Print Friendly

Muy buenos días, ¿cómo están esos ánimos? Felices, felices, ya escucharon las palabras  de los dirigentes  de las diferentes cooperativas, haciendas.

Desde hace muchos años se viene haciendo y trabajando para mejorar la vida de nuestros trabajadores y trabajadoras de la tierra. Si comenzáramos a escuchar la historia de cada hacienda encontrarán ustedes ahí el relato de cuánta ilusión, de cuánta esperanza, de cuánto tiempo de espera, pero yo les felicito a ustedes porque han tenido fe y el que tiene fe se hace realidad la justicia, felicidades por tener fe, no la pierdan nunca. La fe es lo más grande que nos ha dado Dios, de tener esperanza, de que la vida tiene tiempos difíciles, pero puede tener tiempos muy felices y agradables.

He escuchado las palabras con mucha atención, salidas de lo más profundo del corazón, que expresan también lo que ustedes sienten. Ya vamos a tener dos meses de haber llegado al Gobierno, hemos estado trabajando para hacer los programas y los planes para hacer realidad nuestras promesas; pero más que todo con el propósito de mejorar la calidad de vida de ustedes.

Necesitamos que los salvadoreños sean felices, los salvadoreños y las salvadoreñas debemos de aspirar siempre ser felices y el Gobierno nuestra obligación es ayudar a ser feliz a la familia, a ser feliz a cada uno de ustedes, a cada salvadoreño y a cada salvadoreña; por eso es que estos últimos días, de los primero días, yo sé que una de las grandes necesidades de toda nuestra población es estar sano, estar saludable y que hemos avanzado grandemente en el sistema de salud y que hemos hecho una reforma de salud que es ejemplo en América Latina y  muchos países del mundo, porque donde no llegaban médicos están llegando médicos y están llegando especialistas y vamos a trabajan por darle prioridad a la atención salud primaria, para que ustedes puedan estar sanos  y cuando necesitan ir a los hospitales sea porque no hubo oportunidad de tener una primera fase de la salud, que es la atención directa en sus comunidades, en sus hogares, enseñarles los hábitos higiénicos, como vivir bien, pero también como nosotros tenemos una cultura también de preservar nuestra vida.

Y por eso fui a visitar por primera vez al Hospital Rosales, todo mundo se quedó sorprendido ahí, todos los días allí llegan mil 600 pacientes y de eso mil 600 pacientes, ochocientos o casi mil, la mayoría son personas que viajan del interior, que tienen enfermedades pulmonares, del corazón, de los riñones, tienen diabetes, tienen hipertensión, por lo general son personas adultas pero hay también niños. Y además me encontré con la realidad de que hacían cola y que cuando ya llegaban a la ventanilla por la medicina, le decían mire se nos ha escaseado no hay medicina y viajaban.

Eso lo vimos con la Ministra de Salud, la doctora Violeta Menjívar y vimos que eso no podía ser que había que responder rápido, buscamos los recursos y esta semana anterior fui al hospital con once camiones llenos de medicamentos para las personas adultas mayores. Ya estamos actuando, ya proyectamos, ya hicimos nuestros programas, ya hicimos nuestros planes, ahora tenemos que comenzar a que la gente  lo vea y lo palpe, que sea una realidad.

Después visité una escuela, porque para mí lo más importante de un ser humano es tener salud y educación, si esa persona tiene salud y educación tiene oportunidades, por eso que del Gobierno son las dos prioridades, el sistema de salud y el sistema de educación. Fuimos ahí a ver la reconstrucción de esa escuela, pues tenemos que mejorar las escuelas, muchas escuelas están en situación no adecuadas para ser un centro educativo, tenemos que invertir en ellas para repararlas, reconstruirlas.

Y ahora estamos ya entregando escuelas reparadas, escuelas construidas y vamos a seguirlo haciendo y estamos trabajando por hacer realidad mi promesa de darle oportunidad a los niños y a las niñas que van a los centros educativos que tengan acceso a la computadora, estamos trabajando para que aquellos jóvenes bachilleres puedan estudiar desde su casa en una universidad en línea en todo el país.

Estamos trabajando por hacer realidad una mayor educación para ustedes, para sus hijos y queremos terminar con las personas que tuvieron oportunidad de aprender a leer y escribir, y queremos terminar con el analfabetismo aquí en el país, queremos que en El Salvador todos, todos los salvadoreños sepan leer y escribir.

Y hace poco también estuvimos en el Puerto de La Libertad sobre la carretera Litoral inaugurando un puente, puente que había sido destruido por el Stan en las lluvias del Stan; ahora estamos en lo contrario verdad ya no están las niñas, sino que está el Niño y el Niño lo que produce es sequía y la Niña lo que produce son grandes inundaciones.

