Print Friendly

El canciller de la República, Hugo Martínez, presidió hoy el acto de develación de una placa en el centro Escolar “José Rubén Rivera Rivera”, en el Caserío Las Mercedes, Cantón El Zacatal, departamento de Santa Ana, como parte de las medidas de reparación en cumplimiento de la Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso “Contreras y otros Vs. El Salvador”.

Dicha Sentencia fue dictada el 31 de agosto de 2011, por las desapariciones forzadas de Ana Julia Mejía Ramírez, Carmelina Mejía Ramírez, Gregoria Herminia Contreras, Julia Inés Contreras, Serapio Cristian Contreras y José Rubén Rivera Rivera, perpetradas por miembros de las Fuerzas Armadas entre 1981 y 1983. Esta establece, entre otras medidas, la “designación de escuelas con los nombres de las víctimas”.

El canciller de la República explicó que el acto de develación realizado este día, reconoce la responsabilidad estatal en el caso de José Rubén Rivera Rivera, quien fue víctima de desaparición forzada cuando tenía tres años de edad, en el marco de un operativo militar realizado el 17 de mayo de 1983, durante el pasado conflicto armado interno.

Asimismo, recordó que el Estado salvadoreño ha asumido la responsabilidad de estos hechos desde el año 2009; y que en el marco de la actual administración del presidente Salvador Sánchez Cerén se reafirma “nuestro compromiso, más allá de obligaciones legales, como una cuestión de principios, de trabajar por la dignificación de nuestros hermanos y hermanas”.

“La memoria de estos hechos es importante, no porque queramos aferrarnos al pasado, sino porque debemos trabajar por construir un presente inspirado en el ideal de los valores de verdad, justicia y reparación, para aquellos que sufrieron graves violaciones a sus derechos en el pasado conflicto armado”, reiteró el ministro Martínez.

Además, explicó que la designación de este Centro Escolar es una manera de mantener un testimonio perdurable de lo sucedido y un recordatorio para no permitir que este tipo de hecho se repita en el país.

Por otra parte, el canciller salvadoreño destacó el trabajo realizado por la Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños desaparecidos durante el Conflicto Armado Interno. “El trabajo de la Comisión me permite compartir ahora con ustedes una parte esperanzadora de esta historia. Ahora podemos decir que José Rubén Rivera ha sido localizado y que ya ha tenido un reencuentro con su familia, quienes esperaron más de treinta años para conocer su paradero”. Este grato acontecimiento se dio el pasado 25 de diciembre, agregó.

“Los animo a aprender de las lecciones del pasado, aprender de ellas en el presente y fomentar un ambiente de paz y reconciliación para que en el futuro no tengamos que repetir estas lamentables y tristes historias”, enfatizó el jefe de la diplomacia salvadoreña.

En el acto, también estuvieron presentes el viceministro de Educación, Carlos Castaneda; el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos y presidente de la Comisión Nacional de Búsqueda, David Morales; el coordinador de la Asociación Probúsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos, Eduardo García; familiares de José Rubén Rivera Rivera, docentes y estudiantes del referido Centro Escolar y habitantes de la comunidad.