Print Friendly

 

  • Amigos de la Prensa.

 

Uno de los más altos honores que confiere nuestro país es recibir el Pabellón Nacional para portarlo en competencias deportivas internacionales para representar con orgullo, coraje y disciplina a El Salvador.

 

Ese es el compromiso de esta delegación de atletas, entrenadores y guías asumen al recibir el azul y blanco de nuestra Bandera en la que están grabadas grandes hazañas, y sobre todo, la determinación de todo un pueblo por alcanzar sus sueños.
Agradezco tus palabras, Fernando Javier, y a toda la delegación por demostrarnos la fortaleza y espíritu de superación de nuestra juventud, por su decisión de entrenar y prepararse con dedicación y esmero, para alcanzar sus sueños.

 

Con sus triunfos, su espíritu de solidaridad y de buscar siempre trabajar en equipo para alcanzar objetivos comunes contribuye a fortalecer la convivencia y la unidad de nuestra sociedad.

 

Muchas gracias, queridos jóvenes atletas por darnos ese ejemplo de lucha y esperanza.

 

Nuestra gratitud también a sus familias y amistades, que son un invaluable sostén de sus aspiraciones y les acompañan con amor en la vida.

 

Los logros que ustedes han alcanzado y las nuevas metas conquistadas reflejan la nueva sociedad que queremos y estamos construyendo, basada en la unión familiar y la sana convivencia en comunidad.

 

Es por todo ello que entregamos a ustedes con mucho honor el Pabellón Nacional de El Salvador, máximo símbolo de nuestra patria, para que representen a nuestro país en la Cuarta Edición de los Juegos Panamericanos Paralímpicos de la Juventud, que se realizarán del 16 al 26 de marzo en la ciudad de Sao Paulo, Brasil.

Mis mejores deseos a los 24 atletas y a toda la delegación que será parte de esta

histórica competencia internacional.
Mi reconocimiento al Comité Paralímpico de El Salvador y al Instituto Nacional de los Deportes INDES por su liderazgo y esfuerzo para hacer crecer y avanzar el deporte inclusivo en el país.

 

Mis felicitaciones a las federaciones, a la prensa deportiva, a todas las personas y sectores por el acompañamiento y apoyo permanente a nuestros atletas, y a las delegaciones que nos representan internacionalmente.
Como gobierno, a través del INDES estamos respaldando a nuestros para-atletas.

 

Brindamos soporte económico para esta justa, además de facilitar las instalaciones del Estadio Jorge “El Mágico” González, el Palacio de los Deportes y la Villa Centroamericana, entre otros para su preparación.

 

Actualmente, el deporte paralímpico salvadoreño, se ha fortalecido y tiene como propósito contar no solo con destacados atletas que representen nuestro país, sino también contribuir a mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad, y por sobre todo garantizar una plena inclusión ciudadana como lo mandata la Constitución de la República.
Ese es el compromiso de mi gobierno, que se ve reflejado en que las asociaciones deportivas para personas con discapacidad que cuentan por primera vez con un presupuesto asignado para sus actividades.  Hemos destinado 345 mil dólares para el desarrollo del deporte inclusivo a través del Comité Paralímpico de El Salvador y las Asociaciones Deportivas para personas con discapacidad.
Seguiremos apoyando por impulsar el deporte inclusivo es uno de los ejes estratégicos del trabajo que realiza nuestro gobierno a través del INDES.

 

Muestra de ello es que 460 niños, niñas y jóvenes con discapacidad participaron el 2016 en los Juegos Estudiantiles Nacionales.

 

65 de ellos pasaron a formar parte del Programa ÉXITO, y participaron en los Juegos del CODICADER en Nicaragua.
Continuaremos apoyando y fortaleciendo el deporte con inclusión para todas y todos.
Jóvenes:
El Salvador es un país de gente que nunca se rinde. Ustedes representan muy bien esa cualidad de nuestro pueblo.

 

Quiero expresarles nuestro cariño, reconocimiento y respaldo.
Reciban en nombre del pueblo salvadoreño los mejores deseos de triunfos en estas competencias panamericanas.

 

Su participación en los Cuartos Juegos de Sao Paulo 2017 es un claro símbolo de superación, unidad y esperanza de nuestra nación, y abre las puertas también a toda una nueva generación de jóvenes que nos representarán en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Muchas gracias.