Print Friendly

(…) Es  motivo también de ponernos a pensar, a razonar, a conversar  que aquí hay tiempos de bonanzas, aquí hay tiempos de vacas gordas  como ustedes dicen verdad, y  hay tiempos también de  vacas flacas.

Y ahora, nos hemos enfrentado  a esta situación, pero les vuelvo a decir, sus manos son las laboriosas, esta semilla, este abono, este crédito sin su compromiso de sacar adelante al país, de nada serviría, los sistemas de riego que vamos a entregar, de nada serviría.

Antes los sistemas de riego se entregaban y la gente los vendía, la semilla la vendían, ahora hemos ido aprendiendo  que para vivir bien, para alcanzar  una vida buena, un buen vivir, nuestra fuerza es determinante, nuestra voluntad es determinante.

Yo les felicito a ustedes, porque sé que todo esto  que ahora entregamos, la entregamos a manos benditas, a manos que van a ser producir la tierra y  nos van ayudar a permitir que el país no tenga ninguna crisis alimentaria  y que no falten los frijolitos, el arroz en la mesa de todos los salvadoreños; eso son ustedes, mujeres y hombres comprometidos con la vida, siempre lo han sido, siempre.

Estaban olvidados y cuando llegó el Presidente Funes, retomó la gran misión de reactivar  nuevamente la agricultura y la tierra volvió a  florecer,  y la  tierra comenzó a hacerse verde y a producir productos importantes no solo  para alimentarlos sino también para exportar.

Ustedes son una clave para el crecimiento económico del país, por eso tengan seguro que mi gobierno siempre, siempre los vamos acompañar, nunca los vamos abandonar, estaremos con ustedes.

También es importante que ustedes sepan que nosotros también vemos esta zona como  bien decía nuestro amigo, con el que nos vimos en el monte, que tiempos verdad, pero valió la pena; mira, sin eso  no hubiéramos logrado todo esto que tenemos ahora.

Yo creo  que también quienes se merecen  un fuerte aplauso son los representantes  de la Fuerza Armada porque la Fuerza Armada  han estado junto con nosotros apoyándonos en los momentos más difíciles ellos están ahí, están ahí también.

Por eso yo quisiera decirles que nosotros también estamos proyectando grandes obras, porque queremos hacer de Oriente el  granero del país, volverlo a reactivar, pero queremos hacer de la parte de Oriente, una parte de desarrollo y progreso de  El Salvador.

Estas grandes obras que ustedes conocen, estamos trabajando con Honduras, Nicaragua para convertir la zona  del Golfo en una zona de desarrollo y hemos formado una alianza  entre El Salvador, Honduras y Nicaragua  para unirnos y buscar los recursos para desarrollar esas  zonas que también les pertenece a ustedes.

También, vamos a continuar modernizando los puertos y vamos a modernizar el Puerto de CORSAIN, y vamos a trabajar  en construir  el primer  aeropuerto de vuelos internacionales aquí en el  Aeropuerto Militar Jagüey en La Unión, que además estamos por  concesionar el  Puerto de la Unión, todo eso  va a generar  mayor desarrollo en estas zonas.

Se necesitan buenas carreteras, vamos a mejorar las carreteras, en estos cinco años, nuestra proyección es invertir 772 millones  en mejorar las carreteras, puentes y obras de mitigación en el país,  y en la zona oriental vamos a invertir alrededor de 213.9 millones de dólares.

Vamos a invertir en  torno del Puerto de La Unión, en mejorar las carreteras hacia la Frontera El Amatillo, vamos hacer  la obra  de Zacatillo, el Puerto El Chiquirin, Malecón La Unión y una fuerte inversión en San Miguel en el  bypass.

Y en Usulután vamos a trabajar por el  mejoramiento de los caminos rurales, San Marcos Lempa a  las Canoas, y la carretera El Litoral, para potenciar la zona de San Juan del Gozo  y la Bahía de Jiquilisco en especial en  turismo.

Es decir, necesitamos también  que estas dificultades que se nos presentan no nos nublen ver hacia el futuro, el país  necesita un futuro de prosperidad, de crecimiento económico, de mejorar los ingresos de las personas.

Me decía mi amigo, mira, no estoy descalzo, me pongo zapatos, es posible, tenemos que mejorar los ingresos de ustedes para que tengan  una vida digna  y puedan enviar sus hijos a la escuela y puedan estar saludables.

