Print Friendly

10 DE DICIEMBRE DE 2015
Realmente este es diciembre y se ve en ustedes, diciembre es el mes de la familia. Gracias infinitamente por venir con sus hijos, con sus esposos y abrazar la esperanza de que El Salvador va a seguir progresando y va seguir prosperando; abracemos esa esperanza. Es un alto significado en este mes que ustedes hayan podido viajar desde muy lejos, pero hayan venido con sus familias.
Decirles que para mi gobierno, la familia es el centro de la actividad de nuestros funcionarios, trabajamos por la familia, trabajamos por construir la felicidad de la familia y que agradable es trabajar por aquellos hombres, mujeres, niños, niñas, jóvenes, adultos que con sus manos siembran la tierra y nos dan los alimentos, es una felicidad encontrarnos este día con las familias, las familias de los lugares más lejanos, pero las familias que engrandecen este país, familias que a veces están ignoradas a veces están olvidadas, pero que en sus manos nos proporcionan el fríjol, el maíz, el arroz; gracias infinitamente.
Quisiera decirles que no hay nada que proporcione más alegría que resolver las demandas de ustedes, las demandas de nuestro pueblo. Por eso este día es muy día es muy especial, pues miles de familias salvadoreñas reciben las escrituras de propiedad que solicitaron por muchos años. Hoy dejan atrás la espera y la incertidumbre en que se mantuvieron.
Por eso este año y este mes, le llamamos Abracemos la Esperanza, porque en ustedes sin esa esperanza, sin esa perseverancia no hubieran obtenido esta escritura, ustedes son una muestra de lo que el país siempre anhela, anhela que llegue un día de felicidad y hoy es un día de felicidad para muchas familias que van a tener segura su propiedad, que van a tener su escritura, que les da la legalidad de poseerla y de transferirla a sus hijos, a sus familiares.
Como lo hemos dicho en repetidas ocasiones: la propiedad de la tierra tiene que verse como un derecho humano fundamental. Un derecho al que nuestra gente no puede renunciar. Por eso felicito a las familias beneficiadas este día, porque nunca abandonaron sus sueños y esperanzas. Su perseverancia les ha permitido alcanzar su objetivo: ser verdaderos propietarios de las tierras que habitan y trabajan.
Desde junio del 2014 desde el año pasado se han entregado 6 mil 617 escrituras de propiedad y con la entrega que hoy iniciamos vamos alcanzar el número de 12 mil 617 escrituras, escrituras que han cambiado la vida de miles de familias.
También hay anécdotas dolorosas, como la que he tenido oportunidad de conocer, la historia de la señora Ana Celina Leonor de González. Ella vive en la Hacienda Plan de Amayo del Departamento de Sonsonate. Es una mujer que ha trabajado toda su vida ahí, en la agricultura y ha velado por el sustento de sus hijos. Conmueve saber que ella tuvo que esperar 24 años para recibir su escritura de propiedad. Hoy tengo el honor de decirle: Doña Cecilia, mi gobierno le ha cumplido. Desde hoy la tierra que usted trabaja está legalmente es suya y de su familia. Nadie podrá quitársela, nadie, nadie podrá quitársela.
Y otro caso muy significativo y que para mí personalmente tiene algo de especial en mi vida, es el caso de la extinta FINATA, de 32 familias de la Hacienda “San José Los Potreros” del Cantón Tilapa del municipio de Huizúcar, La Libertad, recibirán hoy sus escrituras después de haber esperado 31 años. Nos unimos a la alegría de ellos al saber que su situación jurídica queda resulta.
Pero a mí en lo especial tiene un gran símbolo, yo quiero decirle a la familia de la Hacienda Los Potreros, que yo comencé a trabajar de maestro hace 52 años en la escuelita de Tilapa, ahí comencé. Y ahora de profesor como Presidente de la República, aquella aulita ahora yo les estoy entregando su escritura de propiedad. Eso para mí es profundamente significativo de lo que se puede hacer cuando se tiene la voluntad de trabajar por ayudar a las familias.
Y podríamos mencionar muchos casos más que hablan de la falta de interés que hubo en los gobiernos pasados por resolver la situación de inseguridad jurídica en que viven las familias salvadoreñas. En muchos casos, lamentablemente, los solicitantes murieron con la incertidumbre de no saber si en un futuro sus familias serían desalojadas.
