Print Friendly

Las jefaturas de enfermería de las 5 regiones de salud del país, de los 30 hospitales nacionales y de los 17 Sibasis, se mostraron en desacuerdo con las acciones de los sindicalistas de cerrar la sede central del MINSAL.

Este día en declaraciones a la prensa, las enfermeras manifestaron que las exigencias de los sindicalistas deben hacerse por medios legales y correctos, que no afecten, ni pongan en peligro la vida de los pacientes del sistema público del país.

Manifestaron su apoyo a las autoridades del Ministerio de Salud que están empeñadas en profundizar la Reforma de Salud para mejorar la cobertura y el acceso a la salud de la población salvadoreña.

Y exhortaron a sus colegas a no obstaculizar el derecho al trabajo del personal de salud y a privilegiar el diálogo y la negociación entre las autoridades y el gremio de enfermería como método para llegar a acuerdos.