Print Friendly, PDF & Email

El movimiento artístico de las Colmenitas impulsado por el presidente Salvador Sánchez Cerén y la primera dama Margarita Villalta de Sánchez, se ha convertido en un acontecimiento cultural de una amplitud sin precedentes en la historia de El Salvador.

Por tercer año consecutivo, decenas de colectivos de teatro infantil recorren el país llevando su mensaje de alegría, paz y convivencia con sus actuaciones, cantos y danzas a decenas de miles de personas que se reúnen en teatros, centros escolares, parques y otras plazas públicas para disfrutar las presentaciones.
La oportunidad de una vida más plena para estas niñas y niños la inician muchos meses antes, cuando empiezan los preparativos y ensayos de las obras, con el apoyo de sus familias y dedicados maestros.

Este arte repartido por todo El Salvador en las voces infantiles de los miembros de las Colmenitas es la consagración del triunfo de las políticas culturales del segundo gobierno de FMLN, cuya enorme dimensión e impacto en la vida nacional aún están por evaluar.

“Este Festival es un triunfo de la vida y la esperanza”, afirmó el presidente Sánchez Cerén en un discurso en la gala de inauguración de esta fiesta de la cultura en el Teatro Presidente Nacional, el pasado día 4, cuando los nóveles artistas iniciaron el programa de presentaciones, que abarcará a todo el país.

“Nos emociona ver a los niños, niñas y adolescentes expresarse creativamente, participar y desarrollar sus habilidades artísticas, y generar conciencia en la sociedad sobre la importancia de los valores humanos”, dijo.

“Es el mejor mensaje que nos dan las niñas y niños de que sí es posible este nuevo El Salvador que estamos construyendo, donde todas y todos tengamos oportunidad de una vida más plena”, agregó.

“Todos los que han participado en el éxito de esta gran obra para la felicidad de la infancia salvadoreña son ejemplos de cómo la cultura fortalece el alma de la nación y es un factor esencial de cohesión, identidad y fuerza transformadora de la sociedad”, subrayó el gobernante.

El Presidente recordó que este sueño hecho realidad nació en el anterior gobierno, en el cual fue vicepresidente de la república y ministro ad Honorem de Educación, cuando visitó junto a doña Margarita la sede de la Colmenita en La Habana, Cuba, donde nació este ejemplar movimiento cultural.

“Hoy vemos con mucha satisfacción el camino recorrido que nos confirma que cuando existe voluntad y compromiso es posible hacer realidad los sueños”, afirmó.

“Empezamos con 10 y ya son más de 30 comunidades y municipios que cuentan con su Colmenita, que transforma la vida de los niños y niñas, su entorno familiar y la vida en la escuela, para formar al nuevo ciudadano desde la niñez y a través del arte”, subrayó.

El Tercer Festival Nacional de Teatro Infantil (FESTI) además de la gala inaugural tendrá otras dos, el viernes 19 en el Teatro Nacional de San Miguel y el 26 en el Teatro Nacional de Santa Ana, ambas con acceso gratuito a partir de las 10 de la mañana.
Otras 16 presentaciones se harán en los 14 departamentos en espacios comunitarios por las Colmenitas, la última de ellas en La Unión, en 30 de este mes.
(consultar programación en siguiente vínculo http://www.cultura.gob.sv/colmenitas-llevaran-mucha-dulzura-a-diferentes-puntos-del-pais/

La titular del Ministerio de Cultura, Silvia Elena Regalado, informó que en las 31 colmenitas participan mil 18 artistas infantiles y se trabaja para continuar ampliando el movimiento con la creación de nuevos colectivos.

El Presidente manifestó que este “valioso espacio para la convivencia y una de las principales plataformas para dar a conocer el talento artístico de la niñez”, es ya una de las mayores y más exitosas muestras de la cultura salvadoreña.

“El teatro invita a la niñez a soñar, a experimentar y explorar nuevos mundos. La Colmenita El Salvador promueve una nueva sociedad sobre la base de la convivencia. Apoyémosla con todas nuestras energías para que esta semilla que sembramos y hoy nos da sus frutos, continúe floreciendo”, expresó.

San Salvador, 7 de octubre de 2018