Ahí una madre  preocupada con su niñita, no sé si ya se fue, como que tenía  una temperatura alta. Vamos a ver si hay aquí una unidad de salud para que te atienda. ¿Hay alguien de la Unidad de salud o del hospital aquí en esta zona? ¡Allá!, mira con él te entiendes  para que atienda a tu hijita cuando termine el acto, porque estamos atendiendo a todas a todos,  se han mejorado los hospitales, hemos dotado de más medicamentos los hospitales.

Y también se del sufrimiento de ustedes por la pérdida de su cosecha y la afectación del agua y la falta de agua.

Pero este fenómeno natural que se nos ha presentado, que nos ha golpeado nos ha dejado una pérdida de maíz de 3.4 millones de quintales y 2.9 millones de quintales en el oriente, aquí en el oriente, y 516 quintales en la zona paracentral.

La pérdida de frijol se estima en 46 mil quintales, 40 mil en la zona oriental y el resto en la zona paracentral.

La superficie que ha sido afectada por la sequía son 86 mil manzanas sembradas de maíz y 2,794 manzanas de frijol.

En cuanto a la producción afectada suman 96 mil agricultores que siembran maíz y otros 8,138 productores de frijol.

El costo monetario de la pérdida por los 3, 4 millones de quintales de maíz perdidos es de 50 millones de dólares.

Ahora estamos acá, ya no solo viendo las dificultades, sino que aquí ahora estamos sembrando esperanza, vamos a hacer en un plan de recuperación una inversión de 15 millones de dólares para hacer frente al impacto de la sequía.

El objetivo es recuperar el grano perdido con una siembra postrera de maíz. Para la siembra postrera se estima que se pueda sembrar más de 88 mil manzanas de maíz, la cual representaría una producción aproximada de 3.6 millones de quintales, semilla de sorgo para 10 mil beneficiarios, entrega de grano para alimentación de familias afectadas, adquisición de sistemas de riegos móviles y un plan contingencial para apoyar a la ganadería. Es el plan de recuperación que tenemos.

 

Por ello permítanme darles un afectuoso saludo a todos los de Usulután y representes de San Miguel que están acá y enviarle a toda la zona oriental, especialmente al sector agrícola representado por hombres y mujeres trabajadores que están acá, y jóvenes también.

Es motivo de alegría para mí reunirme con un grupo de hombres y mujeres que aman a nuestro país. Siempre he tenido en alta estima a los agricultores. Siempre he admirado la dedicación de ustedes al cultivar la tierra, sabiendo que el fruto de su trabajo es bendito.

Ustedes son fuerza motora del país. Ustedes contribuyen a cubrir las necesidades primarias de nuestro pueblo.

Gracias, gracias, inmensamente gracias, dense un aplauso, se lo merecen, gracias por hacernos avanzar hacia la soberanía y seguridad alimentaria y nutricional. Para ustedes nuestro agradecimiento, respeto y compromiso de seguir aumentando la producción agropecuaria y continuar avanzando en la dignificación del agricultor.

Reciban un fuerte abrazo, para ti un compañero, pero para todos un hermano de ustedes, que sueña y trabaja junto a todos los agricultores por un El Salvador más próspero y seguro.

Volver a Usulután y compartir un tiempo agradable con agricultores de la zona genera un momento propicio para que conversemos y reflexionemos. Es oportuno que hagamos una valoración del trabajo que se está realizando en este importante sector, de los importantes logros que hemos alcanzados juntos, y de la proyección que compartimos para seguir avanzando.

El pueblo salvadoreño reconoce que el Presidente Mauricio Funes inició un esfuerzo nacional por la reactivación del sector agrícola. Hemos apoyado integralmente al micro y pequeño productor generando condiciones que nunca antes se habían dado. Se ha facilitado y dinamizado un proceso de desarrollo que nos ha permitido gozar de las mejores cosechas en mucho tiempo.

Hemos profundizado en el tema del acceso a la tierra. A la fecha más de 46 mil escrituras han sido entregadas. Este gran logro significa seguridad jurídica y acceso a grandes beneficios para nuestros agricultores.

Hemos favorecido a más de 500 mil productores con la entrega de paquetes agrícolas. Entregas que se han efectuado sin exclusión de ningún tipo, a diferencia del pasado.

Es un verdadero despertar del sector agrícola. Es muy gratificante comprobar que hemos incrementado la producción de frijol en un 50%.

Lamentablemente hay situaciones que se escapan de nuestras manos, sobre todo aquellas que tienen que ver con las variaciones climáticas. Aprovecho este momento para enviar un mensaje de fortaleza a todos los agricultores que se han visto afectados por la sequía durante el mes de julio. No sólo ustedes se duelen, el país entero lamenta esta difícil situación.

