Print Friendly

… y además quisiera decirles que el futuro de ustedes es muy prometedor.

Esta región es una región bellísima, con playas que son famosas en el mundo, una belleza de verdor que  ilusiona a los turistas y además con la bondad de los salvadoreños.

Espero que pronto podamos estar anunciando el desarrollo de esta región marítima costera a través de un segundo compacto de nuestro socio principal que es los Estados Unidos, que lo podamos estar anunciando. Yo por eso pido un fuerte aplauso a la señora embajadora, porque le quiero felicitar, porque nos ha acompañado en todo este esfuerzo que hemos estado haciendo y que ya está por concluir.

Esperamos que concluya pronto y que ustedes niños y niñas, jóvenes y jovencitas ya no van a tener que pensar en buscar otros países para encontrar alternativas, las va encontrar aquí porque van encontrar trabajo, van encontrar estudios y van a encontrar a  su familia más unida, porque la mayoría de sus familias va tener sustento.

Por eso es que estamos trabajando fuertemente mi gobierno, todo el  gobierno para ofrecerles a ustedes las mejores oportunidades, para que no puedan sufrir ese calvario de tener que viajar a otro país, para encontrar la felicidad.

Vamos a convertir a El Salvador en nuestro sueño salvadoreño, ¿les parece?, ¿estamos de acuerdo?, ¡lo vamos hacer!

Señor diputado de la honorable Asamblea Legislativa, Guillermo Mata y demás diputados que nos acompañan.

Señora diputada del Parlamento Centroamericano, Irma Amaya; Señor alcalde municipal, un gran amigo del gobierno, del Puerto de La Libertad, Carlos Molina y demás alcaldes que nos acompañan.
Excelentísima señora embajadora de los Estados Unidos  de América, Mari Carmen Aponte, un  fuerte aplauso también para ella, se lo merece. Todo lo que ella ha hecho por este país es grande, es enorme, nos ha ayudado en la educación, en la salud, en todos los campos.

Y hemos encontrado siempre la comprensión de la embajadora que ha sido la principal promotora de nuestro país. Por eso embajadora, gracias por su entusiasmo y su amor por El Salvador.

Y también quiero saludar a los demás funcionarios.

Ya ustedes conocen a nuestro Ministro de Obras Públicas, es un gran funcionario. Él me dice y me cuenta que en 2009, con la tormenta Ida, sufrimos graves daños, pero que en estos cinco años él ha reconstruido 70 puentes, ¿no creen que se merece un aplauso por esa efectividad? Y ha invertido 70 millones de dólares.

Por eso yo quiero saludar al Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez y además también a todos los demás funcionarios del ministerio por su capacidad de trabajar con honradez, de manejar los fondos del pueblo parar ayudar al pueblo y manejarlos de forma transparente; son un ejemplo de nuestro gobierno.

Quiero saludar también a las  señoras y señores miembros del gabinete que nos acompañan; al señor Director de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y además funcionarios que nos acompañan.
Ya dijo ella, USAID  es la estrella de la embajada, un fuerte aplauso también para USAID.

Señora Gobernadora departamental de La Libertad, Marta Lorena Araujo; señor presidente de la Asociación Azucarera de El Salvador, Mario Ernesto Salaverría y demás funcionarios que nos acompañan. Gracias Mario por estar acá con nosotros.

Saludar también a mis queridos alumnos y alumnos de todos los centros y caseríos, del Jute, del Cantón Tepeagua y demás centros escolares que nos acompañan; vecinos y vecinas del Cantón San Diego; Comunidad Estero Mar y Río San Antonio, gracias por estar con nosotros.

Invitados especiales, amigos y amigas de la prensa:

Quiero en nombre del Gobierno y en representación del pueblo salvadoreño, y en especial de los miles de los habitantes de la zona, agradecer a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) por tendernos la mano una vez más.

Gracias por esta obra solidaria con nuestro pueblo que hoy inauguramos.

