Print Friendly, PDF & Email
  • La amistosa reunión, realizada en Beijing, lanza una nueva etapa en materia de relaciones exteriores para El Salvador. Es una visita de Estado histórica, en la cual se establecieron acciones de cooperación inmediata y se firmaron acuerdos estratégicos para el desarrollo en el mediano y largo plazo.

 

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y el Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, se reunieron en el Gran Palacio del Pueblo, en Beijing, en el marco de la primera visita de Estado a esta nación, con la que se abrieron relaciones diplomáticas el 21 de agosto.

Los resultados de esta relación son inmediatos: en el marco del encuentro de los estadistas se firmaron acuerdos de entendimiento y se hicieron importantes anuncios, como la designación de parte de China de recursos para las áreas de salud, educación, suministro de agua, y otros para contribuir al desarrollo y la mejora de la calidad de vida del pueblo salvadoreño, así como la nominación de El Salvador como un destino turístico para la población de China, donde hay de 300 a 400 millones de personas con capacidad económica para hacer turismo en el mundo, incluyendo nuestro país.

El Presidente Sánchez Cerén informó que se desarrolló “un encuentro histórico y exitoso con el Presidente Xi Jinping, fortalecimos la amistad y cooperación solidaria entre nuestras naciones, logrando resultados concretos en beneficio de todos los sectores de la sociedad salvadoreña”.

En la reunión, el mandatario hizo un profundo agradecimiento de parte del Gobierno y pueblo salvadoreño por la donación de 3 mil toneladas de arroz, destinadas a la población afectada por sequías e inundaciones; también agradeció por los proyectos de cosecha temprana, como la dotación de tecnología para educación y salud, agua potable, protección civil y fortalecimiento de recursos humanos, y por la atención a los becarios salvadoreños, entre otros.

El Presidente Xi Jinping afirmó al gobernante salvadoreño que la diplomacia china tiene como principio la política de no intervención y respeto mutuo, así como la cooperación basada en el desarrollo compartido, con una visión de largo plazo y en beneficio de nuestros pueblos.

El Presidente Sánchez Cerén también dijo que la “decisión que tomamos de iniciar relaciones con China es soberana”, la cual reconoce la existencia de una sola nación china, y “estamos convencidos que esta relación es un paso histórico que beneficiará grandemente al pueblo salvadoreño”.

Además, se firmaron acuerdos para programas de cooperación, que permitirán establecer una agenda de trabajo conjunto en el mediano y largo plazo, como facilitar los visados y pasaportes oficiales y diplomáticos.

En materia de educación se estableció un programa de becas para estudios superiores, a nivel de grado y postgrado.

El Banco Central de Reserva (BCR) también suscribió acuerdos de entendimiento que permitirán a El Salvador acceder a una línea de crédito que dinamizará la economía del país.

Con este histórico encuentro presidencial se sientan las bases para avanzar en una relación sólida y fructífera, que contribuirá grandemente al desarrollo económico y social de El Salvador.

Beijing (China), 1 de noviembre de 2018.

Visita de Estado a China