Print Friendly, PDF & Email

Santa Marta, en ciudad Victoria del departamento de Cabañas, es reconocida en El Salvador como un símbolo de la historia más reciente de resistencia, organización comunitaria y apego a la reconciliación y la paz.

Dicha comunidad está formada en su mayor parte por refugiados que durante la guerra, en 1981, tuvieron que huir de la zona por la represión de la Fuerza Armada, y decidieron regresar a su patria en 1987 a pesar de que el conflicto no había concluido. Tras más de seis años en campamentos hondureños, volvieron sin nada, se establecieron y empezaron a trabajar.

Con ese aval de espíritu guerrero, Santa Marta será escenario este sábado de los programas Festival para el Buen Vivir y Gobernando con la Gente, una práctica y estilo de trabajo del presidente Salvador Sánchez Cerén y su equipo, con el fin de entablar una relación más directa con las comunidades, llevando los servicios hasta los territorios y de esta forma atender sus demandas de forma más inmediata.

Para el Festival del Buen Vivir, una iniciativa de la primera dama Margarita Villalta de Sánchez, está prevista la participación de unas 60 instituciones gubernamentales, cuyos directivos tienen la misión de atender las solicitudes de la población con la mayor calidez y diligencia.

Por eso, como ya es habitual Doña Margarita sigue cada detalle de la preparación y organización de estos eventos, precedidos por un diálogo comunitario con líderes locales en un intercambio indispensable que fue calificado por ella de “muy valioso para dar la mayor cantidad de información, aclarar dudas sobre cuestiones importantes y hacerle comprender a la población que el gobierno trabaja por su bienestar”.

Santa Marta, empeñada en construir un espacio donde el hombre y la mujer puedan desarrollarse integralmente y donde su trabajo sea valorado de la mejor manera por su aporte económico y social, tiene hoy mayores solicitudes y exigencias para cumplir con viejas deudas que fueron planteadas durante el Diálogo Comunitario.

Con la mística de la organización, del trabajo y la apuesta por objetivos claros, el presidente Sánchez Cerén se reunirá con líderes comunitarios y titulares de ministerios e instituciones para escuchar demandas, dar respuestas oportunas y buenas noticias como la creación de un bachillerato a distancia y la entrega de 502 computadoras para 22 centros escolares del municipio.

Será una jornada para iniciar una nueva etapa de la mano de las autoridades del gobierno central, departamental y municipal para solucionar viejos problemas como la titularización de las tierras, mejoramiento de las viviendas, ampliación de los servicios de agua potable y energía eléctrica, terminación de la plaza central de Santa Marta y la generación de empleos para profesionales de la localidad.

En esta edición del Festival para el Buen Vivir, la población tendrá a su disposición consultas médicas gratuitas, servicios de atención ciudadana, mercado solidario con productos locales, actividades recreativas, deportivas y culturales con grupos de danza libre y folklórica de la zona y la presentación de bandas estudiantiles.

Así, Santa Marta se convertirá en una gran fiesta popular, pero también en escenario de convivencia, participación, intercambio de ideas, planteamientos e inquietudes sociales, pero lo más importante de mostrar sus éxitos y aspiraciones y de compartir con el presidente Sánchez Cerén y demás autoridades del actual gobierno, quizás como nunca lo soñaron sus pobladores.

El Festival para el Buen Vivir y el programa Gobernando con la Gente se transmiten a través de la señal de Televisión de El Salvador (Canal 10) y Radio Nacional.