Print Friendly, PDF & Email

A San Julián, municipio del departamento de Sonsonate en el occidente del país, llegarán este sábado 18 los programas Festival para el Buen Vivir y Gobernando con la Gente, iniciativas que desde 2014 se han convertido en escenarios de convivencia y participación ciudadana con un amplio intercambio entre la población y representantes de diferentes entidades como servidores públicos en función del bienestar popular.

Para lograr un desarrollo efectivo y el mayor éxito posible, hoy sus organizadores revisaron y ultimaron detalles tal como ha orientado la primera dama Margarita Villalta de Sánchez, principal gestora e impulsora de estos eventos programados cada 15 días en diferentes parajes de la geografía nacional.

Desde la primera versión de estos novedosos encuentros, el 28 de junio de 2014 en la comunidad Las Palmas, San Salvador, hasta la fecha mucho se ha logrado en la efectividad del diálogo e intercambio con la población, el acercamiento de los servicios de todas las instituciones gubernamentales a los territorios, presentaciones culturales y en espacios de convivencia y recreación para todas las edades.

Pero ahora con el concepto de trabajar para y por las poblaciones más apartadas y necesitadas, ambos programas visitan comunidades y proyectos en marcha, porque lo importante es conocer en el terreno cómo piensa, vive y trabaja el salvadoreño, qué espera de las instituciones, de sus dirigentes y representantes en el ejercicio democrático de gobernar todos juntos.

Este sábado en San Julián, el presidente Salvador Sánchez Cerén y parte de su gabinete de trabajo se reunirán con líderes y representantes comunitarios para escuchar demandas, insatisfacciones y aspiraciones y, lo más importante, presentar soluciones inmediatas, proyectos de utilidad social, algunos ya en marcha como la reparación de la calle principal de acceso al municipio acometida de inmediato por el Ministerio de Obras Públicas a pocas horas de plantearse esta demanda.

Y lo más importante, brindará un mensaje de aliento e impulso para seguir avanzando con los programas y transformaciones que lleva a cabo el actual gobierno.

La población de San Julián o Cacaluta, como se conoce por su origen pipil, sabe que el trabajo coordinado de las comunidades con el gobierno central son la clave para el progreso local y la construcción de un El Salvador con bienestar y desarrollo económico, social y cultural.

Su población calculada en unos 18 mil habitantes tendrá la oportunidad de ser representado por sus líderes comunitarios durante el intercambio con el presidente Sánchez Cerén, quien seguro informará sobre las decisiones adoptadas para dar respuestas concretas y oportunas a las peticiones de la población.

Por eso el llamado para el próximo sábado es que ministros y titulares de las más de 60 instituciones que participarán en el Festival para el Buen Vivir atiendan e intercambien con la población, y se den las primeras respuestas a las demandas planteadas en reuniones previas y en el Diálogo Comunitario, efectuado este miércoles, y en el que se acordó un Comité de Seguimiento para velar por el cumplimiento de cada compromiso contraído.

La legalización de tierras, proyectos para garantizar el servicio de agua potable y tratamiento de aguas negra con el fin de mitigar la contaminación, la legalización de tierras a cientos de familias, ampliación de facilidades para estudios técnicos y superiores, otorgamiento de becas, talleres de capacitación a jóvenes, creación de espacios recreativos y una red de atención a mujeres víctimas de la violencia son algunas de las peticiones de la gente de San Julián, y que este sábado tendrán seguras respuestas.

También está previsto un derroche de expresiones culturales autóctonas del territorio pues estos eventos coincidirán con el Festival del Maíz de San Julián, celebración popular en la cual se rinde tributo y se dan las gracias por las cosechas de maíz, y se degustan diferentes platos preparados con maíz tierno, tales como elotes asados, atol, tamalitos y riguas.