Print Friendly

Amigos y amigas de la prensa:

Quiero expresar que me siento muy honrado de ser testigo de la firma del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo, conocido como (UNDAF), que reforzará los beneficios para los salvadoreños y salvadoreñas en diferentes áreas  prioritarias en el periodo comprendido del 2016 al 2020.

Sin duda esta firma es una evidencia de las excelentes relaciones que tenemos con el sistema de Naciones Unidas, relaciones que se basan sobre la confianza mutua que genera el trabajo eficaz.

Muestra de esta confianza  es la visita que recibimos recientemente del Secretario General de las Naciones Unidas, el excelentísimo señor Bank Ki Moon quien nos acompañó para la conmemoración de la firma de los Acuerdos de Paz.

Tal como se lo dije en su momento, quiero reiterarlo este día. El Sistema de las Naciones Unidas ha demostrado ser un aliado estratégico del pueblo de El Salvador, en los esfuerzos históricos y presentes,  siempre acompañando la misión de mejorar la  calidad de vida de nuestra gente.

El marco de asistencia que concluye manejó un monto de alrededor de más de 200 millones de dólares y tenemos la buena noticia que pueden llegar a 300 millones de dólares que sirvieron para temática estratégica  como la lucha por la equidad, la inclusión social y la reducción de la pobreza.

Como saben, desde el 2009 el gobierno está profundamente comprometido con el área social y es precisamente por lo que diseñamos e implementamos políticas , programas y mecanismos en materia de  género, como la Ley Especial  Integral para una Vida Libre de Violencia  para las Mujeres y la Ley de Igualdad, Equidad y Erradicación de la Discriminación contra la Mujer.

De igual manera hemos trabajado en la implementación de la Ley de  Protección Integral de la Niñez  y la Adolescencia, entre otros.

En este ámbito también vimos la necesidad de tener impactos directos en temas de educación y salud, principalmente en la universalización de los servicios que como saben ya hemos logrado una buena medida, pero se retoma en este nuevo marco de asistencia.

En el área de desarrollo económico inclusivo, empleabilidad y trabajo decente, también trabajamos de manera cercana con las micro y pequeñas empresas para su desarrollo, con especial énfasis en aquellas que están impulsadas por mujeres y jóvenes emprendedores.

En el ámbito de la gobernabilidad democrática, reforma y valoración del  Estado, el paso más importante que hemos dado es sobre el camino de la transparencia y a través de la Secretaría de Transparencia y Participación que busca fortalecer en la ciudadanía la capacidad de demandar sus derechos, así como abrir espacios de diálogo y empoderar a diversos sectores para participar e incidir en las políticas públicas; esto es parte de la nueva  forma de hacer  políticas públicas que como Estado estamos  implementando.

Para nosotros la opinión de los ciudadanos y el acercamiento a ellos es lo más importante para poder solventar juntos los problemas que afrontamos, como ejemplo claro de esto tenemos el Plan de Desarrollo Quinquenal 2014-2019, que fue ampliamente consultado, incluso con los salvadoreños en el exterior.

Asimismo, este mismo marco de asistencia que firmamos  hoy, contó con la participación de la sociedad civil y otras organizaciones no gubernamentales para su creación.

En el área de la  seguridad ciudadana y prevención de la violencia, podemos hablar de diferentes capacidades que hemos adquirido en  cuanto a justicia, seguridad y convivencia pero principalmente quiero resaltar la contribución que ha significado para nosotros el trabajo del sistema de las Naciones Unidas con su activa participación en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, un espacio en el que convergen diferentes sectores vivos de la sociedad para buscar respuestas conjuntas a esta flagelo que golpea nuestro país.

 

Finalmente, en el tema de la sostenibilidad ambiental hemos mejorado y fortalecido nuestros sistemas de monitoreo, también estamos generando sinergias con los pequeños agricultores del país, para conocer las medidas que tomaremos para evitar pérdidas en estas áreas que se ven especialmente golpeadas con los efectos de la variabilidad climática.

 

Estimados amigos y amigas, quiero resaltar que el monto de cooperación que estamos firmando asciende a más de 412 millones de dólares, este Marco de Asistencia es una herramienta para la acción conjunta y coordinada de la invaluable ayuda que acogemos como país y la consecución de los objetivos establecidos en el Plan Quinquenal de Desarrollo de El Salvador Productivo, Educado y Seguro, que como saben es nuestra hoja de ruta para el quinquenio.

 

Posibilita también el desarrollo de la reforma de Naciones Unidas, en El Salvador, mediante la implementación del programa unidos en acción.

 

Es por lo anterior que el marco de asistencia permite que se incremente la apropiación nacional de las intervenciones que se hacen a través de estos fondos, a la vez que se reducen los costos de transacción aumentando la eficiencia y eficacia de la ayuda.

 

En él se ven reflejados diferentes temas de fundamental importancia para las proyecciones que como país tenemos, y gracias al cual podemos trabajar en las siguientes áreas de cooperación: bienes y servicios básicos, trabajo decente y medios de vida, consensos, gobernabilidad democrática y políticas públicas, resilencia y entornos seguros y convivencia.

 

Estos temas además se tratarán transversalmente desde una perspectiva de respeto a los derechos humanos, género y brechas de desigualdad.

 

El proceso que se siguió para la formulación de este nuevo Marco de Asistencia, contó con una amplia participación de las instituciones de gobierno, pero también de la sociedad civil que no asegura que estamos trabajando en la ruta correcta sobre las necesidades que más les afectan a ellos.

 

Este esfuerzo fue liderado por la Secretaría Técnica de Planificación de la Presidencia y el Ministerio de Relaciones Exteriores a través del Viceministro de Cooperación para el Desarrollo, para cuyos equipos quiero extender mis felicitaciones, ya que han realizado un importante trabajo para el logro de metas que repercutirán en el buen vivir de la población.

 

Así es que un fuerte aplauso a nuestros amigos de cooperación, nuestro Secretario Técnico por ese trabajo.

 

De igual manera quiero agradecer al sistema de Naciones Unidas y a nuestro buen amigo Robert Valent por la confianza que depositan en nosotros al brindarnos mayores recursos para esta nueva gestión de cuatro años que estamos por iniciar.

 

A todos y todas las presentes les agradezco su atención y que tengan un feliz día.

 

Muchas gracias.