Definitivamente, nuestro Gobierno tiene un compromiso con nuestra gente. Por eso he pedido a la presidenta del ISTA, Licenciada Carla Alvanés, redoblar esfuerzos para resolver los diferentes casos que están pendientes. Pero ella también me hacía una petición especial, me dijo, mire presidente yo necesito que con el Ministro de Agricultura, trabajemos juntos porque muchas de estas familias, muchas mujeres, muchos hombres no están recibiendo los beneficios de toda la política de agricultura que está beneficiando con el Paquete Agrícola, con el Programa de Agricultura Familiar, con el Programa de Reservorios, con toda la capacitación que está recibiendo para enfrentar el problema de la sequía, no están recibiendo toda la asistencia técnica.
Entonces yo quiero decirles a ustedes, que yo me comprometo a platicar con el Ministro de Agricultura, para que ustedes sean incluidos en los programas que tiene el Ministerio de Agricultura, para que puedan, no solo tener la tierra, sino hacer producir la tierra.
Definitivamente este día es lleno de felicidad, por eso quiero felicitar a todo el equipo de trabajo del ISTA que ha puesto un especial interés en los derechos de la mujer a través de un tema tan importante como es la transferencia de tierras.
Una de las prioridades de mi gobierno es empoderar a la mujer campesina e indígenas a través de programas como la entrega de escrituras de propiedad y proyectos de producción agropecuaria.
Desde el ISTA se han realizado entregas de escrituras especialmente para mujeres. La primera se efectuó el 21 de octubre del 2014 aquí en el CIFCO, beneficiando a 300 mujeres. La segunda fue el 17 de marzo de este año en San Juan Opico donde 602 mujeres recibieron sus escrituras de propiedad.
Hoy haremos la tercera entrega a más de 500 mujeres. Este es un estímulo al rol de la mujer en la vida social, en la agricultura, en el desarrollo y la economía de nuestro país.
Cabe mencionar que el 9 de junio, el ISTA firmó un Convenio de Cooperación con ONU-MUJERES. Desde esa fecha ambas instituciones han trabajado en conjunto para elaborar la Política Institucional de Igualdad y No Discriminación para Mujeres Campesinas e Indígena, la cual tengo el privilegio de recibir este día, la hemos recibido, pero esa política la también vamos a tratar de hacerla que no sea solo papel, sino que sea realidad y que lo que ahí se plantea, pues trabajemos porque se ejecute.
Es importante mencionar que por primera vez en el marco de construcción de una política de género se crea una mesa de lideresas indígenas, óigase bien, lideresas indígenas que están trabajando en una mesa, Felicitaciones, espero que sigan trabajando con todo el esfuerzo y que esa población indígena sea reivindicada en el país.
Para mi gobierno la igualdad y equidad de género es un gran desafío y uno de los compromisos más grandes de justicia. En cuanto al empoderamiento de la mujer rural, estamos viendo significativos avances, y esto debe alegrarnos a todos pues constituye un paso fundamental en la superación y desarrollo de la sociedad salvadoreña.
Amigas y amigos:
Estamos llegando al final del año con mucho optimismo. Acontecimientos como este nos renuevan la fe y la esperanza en un mejor futuro mejor para nuestro país.
El pueblo salvadoreño puede tener la certeza de que seguimos trabajando sin descanso para resolver las grandes necesidades históricas de nuestra gente.
Reitero el compromiso de resolver la situación de familias que siguen esperando sus escrituras. Les aseguramos que no nos hemos olvidado de ustedes.
Para mi gobierno es satisfactorio saber que este año 2015, 10,000 familias tendrán una Navidad diferente gracias a la seguridad jurídica que les acredita como verdaderos propietarios de la tierra que por derecho les corresponde.
Nuestra prioridad es y seguirá siendo trabajar para lograr el buen vivir de las familias salvadoreñas. Seguiremos unificando esfuerzos para lograr el crecimiento y el desarrollo de las personas, garantizando la igualdad de oportunidades para todas y todos.
Espero que regresen a sus hogares felices y quiero desearles Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo. Felicidades.
Muchas gracias