Print Friendly, PDF & Email
  • Así se rompen los paradigmas de las industrias tradicionales y se da paso a un modelo de procesos económicos y culturales que florecen desde la esencia de la tierra salvadoreña, sus colores, aromas y sabores.

 

El gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén implementa en 82 municipios la estrategia “Un Pueblo, Un Producto”, un modelo de desarrollo económico y social que crece junto a los empresarios locales que ahora piensan global.

 

La meta es que para el 2019 sean 100 los municipios en los que el apogeo de los productos de calidad, innovadores y con vocación exportadora sean una realidad a través de la estrategia.

 

Así lo planteo en Casa Abierta la directora de la CONAMYPE, Iliana Rogel, al destacar el crecimiento y enfoque de esta apuesta económica.

 

“Queremos generar oportunidades de ingreso para las personas y que las personas dueñas de los negocios, con mejores ingresos, puedan generar oportunidades de empleo”, dijo la funcionaria.

 

Además, se busca “garantizar que la gente se quiera quedar a vivir en su territorio, que la gente no piense en migrar de su lugar de vivienda, a la ciudad o irse para Estados Unidos”.

 

Generando más fuentes de ingreso para las familias también se contribuye “a frenar este fenómeno tan dramático de violencia que existe en el país, porque mucha gente si tiene oportunidades, si tiene posibilidades de ingreso, va a buscar esta opción, en lugar de la otra”, consideró Rogel.

 

En su discurso, el Presidente Sánchez Cerén elogió a los empresarios que están impulsando sus productos y los alentó a mantener un proceso constantes de aumento de calidad para que, en el marco de la unión aduanera del Triángulo Norte, puedan ser exportados a Guatemala y Honduras.

 

El Salvador aspira a que la unión aduanera sea una realidad en toda Centroamérica.

 

En Casa Abierta participaron, por invitación del mandatario, los líderes empresariales que en el territorio impulsan esta estrategia, funcionarios de gobierno, cooperantes y representantes diplomáticos de China (Taiwán), Japón y Luxemburgo.

 

La secretaria de Cultura, Silvia Elena Regalado, dijo que la estrategia, más allá de todos los beneficios económicos “resume” la cultura de El Salvador.
“Potencia la diversidad de nuestro país y la unidad de nuestros municipios” y es una base para el desarrollo de industrias culturales, expresó la funcionaria.

 

Por su parte, el secretario Técnico y de Planificación, Roberto Lorenzana, se refirió a “Un Pueblo, Un Producto” como una verdadera política que “tiene un nivel de madurez”.

 

“Es una política adoptada por el país que difícilmente puede retroceder. Cualquier gobierno en el futuro no puede desconocer esta realidad, es una realidad que está en marcha, es una política exitosa”, expresó.

 

Esta estrategia económica nacional se basa en tres principios fundamentales: actuar local y pensar global, economía y creatividad, y desarrollo de los recursos humanos.

 

San Salvador, 21 de octubre de 2017.