Print Friendly

El pueblo salvadoreño está disfrutando una de las semanas más esperadas en todo el año: las fiestas agostinas celebradas en honor al Divino Salvador del Mundo. Chicos y grandes participamos con devoción y alegría de una serie de actividades espirituales y de esparcimiento que nos fortalecen como la gran familia que somos.

Me llama profundamente la atención el interés que despierta en todos los salvadoreños estas fechas. La población muy devota no se pierde ninguna actividad religiosa; algunos aprovechan sus vacaciones para ir de paseo con la familia y amigos; y los comerciantes echan a andar todo su empeño e ingenio para obtener ganancias satisfactorias. Sea cual fuere la actividad que hagamos, es parte de nuestra identidad como país.

Dentro de las tradiciones en las que he participado este mes, tuve el placer de inaugurar la feria comercial y de entretenimiento más grande de El Salvador: “Consuma 2014″. Como lo dije ese día, Consuma es una feria multisectorial donde se deja ver el ingenio, la alegría y emprendimiento de los salvadoreños.

La población puede estar segura de que las fiestas de este año cuentan con un estratégico dispositivo de seguridad que garantizará la tranquilidad de las familias. Mi Gobierno impulsará el pleno desarrollo de las fiestas agostinas como un emblema de identidad, convivencia y sana diversión. Creo firmemente en lo esencial que es para toda sociedad que el Estado provea las mejores condiciones para la recreación y el fortalecimiento de las relaciones familiares y de amistad.

Les invito a todos a celebrar estas fiestas a su manera, pero siempre demostrando que somos un pueblo unido, que ama la paz y se esfuerza todos los días para fortalecerla. Recordemos que somos hermanos y todos anhelamos lo mismo: un El Salvador más próspero, seguro y con oportunidades para todos. Que El Salvador del Mundo siga iluminando nuestro camino. ¡Felices fiestas!

San Salvador, 04 de agosto de 2014

Fuente: http://www.elblogdesalvador.com