Print Friendly
  • Desde tempranas horas numerosas familias se acercaron al parque Cañas, para disfrutar de todas las atracciones y servicios que acerca esta iniciativa gubernamental, y cuyo fin principal es fomentar espacios de convivencia en las comunidades.

Este sábado 20 de febrero fue inusual para doña Celina Patricia Corvera y sus dos hijos. Desde tempranas horas dejó sus quehaceres en el hogar y se trasladó hacia el parque Cañas, en San Vicente, para aprovechar los servicios médicos que acerca el Festival para el Buen Vivir  a las comunidades en el país.

 

Ella, junto a otros vecinos llegaron desde la comunidad El Milagro para pasar consulta optométrica y general, que son parte de las especialidades que se atienden en este festival, además de ginecología, nutrición, masaje terapéutico, pediatría, dermatología y odontología.

 

“Esta es una idea muy buena del presidente porque ayuda a las familias que no podemos pagar una consulta privada, y que los doctores vengan hasta aquí es mejor, porque nos queda más cerca”, aseguró doña Celina.

 

Pero no solo con atención médica gratuita se beneficia a las familias de las diferentes comunidades donde llega el Festival para el Buen Vivir, puesto que esta iniciativa se ha convertido en una fiesta popular que fomenta espacios de convivencia en los municipios.

 

Más de 40 instituciones acercan sus servicios para atender demandas de los usuarios, así como para brindar asesorías sobre acceso créditos, subsidios, emprendedurismo, entre otros temas.

 

Asimismo las familias pueden comprar desde coloridas artesanías, bisutería, verduras, frutas, dulces típicos, mariscos, productos naturales y muchas otras cosas más, a precios accesibles en el agromercado promovido por el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

 

En esa ocasión se sumó a los atractivos que ofrece el Festival  la venta de  productos elaborados por las Casas de la Cultura de San Esteban Catarina, Tepetitán, Verapaz y Apastepeque los cuales incluían vistosos adornos hechos con materiales reciclados, bisutería, sombreros, bufandas y muchos otros más.

 

Para los más pequeños hubo quiebra de piñatas, juegos recreativos y se regalaron zapatos para niñas cortesía del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE).

 

En el marco de esta celebración comunitaria, se realizó el programa Gobernando con la Gente que también constituye una iniciativa clave enmarcada en la filosofía de trabajo del presidente Salvador Sánchez Cerén de gobernar cercano a la población propiciando espacios de participación.

 

San Vicente, 20 de febrero de 2016.