Pero estamos trabajando también para que ustedes sus productos no sean afectados, estamos  ahí con el Ministro de Agricultura, él ya presento todos los programas que tiene para enfrentar el problema de la sequía, que las valoraciones, los diagnóstico que se han hecho que es un Niño moderado, no es un Niño violento que puede en cualquier momento llover y las tormentas dicen que pueden ser copiosas y con mucha electricidad, son los fenómenos del cambio climático que vive el país, que tenemos  también que adecuarnos a ello.

Pero es importante ahora estar acá, en la cooperativa La Ceiba, gracias hermano por tus palabras, sinceramente te las agradezco, pero yo cumplo porque vos has luchado y es el reconocimiento a ustedes, es el reconocimiento a todos ustedes que nunca dejaron de tener fe, que iban a ser propietarios de esa parcela.

Saludo a todos los habitantes de este cantón, de este caserío, caserío Cantora del cantón El Tecomatal de San Miguel, pero también saludo a todos los que están aquí de La Unión, fuerte aplauso a todos los que están de La Unión, todos los que están de Usulután también, fuerte aplauso, todos los que están de Morazán, fuerte aplauso para todos ustedes y claro en el departamento anfitrión y el municipio anfitrión un fuerte aplauso también, un fuerte abrazo a todos los hermanos de San Miguel y hermanas de San Miguel.

Y este día para mí también es especial porque ya he andado mucho en la ciudad tenía que venir a estar con ustedes. Y para mí es un agrado estar aquí en esta cooperativa compartiendo con todos ustedes, que este gobierno siguiendo la obra dejada por el Presidente Mauricio Funes, al que yo pido un fuerte aplauso al Presidente Funes que les ayudó y les benefició con tantos programas, nosotros estamos obligados a seguir, pero más que todos es terminar la desigualdad entre el campo y la ciudad, tanto el que vive en el campo como el que vive en la ciudad son personas, son seres humanos, tienen los mismos derechos y sobre esa base es que nosotros vamos a continuar con todas las políticas.

Quiero saludar a todas las personas que nos acompañan, a la señora diputada y al señor diputado de la honorable Asamblea Legislativa, Margarita Rodríguez y Santiago Flores, la señora Presidenta del Instituto Salvadoreño y Transformación Agraria Karla Mabel Albanés, yo pido que se pare y le den un fuerte aplauso, ella ha hecho realidad esta obra de ustedes; y es una mujer miren, tenemos que aprender los hombres, las mujeres son eficientes; y saludar a todos los funcionarios del ISNA que la acompañan, al señor gobernador departamental de San Miguel, Ricardo Osmín Canales y demás gobernadores presentes, a los señores miembros del gabinete que me acompañan aquí, un gran trabajador es el Secretario de Comunicaciones y además también de Gobernabilidad, con él estamos platicando con todos los sectores, con los empresarios, con los trabajadores, con las iglesias, porque solo juntos podemos salir adelante.

Lo que queremos es unir a todo el país para resolver el problema de la pobreza, para resolver el problema de la inseguridad y para generar mayor empleo para todos ustedes y sus familias.

También me acompaña el Secretario Privado, que es el licenciado Manuel Melgar, que también anda conmigo.

Quiero saludar al señor comandante de la 3ª Brigada de Infantería, el Coronel de Infantería de Estado Mayor, Alexander Enrique Aguirre, muchas gracias por acompañarnos.

La Fuerza Armada está jugando un rol muy importante, ahora en tiempos de paz, ustedes los han visto actuando ahí, cuando mucha lluvia, cuando hay inundaciones, ahí está la Fuerza Armada. Ahora ante esta alerta permanente que tenemos sobre el Volcán Chaparrastique, pues también la Fuerza Armada ahí está presente y lista para atender a todas aquellas personas que puedan ser dañadas por ese fenómeno. Y también trabaja muy fuertemente en garantizarles seguridad a todos ustedes.

Por eso yo pido un fuerte aplauso para la Fuerza Armada, que merece nuestro respeto.

Quiero saludar al señor Comisionado, jefe de la delegación de San Miguel de la Policía Nacional Civil, Raúl Ernesto Ábrego, muchas gracias por acompañarnos.

Quiero saludarlos  a todos ustedes que son los beneficiarios de los diferentes departamentos que nos acompañan, son como mil 271 escrituras que vamos a entregar ahora, o sea que van a ser beneficiados con esta escritura.

Saludar a los amigos y amigas de la prensa que nos acompañan y también expresarles que para mí es un privilegio y una alegría asistir este día a la entrega de escrituras. Se los digo de corazón. Yo no solo me siento feliz, porque seguimos cumpliendo, el que trabaja la tierra tiene derecho a poseerla, sino porque fundamentalmente ustedes son unas familias que necesitan, más y más y más y más de nuestro gobierno, por eso yo me siento privilegiado de estar con ustedes, me siento feliz y alegre de estar este día, es un día de felicidad, porque va a tener propiedad sobre su tierra.

