Print Friendly

Estimadas familias:

Permítanme antes de iniciar mis palabras, de expresar mi enorme solidaridad, mi enorme comprensión al dolor de nuestro querido Alcalde, que creo que ustedes comparten también y lo acompañan en su dolor.

Todos sabemos que la familia es un componente fundamental de nuestra vida y perder a alguien, un ser querido, pues, es algo que nos llena de dolor, pero también nos llena de esperanza porque nos deja muchas lecciones que aprender, y yo no dudo que Clemente va a seguir el ejemplo de su hermana, una mujer dedicada a su pueblo, trabajar por su pueblo, y Clemente contará con la ayuda de nuestro gobierno para seguir adelante con todo este beneficio de ustedes.

Ustedes son un municipio de extrema pobreza y por lo tanto son beneficiarios de programas, programas al adulto mayor, apoyos para el tema de las familias en el área de salud, en el área de educación, son parte de las comunidades solidarias, y también son parte también del paquete escolar, de todos los beneficios, como bien ha dicho Clemente, nuestro alcalde, se iniciaron con el Presidente Mauricio Funes. Yo pido también un fuerte reconocimiento al Presidente Funes.

Él inició algo inesperado en este país, puso en el centro a los sectores olvidados, a los sectores excluidos de la sociedad y trabajó por ellos, implementó una serie de programas tan valiosos en la educación, en la salud, en el área del combate a la pobreza y también inició algo que nos detiene a

reflexionar en esta actividad, y que ustedes son los actores y que ustedes nos han demostrado que ante cualquier adversidad, cuando se está unido, cuando se piensa en común se sale adelante, cualquier adversidad, ustedes son ese ejemplo para nuestro país, que las amenazas de cambio climático, que esa naturaleza que no entendemos, que de repente llueve, que de repente hay sequía, que de repente hay terremotos, pero ese es nuestro país, ese es el paisito nuestro que queremos que se llama El Salvador y por El Salvador vamos a seguir siempre adelante con ustedes, vamos a seguir trabajando mucho por ustedes, porque El Salvador son ustedes. Los programas van a continuar.

Seguimos trabajando con FONAVIPO. FONAVIPO tiene en mente también proyectos de continuidad y de apoyo a ustedes, ellos tienen que ver con la vivienda de interés social, tenemos que también pensar en ustedes, pero además también tenemos que estar preparados ante estos fenómenos, de repente se nos vino la sequía, ahora de repente se nos viene permanente lluvia y también en medio de la lluvia hemos tenido un terremoto, y gracias a Dios, gracias a Dios las pérdidas humanas han sido mínimas y las pérdidas materiales han sido mínimas, ¿y a qué se debe, se debe al sistema? Se debe al sistema de Protección Civil, que como ustedes bien dicen liderea al Secretario Jorge Meléndez, para quien pido un fuerte aplauso por su liderazgo.

Somos un ejemplo en el mundo de sistemas de protección, somos un ejemplo a seguir, pero además también tenemos un sistema científico, un observatorio que observa el movimiento de la naturaleza, observa la sismicidad del país, observa la amenaza de lluvia y ellos también, junto con Protección Civil forman un equipo de las cuales hemos logrado adelantar, anunciar, las alertas y esas alertas que ponen en tensión a todo el país y todo el país se une, y también contamos con el apoyo internacional, ustedes se preguntarán ¿y estos fondos de dónde saldrán?, hay un fondo que se llama FOSOMIDE, que es un fondo que tenemos ahí para responder a las emergencias, actualmente tenemos un fondo de 4 millones de dólares para responder a todas estas emergencias.

Pero los señores diputados en la Asamblea Legislativa tienen ahí un préstamo, una donación y un préstamo de que va a aumentar en alrededor de 30 millones de dólares ese monto, por eso nosotros les pedimos también a los señores de la Asamblea Legislativa que aprueben esos recursos que son para la gente más humilde, para estar preparados ante los terremotos, para estar preparados ante los deslaves, eso es lo que permite que ustedes puedan responder, pero también como decía mi amigo Mauro Pablo Gómez, él decía, nosotros hemos estado ahí permanentemente cerca del cráter, ahí vivimos y estamos en esas condiciones permanentemente y ahora han logrado combinar el trabajo con preservar su vida ante la amenaza, es una amenaza que está también ahí latente todavía, pero que está siendo seguida por Protección Civil y por el observatorio del Medio Ambiente, se están monitoreando permanentemente.

Y sin ustedes no fuera posible lograr todo estos éxitos de que ustedes puedan sobrevivir, de que ustedes puedan cultivar y que tenemos que pensar en que tenemos que vivir en esas condiciones, el país entero tiene que pensar que va vivir como viven las comunidades que están en el Volcán Chaparrastique, todo, todo el país que está amenazado, somos un país muy vulnerable, muy vulnerable y tenemos que estar preparados, organizados, atentos a los llamados de las autoridades a actuar juntos, a trabajar juntos.

