Print Friendly

Muy buenos días, comunidad San Jerónimo. ¿Cómo se sienten ahora? ¿Felices?, ¡felices, agradecidos!, como bien decía la señora que dio las palabras, que han esperado 40 años. Gloria se recuerda de todo ese recorrido que han tenido y me decía también una de las beneficiarias que le agradecía a Dios. Yo creo que Dios les dio la esperanza y esa esperanza es la que ha hecho esto realidad, que ahora sean propietarios de su vivienda, es debido al esfuerzo de ustedes. Son ustedes los que han garantizado que nosotros como gobierno cumplamos la responsabilidad de legalizarles su propiedad. Por ello yo me siento muy feliz de estar con ustedes.

Me llena de satisfacción creer en que cuando nos unimos y cuando estamos juntos somos más fuertes y podemos lograr metas que a veces, como personas, no podemos alcanzar, y ahora están dando ustedes una muestra: se ha unido alcaldía, se ha unido gobierno, se han unido las comunidades y todos hemos logrado hacer realidad un sueño que ustedes venían anhelando de tanto tiempo atrás.

Sabemos que el país tiene muchas necesidades, hay muchos retos, tenemos que garantizar la seguridad de todos ustedes y no hemos comprometido como gobierno a garantizar la tranquilidad de la familia, y les quiero decir a ustedes que vamos a luchar fuertemente porque aquellos que han agarrado el camino de segar las vidas de las personas, lo más valioso de un ser humano es la vida, y a aquellos que atentan contra la vida de las personas les va caer el peso de la ley, en eso estamos trabajando, y no es como han querido decir algunos medios de comunicación, que el gobierno quiere ignorar su responsabilidad.

El principal responsable de garantizar la seguridad de las personas es el gobierno y por eso estamos trabajando con la Policía Nacional Civil, estamos trabajando, valorando utilizar más unidades del ejército para garantizarle más tranquilidad a la población.

Yo no le estoy echando la responsabilidad a los medios de comunicación. Lo que yo he dicho es que algunos medios de comunicación no informan de lo que hace el gobierno. Imagínense, estamos entregando 400 mil paquetes agrícolas para garantizar la cosecha y no hay información para la población, a eso me refiero.

La libertad de expresión no es derecho de unos pocos, es derecho de todos ustedes y tienen el derecho de estar informados, y los medios informan lo que sucede en el país; claro, no podemos ignorar las muertes, los homicidios, no podemos ignorarlos, es una grave situación. Pero también tenemos que reflejar y trasladarle el mensaje a la población de todos los esfuerzos que este gobierno está haciendo en educación, en salud, en vivienda, en mejorar las carreteras, en garantizar inversión, en apoyar al sector empresarial, en apoyar al sector agropecuario; la población necesita conocer esa información para tener claridad de qué es lo que está haciendo este gobierno.

Por eso yo les vuelvo a repetir que la clave de todo esto es la unión y ustedes nos están dando una gran lección de que unidos podemos lograr mucho. Y el gobierno está comprometido no solo con la represión, sino también en dar oportunidades a los jóvenes y a los niños. Por eso, en la próxima semana vamos a entregar 6,500 computadoras como parte del programa Un Niño, Una Niña – Una Computadora. Este año pensamos entregar alrededor de 50 mil computadoras para que los niños y las niñas de los centros escolares y los jóvenes que están en el bachillerato tengan acceso a las nuevas tecnologías, si no la educación no es de calidad, por ello estamos en esa responsabilidad.

También quiero decirles que hemos iniciado la entrega de 400 mil paquetes de semilla de maíz y fertilizantes, cada paquete cuesta 50 dólares, hay una gran demanda, nosotros tenemos una reserva ahí, pensamos cubrir más de 450 mil beneficiarios y vamos a entregar 200 mil paquetes de frijoles. Hasta hoy hemos entregado 75, 838 paquetes, porque necesitamos asegurar los frijoles para la alimentación de las personas, necesitamos garantizar el maíz, el arroz, que es la dieta básica de nuestra población y en eso estamos trabajando.

