesa y de la fundación Care to Help.

Con el inicio del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén estas iniciativas han continuado a través del Programa para el  Buen Vivir, que impulsa el despacho de la Primera Dama, Margarita Villalta de Sánchez.

Hace unos días representantes del despacho de la Primera Dama acompañados por una delegación de Taiwán, encabezada por el presidente de la Fundación Care to Help, Yien Tien Weng, llevaron una buena noticia a Cacahuanance: La promesa de reconstrucción de viviendas se materializará en los próximos meses iniciando con cinco de las casas que están en condiciones más vulnerables.

Don Teodoro Contreras Alvarado es uno de los beneficiados. Su humilde casa hecha de adobe y tejas refleja sus urgentes necesidades. Carece de una cama para descansar, ya que en su interior solo hay cuatro hamacas y un baúl con ropa. Afuera, su cocina se conforma por una hornilla artesanal, una piedra para moler y una mesa donde ha puesto los víveres que acaba de recibir de la fundación Care to Help.

“Me siento feliz por esta ayuda”, comenta, “cuando tenga mi casa reconstruida le daré más gracias a Dios”, agrega mientras carga en sus hombros a su nieto de dos años, con quien vive en la casa junto a una de sus hijas.

CH2El proyecto de reconstrucción de viviendas se planteó cuando el presidente Sánchez Cerén, fungiendo como Vicepresidente de la República, visitó Cacahuanance el 19 de junio de 2012 junto a Weng. Ahí valoraron diseñar esta iniciativa al escuchar que era una de las necesidades más inmediatas que exponían los habitantes.

“Hace dos años estuve en esta misma comunidad con el presidente Sánchez Cerén;  al preguntarles sobre sus necesidades, además de comida y salud, ellos nos respondieron que necesitaban ayuda para construir sus viviendas, por lo que conversamos con la Alcaldía para impulsar un proyecto como este”, dijo Weng.

Pero no solo la reconstrucción de viviendas es el proyecto más esperado por la comunidad Cacahuanance, ya que también se iniciará la construcción del Centro Escolar Celina del Carmen Paz Menéndez, que actualmente funciona en una casa particular del lugar, una medida que ayudará a mejorar la formación a niñas y niños de primero a sexto grado.

“Empezamos a funcionar en el 2011, antes habíamos sido una comunidad excluida en la educación, y los niños viajaban hasta cinco kilómetros de distancia para ir a estudiar”, comenta el director y profesor de la escuela, Elmer Quintanilla.

EL maestro recuerda con mucha alegría cuando el ahora presidente Sánchez Cerén visitó la comunidad, puesto que fue la primera vez que un funcionario del gobierno llegó a este recóndito lugar, situado en el nororiente del país.

“Nosotros sentimos que al fin habíamos empezado a salir de la marginación y de la exclusión, lo veíamos y no lo creíamos. Ahora esperamos que nos venga a visitar en su calidad de Presidente”, comentó.

El director de la escuela refleja el sentir de toda la comunidad de Cacahuanance que construye la esperanza de impulsar el desarrollo económico y social en su pequeña comunidad, y confían que el actual gobierno les ayudará a concretizar sus anhelos.

“El cambio soñado lo empezó el presidente Mauricio Funes y hoy lo va a perfeccionar el presidente Sánchez Cerén”, dijo Quintanilla.

Impulsar proyectos que mejoren la calidad de vida en estas zonas consideradas de extrema pobreza es una de las prioridades del gobierno del presidente Sánchez Cerén, por ello, la Primera Dama mantiene una constante comunicación y trabajo en conjunto con diversas instituciones y organismos de cooperación, como es el caso de este proyecto que se concretizará en Cacahuanance con el apoyo del gobierno de la República de China (Taiwán) y la fundación humanitaria Care to Help para promover el desarrollo en las  comunidades de la zona oriental del país.

CH9