Esta es la enseñanza que ustedes nos han dado, tienen muchos meses de estar en alerta y esa alerta no ha incidido en que ustedes puedan tener una vida productiva, que sus hijos vayan a los centros escolares, que puedan también ustedes recibir los beneficios de los diferentes programas y continuar su vida.

Ayer un científico …llamado Manuel que trabaja en el observatorio de Medio Ambiente nos decía, tenemos que estar preparados porque esa es la vida en que vamos a desarrollarlo y tenemos que convivir con este país tan bello, tan querido por nosotros que tiene tanta belleza, que tiene tanta riqueza porque esos volcanes aunque son una amenaza, son una riqueza para el país, en energía, en tener las mejores tierras para cultivar o sea que además de ser una amenaza, también es una riqueza para el país, lo que tenemos que hacer es aprender a convivir en esta nueva situación y ustedes han dado un ejemplo en ese sentido.

Yo por eso quiero felicitarles, decirles que estaremos siempre cerca de ustedes, las instituciones en el momento que nos necesiten, vamos a estar aquí junto con ustedes. Como Presidente, con mis ministros, los que necesitemos estar aquí vamos a estar junto con ustedes.

Por eso yo quiero agradecer la presencia de la señora diputada de la Honorable Asamblea Legislativa, Margarita Rodríguez, al señor Alcalde Municipal de San Jorge, Clemente Jesús Aparicio y su Concejo Municipal que nos acompaña, al Señor Secretario de Vulnerabilidad, Jorge Meléndez y funcionarios que le acompañan, al Señor Presidente del Fondo Nacional de Vivienda Popular FONAVIPO, Rony Huezo, su junta directiva y funcionarios que le acompañan, al Señor Gobernador Departamental de San Miguel, Ricardo Fortín Canales, al Señor Comandante de la Tercera Brigada de Infantería Coronel Oswaldo Bladimir Portillo, que también yo he estado visitando las guarniciones militares y están listas en cualquier momento con sus unidades, con sus helicópteros, con sus aviones, con sus unidades de transporte para responder en cualquier momento emergente.

Es una Fuerza Armada, que ahora es una Fuerza Armada que ahora está al servicio de la sociedad civil. Yo pido un fuerte aplauso también para nuestra Fuerza Armada.

Y quiero saludar a los jóvenes, gracias por estar acá, gracias, ustedes son importante para este municipio.

Quiero agradecer a todos, aquellos jovencitos y jovencitas que están, a todas las niñas y niños que han estado en este acto porque también en este acto entienden que aquí se adquieren valores, los que tienen todas estas familias, todas estas comunidades, el valor de la solidaridad, el valor de servir a los demás, son necesarios los valores que formemos nosotros en nuestras juventudes para salir adelante.

Y quiero agradecer a todas las familias especialmente a las familias beneficiadas y a todos los invitados especiales y agradecer a los medios de comunicación, escritos, radiales y televisivos que nos acompañan.

Es importante que el país conozca no solo en los momentos difíciles, sino en aquellos momentos en que nos unimos gobierno y comunidades, para darnos la mano y decirnos, vamos a seguir adelante trabajando.
Gracias, gracias por estar acá.

Es un placer compartir esta mañana con ustedes. Me ha inspirado su determinación para superar las adversidades y los momentos difíciles que les ha tocado vivir junto a su familia, nos inspiran a seguir trabajando, como decía Mauro, con una total entrega y dedicación por El Salvador.

La erupción del Volcán Chaparrastique aquel domingo 29 de diciembre del año 2013 nos generó una difícil situación que puso en alto nivel de riesgo a muchas familia sin embargo hoy podemos decir con toda certeza que hemos sabido enfrentar con mucha fortaleza estas adversidades y que estamos de pie, unidos, dispuestos a seguir avanzando y por supuesto nos mantenemos atentos ante este fenómeno natural.

El Observatorio Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a quien felicito por su rigurosa labor científica, informo en su momento que la zona de mayor riesgo afectada por la erupción fue el sector Nor Poniente, Poniente y Sur Poniente del volcán.

Hablamos de un radio de cinco kilómetros en los cuales se ubican varios caseríos de los cantones El Volcán, El Conacastal, La Morita y Piedra Azul de los municipios de San Miguel, Chinameca, San Jorge y San Rafael Oriente.

Desde el momento de la erupción hemos estado muy pendientes de la actividad del volcán. El pasado diciembre, Protección Civil declaró alerta naranja para la zona de San Miguel y alerta amarilla en todo el territorio nacional. Y se ha desarrollado una serie de medidas de prevención en favor de todos ustedes.

Se validó el Plan Contingencial de Evacuación en el mes de enero. Se realizó un censo en comunidades ubicadas en los municipios de San Jorge, Chinameca, San Rafael Oriente y San Miguel, donde se ubican un aproximado de 600 viviendas que pudieran ser afectados en caso de que las actividades volcánicas continuaran. Con satisfacción podemos decir que no se ha descuidado en ningún momento esta zona. Hemos estado pendientes, cerca de ustedes, dispuestos ayudarles.

