Print Friendly

 

Este día hacemos entrega de recursos que respaldarán la admirable labor que realizan los miembros de la Policía Nacional Civil, enfrentando día a día toda clase de dificultades para garantizar la seguridad de nuestra gente.

 

La Policía Nacional Civil es una institución que se ha ganado la confianza del pueblo salvadoreño. Garantizan el orden, la seguridad y tranquilidad de la familia, es la principal misión encomendada a cada agente.

 

La filosofía que envuelve la labor policial es, ante todo, servir y proteger a la población salvadoreña. Esta es una vocación de servicio que requiere incluso el arriesgar su vida. Por tanto, es una vocación especial, admirable y digna de reconocimiento.

 

Sabemos que combatir el crimen y la delincuencia no es tarea fácil. Por eso es fundamental que los miembros de la Policía cuenten con los recursos e implementos necesarios para realizar con efectividad tan importante tarea.

 

Reitero ante ustedes, una vez más, el compromiso de nuestro gobierno de continuar mejorando sus condiciones de trabajo y de vida, en reconocimiento y justicia por su contribución a la convivencia y la paz en nuestra sociedad.

 

En este contexto, no puedo dejar pasar la ocasión para recordar también a todos esos hombres y mujeres, miembros de la Policía Nacional, verdaderos héroes y heroínas que han caído defendiendo a la patria en el cumplimiento de su deber. A sus familias, quiero decirles que este Gobierno se solidariza con ustedes, reiterando también el compromiso de brindarles nuestro apoyo y no desamparo.

 

La seguridad ciudadana es una de nuestras grandes prioridades planteadas en el Plan Quinquenal de Desarrollo, donde cada una de nuestras acciones  tiene como centro las personas. Hoy más que nunca la vocación de servicio y protección que caracterizan a los elementos policiales adquiere ese sentido humano, y el propósito es librar a los territorios de la delincuencia para garantizar la tranquilidad y la convivencia en las comunidades.

 

Gracias a este componente humano y cercano con la gente, el buen desempeño de nuestras instituciones de seguridad, tanto la Policía Nacional Civil como la Fuerza Armada, ha logrado que nuestras acciones de seguridad inspiren confianza y respeto en la población.

 

Ahora, hemos puesto en marcha el Plan El Salvador Seguro, estructurado bajo una visión integral y principalmente enfocado en la prevención de la violencia a través del trabajo comunitario, la concertación institucional e inversión social.

 

Estamos trabajando de manera articulada con las municipalidades y las instituciones con el fin de alinear todos los esfuerzos hacia los municipios establecidos como prioridades en el Plan de Seguridad. En varios municipios ya se está trabajando en coordinación con los concejos municipales y actores locales en acciones concretas de prevención.

 

De esta manera, se están ejecutando y diseñando planes en los 10 municipios priorizados para este año y se están preparando otros proyectos para los 16 municipios a intervenir el próximo año.

 

La inseguridad requiere de un trabajo arduo en cuanto a prevención de la violencia en las comunidades, lo cual está estrechamente relacionado a la inversión social. En este sentido, debemos tener presente que la mayor parte del presupuesto general de la nación, que ha sido aprobado, está destinado al área social.

 

En esa misma dirección, cabe destacar que el 73% del Plan El Salvador Seguro está presupuestado para acciones de prevención. Esto significa becas para los estudiantes de escasos recursos, becas vocacionales para nuestros jóvenes, inversión en las comunidades como el rescate y reconstrucción de espacios recreativos, entre otros proyectos.

 

Actualmente existen recursos de inconstitucionalidad con los cuales algunos sectores de la oposición pretenden boicotear la recaudación de fondos para el Plan El Salvador Seguro. Sin embargo, confío en que prevalecerán los intereses de nuestro pueblo. Sin esos recursos no podemos realizar estas acciones de prevención que son tan vitales para combatir de manera integral el crimen y la delincuencia.