Todos ustedes saben, en 2009 el país sufrió la inclemencia de la Tormenta Tropical Ida. Deslaves e inundaciones dejaron como saldo la irreparable pérdida de vidas humanas y daños económicos.

El Puente San Antonio fue uno de las decenas de los  puentes colapsados durante este desastre natural. El Ministerio de Obras Públicas instaló una obra de paso provisional en este lugar, sin abandonar el propósito de construir una obra segura que beneficiara a la comunicación y el desarrollo económico de la zona.

Para reponernos ante los daños y el dolor de tantas gente y tantas pérdidas, ha sido necesario trabajar  incansablemente todo un país y además  también contar con la cooperación internacional.

Hoy estamos presenciando una obra del Proyecto de Reconstrucción por la Tormenta Tropical Ida, dirigido por USAID, que apoya la construcción de infraestructura en los departamentos de La Libertad, San Vicente y La Paz.

Los proyectos a ejecutar comprenden la construcción de 8 escuelas, 2 puentes y una clínica. El monto total de esta donación de USAID para este proyecto asciende a $25 millones de dólares.

Una vez más, muchas gracias. Gracias por esta obra moderna y segura que hoy inauguramos.

Desde el primer día de mi gobierno expresé que en nuestra visión programática, la inversión en las obras públicas es fundamental y estratégica. Porque a través de un plan de desarrollo de la infraestructura social y productiva lograremos mejorar en  coordinación con todos  los sectores la situación del país.

Una de las principales demandas que recibimos de la población es la generación de empleos. Por eso vamos a liderar un gran emprendimiento nacional por el empleo que será posible a través de la inversión que hagamos en infraestructura del país. Más puestos de trabajo son posibles si seguimos trabajando con dedicación y transparencia.

El trabajo del Ministerio de Obra Públicas, tiene como misión estimular y dinamizar el desarrollo humano. La obra pública se integran al esfuerzo de todos los sectores de la ciudadanía por un mejor El Salvador. Es el deseo de todos los salvadoreños y salvadoreñas tener un país ordenado, cuya infraestructura sea moderna y funcional.

Agradecemos a USAID por sumar esfuerzos a esta gran visión de desarrollo de la obra pública que estamos llevando hacia adelante en El Salvador.

Uno de nuestros grandes proyectos que está dentro de nuestro programa es ampliar y modernizar el Aeropuerto Internacional Monseñor Oscar Arnulfo Romero, obra que reactivará las zonas aledañas destinadas al desarrollo productivo.

Vamos a impulsar la modernización de la infraestructura pública de San Miguel, Santa Ana, Sonsonate, Zacatecoluca y otras ciudades del país, con vías de acceso, obras de paso, ciclo rutas, espacios públicos, vivienda y proyectos urbanos.

Entre las grandes obras viales que vamos a impulsar se encuentran:

• La remodelación de la carretera del Litoral con el aporte del FOMILENIO II.
•  La remodelación de la carretera Panamericana.
•  La autopista y el bypass a San Miguel.
•  Autopista y bypass al Puerto de La libertad.

Según índices de cambio climático, El Salvador es uno de los países más vulnerables del mundo, al igual que los demás países de Centroamérica y el Caribe. Muestra de ello es que en poco más de dos años nos vimos afectados por cinco eventos naturales: la Tormenta Tropical Ida en 2009, Agatha, Alex y Mathew en el 2010 y la depresión tropical 12E en 2011.

Los diferentes fenómenos climáticos en los últimos años han dejado pérdidas estimadas en alrededor de 900 millones de dólares, equivalentes al 4% del PIB nacional.

Algo que siempre tendremos en cuenta es la modernización del MOP para adecuar la obra pública al cambio climático. La vulnerabilidad de nuestro territorio demanda una estrategia de gestión del riesgo. Por eso, nuestro Gobierno ha asumido responsablemente la generación del desarrollo que está en función de la sustentabilidad del Medioambiente.

Gracias a todos los presentes. Ustedes presencian hoy un paso que damos en la ruta del desarrollo de nuestro pequeño y gran país, que ha contado siempre con l