La mayor amenaza consistió en que los materiales producto de la erupción, depositados en la parte media-alta del cono volcánico, sufrieran deslaves provocados por las lluvias intensas y prolongadas propias de la época. Nos referimos a los meses de entre mayo y noviembre.

Ante esta situación, la Dirección General de Protección Civil, el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano y los líderes comunales, planificaron la evacuación temporal de 280 familias que habitan la zona de riesgo. Ha sido un trabajo en conjunto donde han predominado valores como la cooperación, la hermandad, la diligencia y la honestidad.

Se acordó que por un periodo de seis meses ustedes iban a permanecer fuera de la zona, y en este lapso de tiempo el Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO) se encargaría de entregar a cada familia la cantidad de $150 dólares mensuales en concepto de alquiler de vivienda

En total se han entregado 236 mil 670 dólares en subsidio para las familias evacuadas. Este dinero ha salido del fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID) y ha sido administrado responsablemente por FONAVIPO.

Es muy gratificante decir: hemos cumplido satisfactoriamente esta misión, pero no la estamos concluyendo vamos a continuar, vamos a analizar los nuevos programas y los nuevos planes. Hoy llegamos a la última entrega de cheques para el pago de sus viviendas temporales. Quise estar este día con ustedes para manifestarles que nuestro Gobierno estará siempre dispuesto a apoyarles en todo. Les seguiremos respaldando en todo lo que necesiten.

Nuestra misión es seguir trabajando por mejorar las condiciones de vida de todos los salvadoreños y salvadoreñas.

Quiero felicitarles a todos ustedes por haber accedido a las medidas de prevención que Protección Civil coordinó. Era difícil, yo los entiendo, en aquel momento dejar sus casitas que es lo que más tienen y fue una decisión que yo creo no se arrepienten de haberla tomado, ¿verdad? Porque han tenido todo el apoyo todo el beneficio y además ustedes pueden trasladarse a cultivar sus viviendas a cultivar las zonas y siguen recibiendo el beneficio. A pesar de todo, hemos demostrado una vez más que somos un país fuerte. Somos un pueblo valiente que enfrenta la vida con alegría, con determinación y con esperanza.

Nuestro Gobierno reitera su compromiso con todos los salvadoreños. Un brazo extendido del Gobierno que ustedes siempre tendrán a su disposición es Protección Civil. Quiero resaltar la destacada labor de la Dirección General de Protección Civil. Una vez más se puso a prueba la capacidad y el compromiso de este gran equipo. A esto se suma el liderazgo de las comunidades afectadas, cuyo trabajo nos ha permitido alcanzar resultados muy positivos.

Quiero reconocer también el trabajo desempeñado por el Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO). Agradecerles por haber desarrollado una labor admirable a favor de las comunidades afectadas. Felicitarles por haber estado pendientes de las familias que tuvieron que abandonar temporalmente sus viviendas.

Ha sido FONAVIPO la institución encargada de administrar los fondos con los cuales ustedes, las familias afectadas, han solventado el pago de sus viviendas temporales. El personal de FONAVIPO ha estado cerca de ustedes, pendientes de su situación.

Es preciso que recordemos que FONAVIPO es una institución pública, de crédito, de carácter autónomo, encargada de facilitar responsablemente a las familias salvadoreñas más pobres el acceso a una solución habitacional, es decir a una vivienda

FONAVIPO seguirá facilitando el acceso al crédito a las familias salvadoreñas de más bajos ingresos. FONAVIPO seguirá atendiendo los problemas de vivienda del pueblo salvadoreño. Solo en los primero meses de nuestra gestión, FONAVIPO ya cuenta con 5,533 servicios ofrecidos a las familias salvadoreñas.

Durante nuestro Gobierno vamos a impulsar el trabajo de FONAVIPO, pues nuestra misión es generar las condiciones más favorables para el financiamiento habitacional de interés social.

Estamos aquí en respuesta a la necesidad de las familias de la zona. Recordarles que somos una sola familia. En los momentos difíciles que hemos tenido que atravesar siempre ha estado presente ese espíritu de hermandad del pueblo salvadoreño.

Nos da mucha satisfacción comprobar que somos un país más fuerte y unido. Un país capaz de enfrentar diferentes situaciones adversas. Es una realidad que no podemos evitar las amenazas naturales, pero sí podemos tomar todas las medidas de prevención y actuar diligentemente.

Como lo hemos realizado este lunes por la noche cuando nos sorprendió un terremoto de 7.4 grados, que fue sensible no sólo en El Salvador sino en todos los países de Centroamérica.
Gracias a Dios los daños materiales fueron leves y la pérdida de vidas humanas solo hemos tenido que lamentar una.

Deseo reiterarles que cuentan con un gobierno entregado a su pueblo, que velará en todo momento por su seguridad. Les garantizo que nuestras instituciones continuarán atentas a cualquier fenómeno natural que pueda golpear a nuestro país, y actuará oportunamente para garantizar su bienestar.

Sigamos adelante. Recordemos siempre la importancia de estar unidos para seguir creciendo.

Que Dios les bendiga este día a todos.