Print Friendly, PDF & Email
  • La Presidenta de la Asociación Promotora de Derechos Humanos de El Mozote agradeció en nombre de las víctimas de la masacre ocurrida en el lugar las acciones implementadas por el gobierno para reparar y aliviar las secuelas de ese crimen.

Las medidas ejecutadas por el gobierno para el cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que responsabiliza al Estado salvadoreño en la comisión de la masacre en el caserío El Mozote (Morazán), han sido recibidas con beneplácito por los familiares de las víctimas y los sobrevivientes del horrendo crimen.

 

“Nosotros los parientes, sobrevivientes de las distintas comunidades, estamos emocionados por el avance del cumplimiento de la sentencia”, aseguró Dorila Márquez, presidenta de la Asociación Promotora de Derechos Humanos de El Mozote, durante el homenaje a las víctimas realizado este sábado, en el cual participó el Presidente Salvador Sánchez Cerén.

 

“A usted, señor Presidente, en nombre de mi muy querida comunidad de víctimas, le agradecemos porque a través de las personas, que usted ha designado, en su administración, hemos avanzado, hemos dialogado, encontrado problemas, pero también soluciones”, aseguró la representante de la comunidad.

 

Márquez reconoció que como parte del Programa de Desarrollo Social Integral de El Mozote y lugares aledaños –coordinado desde la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia– los familiares de las víctimas de la masacre y los sobrevivientes han recibido apoyo directo de instituciones como Ciudad Mujer, el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer, la Secretaría de Cultura, la Secretaría de Comunicaciones, los ministerios de Obras Públicas, Salud y Educación, entre otras.

 

“Aún falta camino que andar, hay temas inconclusos, pero seguimos en el proceso de diálogo para que se cumplan”, aseguró.

 

“No estamos mendigando nada, estamos exigiendo nuestros derechos, recuperando nuestro tejido que fue destruido”, añadió.

 

El Programa de Desarrollo Social Integral de El Mozote y lugares aledaños es implementado por el gobierno salvadoreño desde 2012, luego del reconocimiento de la responsabilidad gubernamental en la masacre ejecutada por el ejército salvadoreño en diciembre de 1981.

 

El mismo contempla 31 medidas de reparación, de las cuales 14 fueron ordenadas por la CIDH en su sentencia, emitida en 2012, y otras 17 han sido incluidas a solicitud de las víctimas.

 

La sentencia incluye acciones que deben cumplir también los otros dos órganos del Estado y la Fiscalía.

 

A la fecha, el Ejecutivo ha invertido más de $10 millones en la implementación de estas medidas.

 

Como parte de estas acciones, el Presidente Sánchez Cerén inauguró durante la jornada de este sábado las obras de reparación de los 3.3 kilómetros de carretera entre Arambala y El Mozote, así como la ampliación de la Unidad Comunitaria de Salud Familiar instalada en el lugar.

 

 

Caserío El Mozote, Meanguera (Morazán), 9 de diciembre de 2017.