Y compartimos la felicidad de todos ustedes, pero es un logro de nuestro pueblo poder decir hoy que la tierra ha dejado de ser un privilegio para pocos, ya no son pocos los que beneficia, ahora es la mayoría los que se benefician. Y que todos los seres humanos tenemos derecho a la tierra, tenemos derecho a cultivar y hacer buen uso de nuestra parcela, tenemos el derecho a hacer los dueños legítimos de la tierra que trabajamos y habitamos, garantizar el acceso a la tierra es garantizar la realización personal de todos los habitantes de un país y asegurar la alimentación nacional.

Hoy estamos saldando, como ya lo dijeron, saldando una deuda histórica con los salvadoreños y salvadoreñas, aún estamos saldando compromisos que van más allá, que sea que el hermano que a él se lo entregaron en la época de Maximiliano Hernández Martínez, después se entregaron en la época de Osorio, después hubieron otras reformas y se entregó tierra, pero nunca, nunca se les daba su propiedad, conocemos la historia a cuántos despojaron de su tierra, porque no tenían una propiedad, pero eso ya es historia del pasado. Ahora nadie, nadie puede quitarles su tierra, porque ustedes tienen un título y tiene propiedad de esa tierra.

Sé que algunos de ustedes han esperado, como ya lo decían 15, 20 y hasta 64 años para ser propietarios legítimos de la tierra que habitan y trabajan, esa espera terminó. Hoy estamos garantizándoles la posesión, uso y provecho de sus parcelas.

Estamos reafirmando y cumpliendo nuestro compromiso con la justicia social. De nuestro Gobierno siempre verán acciones encaminadas a reducir los niveles de desigualdad. Hoy estamos asegurando la igualdad social y jurídica para todas las familias aquí representadas.

Cuando la administración del Presidente Funes inició la labor de legalizar escrituras de propiedad, se encontró con residuos de la ineficiencia de gobiernos del pasado que nunca resolvieron la situación de inseguridad jurídica en que vivían miles de familias.

Con el Gobierno del Presidente Funes se inició un proceso serio para cambiar esa difícil situación. Sin tintes políticos, sin exclusión de ningún tipo y a través de un arduo trabajo hemos logrado agilizar la transferencia y legalización de las tierras.

Nuestro Gobierno asume la responsabilidad de continuar haciendo realidad el sueño de las familias, de convertirse en verdaderos propietarios de sus tierras. Este día lo estamos demostrando.
Es una verdadera alegría hoy, entregar hoy 1,262 escrituras. Con esta cifra sumamos CUARENTA Y SEIS MIL CUATROCIENTAS SESENTA Y DOS escrituras entregadas en cinco años.  Lo que nunca hicieron  en 20 años, nosotros  lo estamos haciendo en cinco años.

Hemos alcanzado este logro en un tiempo record, superando diferentes obstáculos. Nuestra meta es continuar con este proceso ágil de escrituración y seguir beneficiando a miles de salvadoreños.

En el plan que nos hemos propuesto para los 100 días primero de mi gobierno, tenemos como meta entregar 2000 escrituras a campesinos y campesinas, beneficiarios de los diferentes programas que lleva a cabo el ISTA, tales como: Solidaridad Rural, Nuevas Opciones, Campesinos sin tierra y casos de FINATA.

También en estos 100 días, el ISTA inaugurará la Unidad de Género, con el objetivo de implementar programas a las mujeres campesinas  e indígenas, con el fin de ayudarle a mejorar su condición de vida, y que tengas mejores oportunidades para la obtención de tierra, así como permitirles el acceso a capacitaciones y asistencia técnica.

Vamos a fortalecer el acercamiento con la  comunidad indígenas para avanzar hacia la trasferencia de tierra.

Una muy buena noticia es que gracias a sus escrituras ustedes tendrán beneficios, con mejor  acceso a programas de vivienda, créditos, servicios básicos (agua y energía eléctrica), proyectos agropecuarios, entre otros.

Agradezco a la Presidenta del Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA), Licenciada Karla Mabel Albanés, persona muy capaz y trabajadora que se ha comprometido con todos ustedes en generar servicios efectivos, participativos y transparentes en la transferencia de tierras. Adelante, Presidenta, junto a todo su equipo de trabajo.