Tenemos un plan ya dirigido por si este año hay sequía, como el otro año. Tenemos todas las medidas ya adecuadas para evitar que el precio de los alimentos se eleve como se elevó el año pasado y también estamos generando oportunidades de empleo.

Este año vamos a tener un crecimiento económico. El país necesita crecer permanentemente en su economía, porque necesitamos garantizar la productividad. Si hay productividad del país hay empleo, y si hay empleo hay oportunidades para la mayoría de salvadoreños, por ello la meta que tenemos propuesta para este año es crecer al 2.5%, cada porcentaje anda por los 200 millones de dólares, o sea que creceríamos de forma importante.

Quiero también decirles que ha disminuido la tarifa del pago de la electricidad. Ahora pagan menos porque ha bajado el precio, ha bajado más o menos en un 30% la tarifa de la energía eléctrica y eso a partir de la reducción del precio del combustible, lo que ha permitido ciertos ahorros con los que se están viendo beneficiados las familias.

Quiero saludar también al señor diputado de la Comisión de Obras Públicas de la Asamblea Legislativa, David Rodríguez, para quien pido un aplauso, ellos son los que han iniciado esta oportunidad para ustedes. Quiero también agradecer y felicitar por esa comunicación que tienen con su comunidad y el trabajo que hace con su comunidad al señor alcalde municipal de Guazapa, Juvenal Leiva Mejía, y demás alcaldes que nos acompañan, para referirme a algunos, de El Paisnal y de Nejapa, pero hay de otros municipios que están aquí con ustedes, porque la municipalidad es el primer eslabón del Estado para llevar bienestar a las familias, así es que agradezco su presencia.

Saludo también a uno de los actores principales de esta actividad que estamos realizando, que es al señor presidente de FONAVIPO, Rony Huezo.

Y saludo también al señor director ejecutivo del Instituto de Legalización de la Propiedad, ILP, David Henríquez.

Al señor gobernador departamental de San Salvador, Eduardo Linares.

Agradezco las palabras a la señora representante de la comunidad de Santo Domingo y San Jerónimo, Gloria Yanira Torres, gracias por sus palabras.

También agradecer la presencia de los estudiantes del centro escolar Cantón San Jerónimo que nos acompañan, gracias por estar con nosotros.

Y agradecerles a todos, a las señoras y señores habitantes de las distintas comunidades que nos acompañan.

Como ya les decía con profunda emoción y alegría, he venido aquí a San Jerónimo, en este histórico municipio de Guazapa, para entregar escrituras a familias que durante décadas han luchado por ser propietarios legales de los terrenos donde habitan.

Me emociona porque ahora a ustedes ya nadie los podrá expulsar, como dijo Gloria, ya nadie los podrá expulsar de su propiedad, porque es de ustedes, en esas tierras han forjado su vida con tanto sacrificio.

Algunos de los más jóvenes que están acá, que nos acompañan, quizás recuerden muy poco de aquellos tiempos difíciles hace 40 años, cuando muchas familias abandonaron sus lugares originarios escapando la represión militar. Fue en ese contexto como nació esta comunidad.

Me comentaban que en las primeras familias que llegaron a San Jerónimo venían también de diferentes puntos de Chalatenango, algunas de Arcatao. ¿Dónde están los de Arcatao? Felicitaciones, los conozco, sé lo difícil que ha sido para ustedes. Chalatenango fue también un tiempo mi casa, así que me siento chalateco igual como ustedes.

Ha sido un largo camino que ustedes han recorrido, y es por ello que quiero decirles con mucho orgullo, que esta entrega de escrituras que hoy realizamos no hubiera sido posible sin el trabajo organizado y la perseverancia de ustedes.

Esta es una nueva confirmación que solo unidos podemos avanzar y superar las dificultades y retos. Es por eso que elegimos como lema de nuestro gobierno: Unámonos para Crecer, ese es el camino correcto para llevar el desarrollo, tranquilidad y bienestar a todo El Salvador.

Finalizamos en San Jerónimo un proceso de legalización de tierras iniciada en 2012, que ha beneficiado a 155 familias, de las cuales 110 recibirán hoy sus escrituras de propiedad gracias a un esfuerzo interinstitucional entre el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano, el Fondo Nacional de Vivienda Popular y el Instituto de Legalización de Propiedades.