 

Amigas y amigos:

 

Para mí es una enorme satisfacción entregar a nuestra Policía Nacional Civil 153 vehículos patrullas, de los cuales 63 han sido adquiridos por la Policía Nacional Civil y 90 por parte del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública. Este es un respaldo muy significativo a la capacidad de movilidad y respuesta de la PNC. Estas unidades vendrán a fortalecer la flota vehicular institucional, en particular a las bases policiales que no contaban con vehículos policiales y sustituir aquellos cuya vida útil ha caducado.

 

De esos 153 vehículos entregamos este día 79, lo que corresponden a una inversión de $2,647,012, y en los próximos días se hará entrega de 74 patrullas más.

 

Además, entregaremos 30 motocicletas patrullas adquiridas por la PNC, con una inversión de 189 mil dólares. Estas motocicletas son recursos de apoyo en su mayoría para bases de la Policía Rural y algunas para la Unidad de Emergencia 911.

 

También haremos en este acto la entrega simbólica de chalecos antibalas, de un total de 4, 500, de los cuales 4 mil son para el uso policial y 500 para el uso exclusivo de unidades especializadas de la PNC.

 

Asimismo, se entrega armamento y municiones para reforzar la operatividad y capacidad de respuesta ante situaciones que ponen en riesgo a la población salvadoreña.

 

Con la entrega de estos recursos queremos corresponder al destacado trabajo que está realizando todas las unidades policiales, en un momento crucial de lucha contra la delincuencia y el crimen organizado.

 

Estas herramientas fundamentales que fortalecen a la Policía Nacional Civil como una institución policial moderna y profesional, hay que destacar que el dinero para la adquisición de estos recursos proviene de los fondos del gobierno.

 

Con esto podemos ver el resultado del buen manejo del dinero del pueblo.

 

Una vez más les reafirmo al pueblo salvadoreño que la seguridad ciudadana es prioridad para nuestro gobierno y que no vamos a descansar en nuestra misión.

 

Una parte fundamental del fortalecimiento a la Seguridad es el apoyo que estamos dando a todos los agentes policiales y miembros de la Fuerza Armada. La semana pasada hicimos entrega de 47 vehículos a la Fuerza Armada para impulsar el apoyo que esta institución está dando a la Policía Nacional Civil en tareas de seguridad ciudadana.

 

Como presidente de la República reconozco el profesionalismo, la capacidad y la entrega de nuestros policías y soldados, unidos en esta gran labor. Reconocemos y aplaudimos su trabajo.

 

Con el propósito de reconocer su trabajo, los ingresos provenientes de la Contribución Especial de Seguridad recaudados, serán destinados a otorgar un bono especial a elementos de la Policía Nacional Civil, a miembros de la Fuerza Armada y custodios del sistema penitenciario. Se está evaluando además que, con lo recaudado de más fondos, se realice un aumento salarial para nuestros agentes de seguridad.

 

Estas contribuciones permitirán mejorar las condiciones de vida y de trabajo de quienes se encargan de brindar seguridad a las familias salvadoreñas. Es justo reconocer de esta manera el esfuerzo que realizan cada día, arriesgando incluso sus vidas por defender a la población.

 

Hoy la Policía Nacional Civil recibe un apoyo sustancial en materia de cobertura del territorio. Mayor presencia policial se traduce en mayor capacidad de respuesta para perseguir el delito. Pero además significa mayor prevención a cualquier manifestación de violencia.

 

Nuestro gobierno está en la disposición de continuar fortaleciendo el trabajo de la Policía Nacional Civil.

 

Con mucha satisfacción le decimos al pueblo que no hemos descansado ni un momento en esta tarea que el pueblo salvadoreño nos ha encomendado de asegurar la paz y la tranquilidad.

 

La Policía Nacional Civil seguirá siendo garante de la seguridad, la tranquilidad y el orden. Mantendremos con firmeza la misión de prevenir y reprimir el delito, pero siempre apegados al respeto de los derechos humanos.

 

Como siempre, invito a todo el pueblo salvadoreño a continuar abrazando la misión de ser un país más productivo, educado y seguro.

 

Muchas gracias y buenos días para todos.