La entrega de escrituras ha sido un paso fundamental para iniciar la recuperación de la capacidad productiva de nuestros agricultores. Hoy podemos comprobar logros importantes en el sector agrícola. Entre ellos podemos mencionar:
•        La consolidación del Plan de Agricultura Familiar.
•        El aumento de líneas de créditos blandos para los productores agrícolas.
•        La creación de redes de acopio, almacenamiento, comercialización y distribución de productos.
•        La implementación de la ciencia y la tecnología para la innovación agropecuaria.

Para lograr el desarrollo y reactivación del sector agropecuario y apostar por la sostenibilidad agroalimentaria de El Salvador fue necesaria la inversión de más de $81 millones de dólares.

Los logros son tangibles: hemos generado más empleos, incrementamos la producción de maíz y frijol,  aunque ahora estamos por la sequía, hay especulación o sea  hubo un momento  en que el precio del  frijol estaba tan bajo que los productores  tenían pérdidas porque  vendían barato, ahora se fue al extremo, muchos están especulando con los precios y elevan los precios a más de un dólar, más de 1.25 de dólar.

El Ministerio de  Agricultura  y Ganadería está trabajando para garantizar que el precio del alimento no suba,  porque si no, qué es lo que va a pasar, que las familias de menos recursos no  van a poder alimentarse por el precio alto de ese producto y nosotros necesitamos  que  toda la familia se alimente.

Por ello les decía que estamos mejorando las condiciones de vida de nuestros agricultores y sus familias, propiciamos el crecimiento de asociaciones, cooperativas de medianos y pequeños productores y garantizamos el acceso a créditos.

Hemos alcanzado logros muy importantes, pero seguimos viendo hacia adelante. La visión de mi Gobierno es elevar la producción agropecuaria y agrícola.

Vamos a redoblar esfuerzos para consolidar el programa de alimentación familiar. Aquellas personas que tengan dificultad con su producción  de maíz y fríjol que se les está  secando, que posiblemente si no llueve ya no crece, como les decía, todavía nosotros  no podemos  tomar una medida porque la valoración que estamos haciendo  es de que puede llover, y pueden salvarse, pero aquellos productos, aquellas  familias que tengan pérdidas, porque nosotros  no hablamos todavía de pérdidas, porque todavía no tenemos  una dimensión de que va a dejar de llover todo el año, sí hay sequía, sí van a haber pérdidas, pero ahora los estudios que han  hecho, creen que puede llover, entonces lo que va hacerse es, entregar  alimentos  a las personas y a las familias que tengan pérdidas y vamos  a comenzar a entregar semillas y  asistencia técnica y todo lo que sea necesario para que si eso  que se les perdió ,  que se les secó su milpita, volverles a dar la semilla y  cuando la lluvia comience que ustedes vuelvan a generar el producto, porque no solo es necesario para la alimentación  de su familia, es necesario para el país, porque si no producimos suficiente maíz  y suficiente frijol se va afectar la alimentación básica de todas  nuestras  familias salvadoreñas.

Por eso estamos trabajando que primero no tenga impacto en el productor este fenómeno y segundo que no  tenga impacto en el bolsillo  de los salvadoreños, por eso es que vamos a  prevenir y mitigar el riesgo ante fenómenos  naturales en las zonas agropecuarias  de mayor vulnerabilidad del país.

Recuerden que el ISTA y el Ministerio de Agricultura y ganadería seguirá brindándoles apoyo en diferentes áreas: asesoría legal, asistencia técnica, capacitaciones y muchos servicios más, (…) a la exhortación que les hizo  el amigo aquí de la Cooperativa La Ceiba, que aunque vea  todo sudado  ahí con la  camiseta a los del ISTA atiéndalos, ellos van ayudarles, a ver en que pueden ayudarles.

Y también, todos los  técnicos del CENTA , todos los que trabajan con el  MAG, van a estar  trabajando con ustedes para que no solo sea la entrega de la propiedad, sino que además tengan acceso  a beneficios,  a beneficios que son créditos,  cultivo y además asesoría  para lo que ustedes produzcan generen más  producción.

Por eso comparto  que atiendan  a todas las personas que llegan del ISTA  y del MAG  a  trabajar con ustedes.

Hoy vemos el surgimiento de nuevos propietarios, hoy aquí estamos ante nuevos propietarios que son propietarios  reales de sus tierras. Tienen ustedes una herramienta más para crecer en su economía personal y seguir fortaleciendo el sector agropecuario. Sigamos engrandeciendo a este país, ustedes siendo dueños de la tierra,  se van a unir a todos aquellos que estamos trabajando por engrandecer  nuestro país.

Por eso es que yo les  vuelvo a repetir. Solo juntos podemos  salir adelante, solo juntos podemos  construir un futuro nuevo. Ahí van a tener al frente a mi gobierno, a mis funcionarios  trabajando con ustedes.

Muy buenos días  y que Dios les bendiga