Print Friendly
  • El gobernante señaló durante su discurso con motivo de la conmemoración de la Independencia que los más recientes acercamientos con las administradoras de pensiones para evaluar técnicamente las propuestas de reforma, vaticinan un escenario favorable para el acuerdo definitivo. 

 

El Presidente Salvador nchez Cerén aseguró que el acuerdo entre todas las fuerzas políticas para reformar el sistema de pensiones del país debe alcanzarse en este mes de septiembre para evitar graves repercusiones en los derechos de los pensionados y en las finanzas públicas.

“Ya no hay excusa en seguir prolongando la discusión, debemos llegar a un acuerdo en este mes de septiembre”, subrayó el dignatario durante su discurso con motivo de la conmemoración del 196 aniversario de la Independencia de El Salvador.

El gobernante señaló que su gobierno trabaja por alcanzar un consenso entre todas las propuestas de reforma presentadas. La primera propuesta fue la del gobierno en febrero de 2016, presentando posteriormente una segunda propuesta, en julio de este año, que incluía modificaciones a partir de las discusiones con las fuerzas políticas y el análisis de las demás propuestas presentadas.

Como parte de los esfuerzos por alcanzar el acuerdo, el gobierno contrató al prestigioso consultor Eduardo Melinsky, a quien se le encomendó realizar un estudio actuarial que garantice una reforma que asegure pensiones justas y sostenibles, brindando una base técnica a la discusión de las propuestas.

El jefe de Estado lamentó el bloqueo que su gobierno ha enfrentado por la oposición en la Asamblea Legislativa, situación que, aseguró, está afectando directamente al pueblo salvadoreño.

“A mi gobierno le toca enfrentar el bloqueo que sufre la población por culpa de los grupos de derecha de siempre que defendiendo sus intereses, bloquean económicamente al país, y el principal afectado es el pueblo”, indicó.

“Ante esta actitud negativa, y para evitar una crisis al país, mi gobierno presentó una iniciativa a la Asamblea Legislativa para cubrir en lo que resta del año las partidas presupuestarias desfinanciadas que ascienden a más de 260 millones de dólares”, informó.

Detalló que estas partidas corresponden a los pagos de la deuda con el fondo de pensiones, las pensiones del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada, devoluciones del impuesto al valor agregado a exportadores, devolución del impuesto de renta a contribuyentes, el servicio de la deuda pública y el subsidio a la energía eléctrica residencial

San Salvador, 15 de septiembre de 2017.