Print Friendly

Más de 148 salvadoreños se beneficiaron con la entrega de certificados de contribución para viviendas y escrituras de propiedad que realizó hoy el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, a familias de diferentes municipios del occidente del país.

 

Los jefes de hogar que recibieron la ayuda de manos del mandatario salvadoreño y del presidente de FONAVIPO, Rony Huezo, provenían de comunidades como El Arenal, Suquiat, Suncita, El Manguito y Monterrey, todas del departamento de Sonsonate.

 

La entrega se hizo en el marco del Programa Gobernando con la Gente y el Festival para el Buen Vivir que se realizó este sábado en el parque central Saldaña, de Izalco, a donde llegaron los despachos abiertos de las diferentes instituciones para atender las necesidades de los habitantes de la zona.

 

Pero también se beneficiaron familias de comunidades de Ahuachapán y Santa Ana que vieron resuelto su problema habitacional que les quitó el sueño por décadas al no contar con seguridad jurídica y una casa digna.

 

En total se entregaron 10 certificados de contribución o subsidio para vivienda, que son la ayuda no reembolsable que el gobierno otorga a las familias que necesitan construir una casa segura, pero que no cuentan con el dinero para hacerlo. En total la inversión alcanzó solo este día la suma de $30,593.68.

También está un grupo de 17 familias que recibió su título de propiedad gracias a los decretos legislativos No. 344, 848 y 624 que establecen el traspaso de terrenos ferroviarios o vías en desuso a familias de escasos recursos que las habitan.

 

Hay otro grupo de 10 familias que procedieron también a la firma de sus escrituras de propiedad, lo que también les da certeza legal que nadie podrá sacarlas de la propiedad que habitan.

 

En el segundo año de gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, FONAVIPO ha beneficiado con sus diferentes programas sociales a 3,843 familias, unos 15 mil personas con una inversión de $11.97 millones que han contribuido al buen vivir de las salvadoreñas y salvadoreños.

 

 

Izalco (Sonsonate), sábado 14 de mayo 2016.