Este esfuerzo ha sido acompañado por diputados de la Asamblea Legislativa, las familias de la comunidad y las directivas comunales.

El proceso de escrituración ha requerido una inversión de 58 mil quinientos dólares, con fondos provenientes del Gobierno y del Programa de Vivienda Fase II del Banco Interamericano de Desarrollo.

Quiero felicitar a FONAVIPO y al Instituto de Legalización de Propiedades por su arduo trabajo en apoyo a miles de familias de escasos recursos en programas de créditos, proyectos habitacionales y legalizaciones.

Quisiera decirle al presidente de FONAVIPO, que también una de las beneficiarias me dijo que, a ver si le podías ayudar con su casita, que se le estaba cayendo, me dijo. ¿Cómo te llamas? María Eduviges, platica con el presidente del Fondo, con Rony, para ver cómo podemos ayudarte.

Este esfuerzo ha sido acompañado por diputados de la Asamblea Legislativa, las familias de la comunidad y directiva comunal, el proceso de escrituración ha requerido una inversión de 58 mil 500 dólares, con fondos provenientes del gobierno y del Programa Vivienda Fase II del Banco Interamericano de Desarrollo.

Vuelvo a decir, quiero felicitar a FONAVIPO y al Instituto de Legalización de Propiedades por su arduo trabajo en apoyo a miles de familias, de escasos recursos, programas de crédito, proyectos habitacionales y legalizaciones.

Solamente de enero de 2014 a febrero de este año se han invertido más de 15 millones de dólares en apoyo a más de 25 mil familias.

Gracias a la Ley de legalización de las calles, carreteras y vías en desuso, emitida en 2009, ha sido posible completar de manera exitosa proyectos de legalización como el de San Jerónimo.

Quiero decirles que continuaremos trabajando por la legalización de terrenos de muchas familias en nuestro país.

Muy pronto, gracias al trabajo efectivo de nuestras instituciones, entregaremos títulos de propiedad a más de 400 familias de Santa Ana, San Salvador, San Vicente y Usulután.

FONAVIPO legalizará terrenos a mil 84 familias de seis comunidades de San Salvador, La Libertad y Santa Ana, cuyos inmuebles ya fueron transferidos a la institución por Decreto Legislativo.

También se encuentran en proceso de legalización terrenos para 827 familias de diversas comunidades del país por desafectación de líneas férreas y calles en desuso.

Además otras 397 familias recibirán contribuciones de FONAVIPO para construcción, mejora y adquisición de viviendas, por un monto de 1 millón 800 mil dólares.

También este año se beneficiará a 235 familias con una inversión de 280 mil 500 dólares.

Avanzar con la legalización de terrenos de muchas familias salvadoreñas es uno de los compromisos que hemos asumido con responsabilidad, y lo estamos cumpliendo.

Las familias de la comunidad de San Jerónimo que hoy reciben sus escrituras esperaron más de 40 años para tener seguridad jurídica de los lugares que habitan. Ahora ese sueño es una realidad.

La legalización de terrenos es un paso importante que abre la puerta para gestionar oportunidades de inversión pública y privada para el desarrollo económico y social de la comunidad.

Continuaremos haciendo realidad ese sueño para miles de familias.

Queridas familias beneficiadas:

Les reitero mi alegría por saber que a partir de hoy ya no habrá incertidumbre, ya no habrá temor a ser desalojados, porque este Gobierno les ha dado la seguridad legal que necesitaban.

De esta manera vamos avanzando sin descanso en la ruta hacia el Buen Vivir, de construir la felicidad en las familias.

Vamos avanzando hacia el país que hemos proyectado en nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo, nosotros queremos un país como: El Salvador Productivo, Educado y Seguro y con inclusión e igualdad.

Como Presidente me satisface que nuestro programa para profundizar los buenos cambios se convierte en hechos reales para mejorar las condiciones de vida de la población. Para eso trabajamos.

Felicidades, familias de San Jerónimo, por ese logro alcanzado. Les invito a seguir trabajando juntos por el desarrollo de su comunidad y el país entero.

Que Dios les bendiga a todas y todos.

Muchas gracias.