Pero no olvidemos que nuestro pueblo se caracteriza por levantarse ante las dificultades. Nosotros NO somos gente que se cruza de brazos. Lo estamos demostrando ahora: tenemos la capacidad y presteza para contrarrestar los daños sufridos.

El Ministerio de Agricultura está desarrollando un estratégico plan Anti-Sequía para ayudar a los más de 96 mil productores afectados. Se ha previsto hacer una entrega de paquetes de maíz y sorgo en los 10 departamentos más afectados. Hablamos de 63 mil paquetes de semilla de maíz, 10 mil paquetes de semilla de sorgo y 95 mil quintales de fertilizante, para lo cual se ha invertido más de 4 millones de dólares.

Este plan también contempla la adquisición de 104 sistemas de riego móviles y la construcción de reservorios de agua. De manera que nos estamos preparando para mitigar el riesgo, estamos impulsándolo para responder a futuros fenómenos naturales en las zonas agropecuarias de mayor vulnerabilidad en el país. Con esas medidas nos preparamos para enfrentar nuevos fenómenos.

Otra medida muy importante es el Plan de Contingencia en apoyo al sector ganadero, para lo cual se pretende invertir 500 mil dólares.

Como vemos, es un plan integral que beneficiará a los miles de agricultores. A todos los agricultores afectados les invito a buscar ayuda. Pidan asesoramiento al Ministerio de Agricultura y Ganadería.

El MAG está desarrollando un plan de actividades que van desde monitoreo, información y sensibilización sobre el fenómeno, promoción de prácticas de conservación del suelo y el agua, fomento del riego y entrega de semillas.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería inició ayer la entrega de paquetes de semilla de frijol en toda la zona oriental del país. Estos paquetes consisten en semillas de frijol CENTA Costeño 2, resistentes a humedad limitada y altas temperaturas.

Esta distribución de paquetes semilla mejorada de frijol, como el de semilla certificada de maíz, son parte del plan de insumos agrícolas del programa de abastecimiento nacional para la seguridad alimentaria y nutricional que se ejecuta en el marco del Plan de Agricultura Familiar (PAF).

Para la primera cosecha, el Ministerio de Agricultura y Ganadería invirtió un total de 20 millones 224 mil dólares, el cual se distribuyó en paquetes de semilla de maíz y fertilizantes, cubriendo con ello 396 mil manzanas de cultivo.

En esta última fase del programa, el MAG prevé entregar en la zona oriental 77,692 paquetes de semilla mejorada de frijol, que representan el 38.5% de paquetes a nivel nacional.

En esta semana alcanzaremos la cifra de 201,553 paquetes distribuidos en todo el país. Aprovecho para hacer un llamado a todos los agricultores inscritos en el padrón a que se acerquen a los centros de distribución y retiren su paquete. Esta ayuda es para ustedes.

 Refirmamos el compromiso de nuestro Gobierno en el fortalecimiento del sector agropecuario. Creemos que más producción significa más empleos, mejor calidad de vida.

Además de la actividad que hoy nos congrega, durante los primeros 100 días de nuestro Gobierno estaremos desarrollando una serie de acciones concretas en favor del sector agropecuario.

Entre esas actividades se encuentra el relanzamiento del Plan de Agricultura Familiar (PAF), que nos ayudará a consolidar las cadenas productivas ya iniciadas. Otra acción muy importante será el lanzamiento del Laboratorio de Control de Calidad de Fertilizantes. Este proyecto ayudará a que ustedes los agricultores conozcan a profundidad la calidad de los nutrientes de los diferentes fertilizantes químicos que utilizan.

Como Gobierno nos hemos propuesto liderar una gran transformación productiva. Para ello será necesario apoyar todas las actividades agroindustriales y acuícolas que generen valor agregado. Impulsaremos la exportación y aprovecharemos la apertura de nuevos mercados.

Amigos y amigas:

Me llena de alegría intercambiar con ustedes experiencias y expectativas. En todos ustedes veo un verdadero compromiso por el desarrollo de nuestra tierra.  El reto es que sigamos adelante. No olviden que con su trabajo hacen crecer este país.

El emprendimiento de todos ustedes genera empleo y calidad de vida para las familias salvadoreñas. De mi parte tendrán siempre todo el apoyo necesario. Estoy seguro que trabajando juntos alcanzaremos los grandes retos que nos competen como país.

Que Dios haga llover sus bendiciones sobre nuestra tierra. Que Dios nos bendiga a todos.

Muchas gracias a todos.