Print Friendly

 

Más de un centenar de niñas, niños y adolescentes con distintos talentos artísticos compartieron hoy una mañana en familia junto al presidente Salvador Sánchez Cerén y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, en un programa de Casa Abierta que fue dedicado a la Navidad.

 

Los integrantes del Coro Presidencial para el Buen Vivir -conformado por una iniciativa de la primera dama-, las Casas de la Cultura y Convivencia de Jiquilisco, Zacatecoluca y Lourdes, así como los artistas de la Escuela Nacional de Danza, con su espectáculo del Mundo Mágico de Cri Cri, fueron los invitados a esta jornada donde hubo un derroche de talento y el espíritu navideño.

 

El presidente dijo a sus invitados que diciembre es “un mes de felicidad y por eso es que hemos querido cerrar estas Casas Abiertas (del 2015) con la presencia de ustedes, del Coro Presidencial, de la escuela de danza, también con los centros de Jiquilisco, Zacatecoluca y Lourdes”.

 

Estas niñas y niños “quieren hacer llegar su corazón hasta los rincones más lejanos del país, alegrar, llenar de felicidad esta casa que ha estado abierta cada 15 días durante todo el año para recibir a diferentes sectores del país”, expresó el líder nacional en referencia a este programa.

 

Revalidó que uno de los principales compromisos de su Gobierno es precisamente la niñez y adolescencia, por ello se realizan distintos programas para su beneficio.

 

En materia de promoción del arte destacan las iniciativas del Coro Presidencial, así como la agrupación artística La Colmenita, que está en formación con el apoyo de Cuba.

 

“Este es un mes que queremos dedicarlo a la familia, que nos sintamos con esperanza, que nos sintamos que en la vida siempre uno tiene que aspirar a ser algo, tiene que aspirar a soñar y tiene que aspirar a concretar sus sueños”, dijo el mandatario.

 

Precisó que por ello se ha lanzado la campaña Abracemos la Esperanza en Navidad y Año Nuevo, para promover sentimientos de amor, unidad familiar y comunitaria.

 

Ahora se hace presente esa esperanza, con el rostro de ustedes, con la mirada de ustedes, con el arte que van a demostrarle a todo el país, con la danza, con la música que va a llegar a todas las familias”, dijo el presidente al destacar el talento de sus invitados.

 

La niña Yanira Belén Valle Castellanos, de la Casa de la Cultura y Convivencia de Zcatecoluca, dijo su “corazón se llena de mucha alegría al poder compartir un mensaje de paz y amor”.

 

“Celebrar la Navidad en familia es compartir nuestras tradiciones y costumbres, es saber que tenemos una identidad y que juntos alimentamos el espíritu, la unión y el amor para poder disfrutar de todas las bendiciones y de la vida con todos nuestros seres queridos”, expresó.

 

En ese sentido, la niña Alessandra Osorio, afirmó que “Navidad no solo significa ir a comprar cosas materiales, sino que también significa un momento especial en el que podemos compartir con amigos, familiares y vecinos”.

 

Por su parte, Mía Bardales, de 8 años de edad y quien personifica a Cri Cri en el show de la Escuela Nacional de Danza, reveló que sus propósitos para el Año Nuevo son estar más atenta en clases y no dejar de cumplir sus derechos y deberes.

 

También dijo que cuando estaba aún más chica “no sabía que era compartir, no sabía que era eso todo, pero ahora sí sé gracias a Jesucristo”.

 

 

San Salvador, 12 de diciembre de 2015.